El precio por cinco noches en la finca La Rueda, en Adeje, al sur de Tenerife, y a diez minutos de la playa, asciende a 1.036 euros. Así se indica en diversos portales de alquiler turístico consultados por este diario, donde se informa de que la propiedad consta de piscina, jardín, tres amplias habitaciones decoradas con maderas nobles, tres baños y fastuosa cocina exterior.

El dato no tendría mayor importancia si no fuera porque todo ello está levantado sobre un terreno rústico, con la consiguiente prohibición de edificar, y clasificado como de protección natural por el Plan Insular de Ordenación de Tenerife (PIOT) y el Plan General de Ordenación de Adeje. La parcela mide 2.796 metros cuadrados.

Pero además de esta flagrante ilegalidad, Público ha podido saber que la finca en cuestión pertenece a la hermana del alcalde de Adeje, José Miguel Rodríguez Fraga, de 75 años, uno de los regidores españoles que más tiempo lleva en el cargo: 35 años. También es el presidente del PSOE de Canarias. Toda una institución en la isla, que no aclara a este diario por qué ha permitido semejante ilegalidad a las puertas de su casa, ya que además él reside en la parcela colindante sobre la que se asienta esa mansión ilegal.

Un portavoz de la alcaldía, que confirma que la finca, nombrada con el número 355 del polígono 6 de Adeje, pertenece a la hermana del alcalde, indica a este medio que «el 80% de las Islas Canarias está en esa situación», en referencia a edificaciones en zonas rústicas, y que «seguramente la irregularidad esté prescrita porque la piscina y la casa llevan más de 30 años construidas».

Pero no son tantos años. Según ha comprobado Público a través del catastro de Adeje, el chalé se edificó en el año 2000 y la piscina, en 2002. El citado portavoz habla de «derechos consolidados» en relación a la finca La Rueda, pero lo cierto es que a día de hoy el terreno está clasificado como rústico protegido y la hermana del alcalde, Carmen Nieves Rodríguez Fraga, está alquilando una propiedad donde ha edificado ilegalmente, a tenor del actual Plan General de Ordenación de Adeje, de 2008, y de las normas subsidiarias vigentes anteriormente desde 1985.

No es esta la única irregularidad en torno a las propiedades del alcalde socialista y de su familia. José Miguel Rodríguez Fraga reside en la finca adyacente a la mansión de su hermana, aunque en su caso el terreno es urbanizable desde los años 90, poco después de su llegada al Ayuntamiento, en 1987.

Sin embargo, la finca, donde ha construido varias casas y una capilla, no está registrada a su nombre en el Registro de la Propiedad ni el alcalde la ha consignado en su declaración de bienes, como es obligatorio para todos los cargos públicos. La explicación, según su portavoz, es que dicho terreno procede de la herencia de la madre del regidor, fallecida hace un par de años, y aún no ejecutada. «Pero está a punto de resolverse», dice el portavoz.

El portavoz de la alcaldía de Adeje indica a este medio que la finca de la hermana del alcalde no está afectada por la herencia materna, ya que «se la habría donado su madre en vida o se la habría cedido», insiste este cargo en desvincular la finca 355 de la herencia del alcalde.

La casa del ‘marqués’

Así conocen en Adeje la residencia del alcalde. Varias fuentes han coincidido en señalar a este diario que tanto la finca 355 como la que habita el alcalde y su familia al lado forman parte del mismo complejo, al que identifican como la residencia de Rodríguez Fraga. Pero el portavoz de este lo niega. «Son fincas diferentes».

Además de los terrenos logrados por herencia, el alcalde y su esposa, dedicada precisamente al alquiler turístico, han ido haciéndose con más fincas circundantes. Por ejemplo, la finca 354 del polígono 6 (1.979 metros cuadrados), pegada a la 355, es propiedad de la mujer de José Miguel Rodríguez Fraga, según el Ayuntamiento. El matrimonio compró en febrero de 2019 la finca 349 (459 metros cuadrados), según el Registro de la Propiedad. En ambos casos, se trata de solares rústicos sobre los que en la actualidad está prohibido edificar. 

Otras tres fincas rústicas en el mismo polígono suman unos 7.500 metros cuadrados que el alcalde atesora quizá a la espera de que se recalifiquen las tierras, como ya está ocurriendo en el polígono 6 con algunas parcelas.

Imagen de la finca La Rueda en un portal de alquiler turístico.
Imagen de la finca La Rueda en un portal de alquiler turístico. — brujulea.net

En concreto, en octubre de 2021 se inició el proyecto de recalificación por convenio urbanístico entre el Ayuntamiento y los propietarios de las fincas 300, 243 y 242 del polígono 6.

Una familia dedicada al ladrillo

El alcalde Rodríguez Fraga, nombrado el año pasado presidente de la Asociación de Municipios Turísticos de Canarias (AMTC), atesora un importante patrimonio inmobiliario. Según su declaración de bienes de 2019, posee 18 inmuebles urbanos y cuatro fincas rústicas, aunque existen discrepancias entre lo que declara y lo que acredita el Registro de la Propiedad.

Por herencia recibió todo un edificio en 1999 en el centro de la localidad, una de las que tienen el suelo más caro de todo Tenerife. El bloque consta de ocho pisos y de un local comercial.

Su esposa y una de sus hijas se dedican a la gestión inmobiliaria, en concreto al alquiler vacacional, a través de la sociedad Inversiones Ejeda SL. Esta empresa se unió a Jocla Inversiones Inmobiliarias SL en 2013 para la construcción de doce viviendas y locales en la zona costera de La Caleta. 

En la actualidad, Inversiones Ejeda SL posee cinco pisos y varias plazas de parking en La Caleta, como ha podido comprobar este diario. No son sus únicas posesiones. En la parcela pegada a la residencia del alcalde, justo al lado de la capilla de su propiedad, han construido un edificio, «con su licencia de obra», dice el portavoz del Ayuntamiento, con cuatro apartamentos para alquilar.

Edificio de apartamentos turísticos recién construido en una parcela del alcalde y de su mujer, al lado de su residencia.
Edificio de apartamentos turísticos que se está construyendo en una parcela del alcalde y de su mujer, al lado de su residencia, pegada a la capilla que se ve al fondo. Detrás de este edificio nuevo se encuentra la parcela 355, con las obras ilegales. — Público

‘Enchufes’ polémicos

En marzo de 2017 el Ayuntamiento de Adeje contrató a la hermana del alcalde, Carmen Nieves Rodríguez Fraga, como asesora, con una retribución de 32.000 euros al año, según publicó en su día la Agencia Efe. El nombramiento se produjo tras el cese de la hermana como directora general del Gabinete de la Vicepresidencia de Canarias, puesto en el que había permanecido desde 2015. Un hijo de esta también fue contratado a dedo en el consistorio como coordinador de Juventud, pero luego logró una plaza fija como funcionario del Ayuntamiento.

El alcalde de Adeje ya ha anunciado su intención de volver a presentarse en las próximas elecciones, pero su popularidad ha retrocedido esta legislatura. En parte, por su imputación en el caso Monkeys, nombre de un local de ocio nocturno que se ubica en la playa Troya, por presunto delito de prevaricación urbanística.

La consejería de Política Territorial del Gobierno canario y el Ayuntamiento de Adeje autorizaron la ampliación del popular local, contraviniendo presuntamente la normativa específica de Costas que impedía la extensión del local. El Juzgado de Instrucción Número 4 de Arona continúa la instrucción del caso, en el que además de Rodríguez Fraga hay otras 11 personas investigadas.