el

El Gobierno promete «máxima firmeza» pero evita señalar la responsabilidad de Marruecos en la crisis migratoria

El ejército se despliega en Ceuta después de la entrada de unas 6.000 personas, de las que 2.700 han sido devueltas. Sánchez y González Laya mantienen ronda de contactos diplomáticos, pero el Ejecutivo no especifica a qué nivel se está hablando con Marruecos. También evita señalar la acogida del líder del Frente Polisario como la causa de la llegada masiva de migrantes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »