dom. Sep 15th, 2019

Los gomeros, el verano, los bailes y las tonterias de los visitantes

Vale, me mojo

Hermanos mayores. Seguro que conoces alguno

En estos días que La Gomera está siendo visitada, por gente llegada de las islas vecinas, y me he tenido que parar a reflexionar sobre algunos aspectos, que con el tiempo me chirrían como las bisagras de una puerta vieja.

Gente que dicen querer a La Gomera, pero se desesperan y tocan la «pita» de sus coches, o arrojan basuras en los merenderos de nuestro monte, pero ante se han dado golpes en el pecho diciendo lo gomeros o lo buenos canarios que son.

Personas que como una marabunta llegan a nuestras fiestas y ni preguntan cómo estás. No tienen reparos, en decirte como debes vivir o lo que debes hacer para que esto llegue a un grado de civilización óptima, desde sus ópticas claro. Gente que quieren ver a La Gomera como ellos la recuerdan, o sea carreteras sin asfaltar o fiestas con un motor para la luz.

Te critican por tener que vivir con horarios. Esto último lo explico: que cocinas, farmacias, supermercados o bares cierren a una determinada hora. Aquí la gente tiene sus horarios laborales y familias, vale estamos en verano y todo eso, pero hemos decidido vivir como queremos, aunque resulte un disparate. No tenemos precios de «Guachinches», por aquello de: «en Tenerife o en Gran Canaria esto cuesta mucho menos».

Otra cosa en La Gomera usamos, y con orgullo, el «vosotros» y el «os», no infravaloramos a nadie por no utilizarlo. Vamos, por estas tierras somos afortunados de hablar como nuestros abuelos. No somos menos canarios, por mucho que desde otras islas digan que decir vosotros sea una traición a la canariedad. He visto gomeros forzando el habla para no ser ridiculizados por usar el «os». Hace años, y lo digo desde la experiencia, decir que eras gomero significaba ser carne de chiste y bufas. Hoy seríamos carne de memes. Pero recientemente, La Gomera ha pasado del chiste fácil, a convertirse en el caladero de algunos listos que han expoliado nuestros recursos culturales.

Soy gomero y cuando voy a otra isla, nunca critico y digo que deben hacer por esos lares, primero porque soy canario y donde vaya sigue siendo mi casa. Vivimos en otra isla con sus reglas y sus costumbres. Soy gomero y con ese orgullo muero, hay quién por mucho que quiera no puede decir algo así. Me alegra que nos visiten y que podamos compartir espacios todos juntos, pero ni somos tan paletos (creo que ser un «mago» es una distinción nobiliaria), ni asilvestrados para ser reconducidos por nuestros «hermanos mayores». Preferimos la «apachería» a la cabaña del tío Tom.

Si visitas La Gomera guárdate tus formas y quejas para ti, como hermano te lo pido. Hacerlo es insultante.

P. D. : los gomeros damos los buenos días y las buenas tardes, como las gracias y usamos indiscriminadamente el por favor. Una cosa más, los camareros tienen nombre, no se llaman «jefe».

Gracias por leerme

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »