El último mes del año 2021 ha terminado con una caída en el total de personas paradas en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) de 76.782 en relación con el mes anterior. En valores relativos, el descenso del paro ha sido de un -2,41%. De esta manera, diciembre marca un nuevo récord al acumular diez meses consecutivos de descensos, el periodo más largo de la serie histórica en el que la bajada total de parados es de 902.884 personas.

Según los datos publicados este martes por los ministerios de Inclusión y de Trabajo, el número total de personas desempleadas se sitúa en 3.105.905. Una cifra insólita para un mes de diciembre; la más baja desde el año 2007. Los registros hablan de un descenso en el número de parados de 140.142 con respecto al inicio de la pandemia, en febrero de 2020.

En términos de afiliación a la Seguridad Social, estamos ante un nuevo máximo histórico de 19.824.911 cotizantes tras ganar en el conjunto del año 776.478 ocupados (+4,07%), su mayor incremento anual en 16 años, cuando el sistema incorporó 968.000 trabajadores.

Si comparamos los datos con diciembre de 2020, el paro ha descendido en 782.232 personas. Por sectores económicos, el paro registrado desciende en Servicios 64.809 personas (-2,88%), en Agricultura 4.530 personas (-3,02%) y entre el colectivo Sin Empleo Anterior, que registra a 16.702 personas menos (-6,13%). Sube en Construcción en 7.505 personas (3,00%) e Industria 1.754 personas (0,68%).

El empleo femenino, en máximos

De los más de 776.000 afiliados medios que sumó la Seguridad Social en 2021, algo más de la mitad, el 52%, eran mujeres y uno de cada cuatro, extranjeros. En concreto, la ocupación media femenina creció en 2021 en 407.355 afiliadas (+4,6%) y cerró el año en un nuevo máximo histórico de 9.292.070 mujeres cotizantes. La afiliación masculina, por su parte, aumentó en promedio en 369.123 ocupados (+3,6%), hasta sumar 10.532.841 trabajadores.

El Régimen General, el más numeroso del sistema, ganó el año pasado 719.268 afiliados medios (+4,6%), hasta un total de 16,43 millones de ocupados, mientras que el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) sumó 56.990 nuevos cotizantes (+1,7%) y acabó 2021 con 3.328.398 ocupados. El Régimen del Mar, por su parte, registró 342 altas en el año (+0,57%) y sólo el Régimen del Carbón perdió afiliados respecto a 2020, un total de 121 (-10,7%).

La hostelería lidera la ocupación

Como era de prever, la hostelería ha liderado el aumento de la ocupación en nuestro país. Lo ha hecho tanto en términos absolutos como relativos, tras ganar 180.169 nuevos cotizantes respecto a 2020 (+17,7%). Junto a la hostelería, destacan también los aumentos absolutos en el comercio, con una cifra de 91.945 ocupados más.

Además de la hostelería, sobresalen en valores relativos actividades artísticas y de entretenimiento, ámbitos que experimentaron un repunte anual de afiliados del 16,2%, e información y comunicaciones, con casi un 8,8% más de ocupados que en 2020.

En la parte baja de la tabla nos topamos con las actividades financieras y de seguros, cuya caída se cifra en 6.197 cotizantes menos (-2%), así como en las actividades de los hogares como empleadores de personal doméstico (-803 ocupados).

Una serie histórica

Se trata de datos que invitan al optimismo y que refuerzan una tendencia positiva. El pasado mes de noviembre se obtuvieron cifras récord tanto en caída del paro registrado como en creación de empleo. El número de parados bajó en 74.381 personas y se situó en 3,18 millones de desempleados; la cifra más baja en un mes de noviembre desde 2008 y por debajo de los niveles previos a la pandemia de la covid, según los datos del Ministerio de Trabajo.