Luz verde en el Congreso de los Diputados a los Presupuestos Generales del Estado para el año 2023. Las cuentas, que ahora deberán continuar su tramitación en el Senado, han sido aprobadas este jueves en la Cámara Baja con 187 votos a favor, el mismo apoyo que obtuvo en las cuentas de 2021 y uno menos que en las de 2022. En contra han votado 156 parlamentarios, mientras que el BNG se ha abstenido.

El Gobierno de coalición logra así sacar adelante sus terceros Presupuestos consecutivos en tiempo y forma, tras conseguir el apoyo de la mayoría de los socios de investidura. Los primeros en decantarse por el ‘sí’ fueron los diputados del PNV el pasado domingo, a quienes el lunes se sumaron los de Más País, Compromís y el Partido Regionalista de Cantabria. El martes, el PdeCAT y EH Bildu anunciaban que también votarían a favor.

Finalmente, Esquerra Republicana confirmaba este mismo jueves que también la formación independentista apoyaría las cuentas con el voto de sus 13 diputados. En esta ocasión, sin embargo, el Ejecutivo no ha contado con el apoyo de Teruel Existe porque no ha aceptado su propuesta de elevar las bonificaciones en cotizaciones sociales en provincias despobladas.

Primera reacción de Pedro Sánchez

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha calificado como una «muy buena noticia» la aprobación de las terceras cuentas públicas del Gobierno de coalición, las cuales «consolidan esa estabilidad política» para hacer frente » a los desafíos» que tienen por delante.

«Esto es una victoria de una mayoría amplia de ciudadanos, que hoy tienen más herramentas para poder responder con éxito a los desafíos derivados de una guerra como la de Putin», ha valorado en los pasillos del Congreso de los Diputados.

Acuerdos con los grupos

Para asegurarse los apoyos de los diferentes grupos parlamentarios, el Gobierno ha alcanzado diversos acuerdos, que contemplan, entre otras cuestiones, más inversiones para Euskadi y Cataluña, medidas relativas al transporte público o la prórroga del tope del alquiler.

En el caso del PNV, el partido obtiene la renovación de la ley del cupo vasco, mientras que EH Bildu apoya los Presupuestos a cambio de la prórroga del tope a los alquileres, un aumento de las pensiones no contributivas y la transferencia de la competencia de Tráfico a Navarra, una medida que ha generado críticas entre la oposición.

El PDeCAT ha dado su ‘sí’ a cambio de la gratuidad de las líneas de autobús de titularidad estatal a partir de 2023 y una partida de 40 millones de euros en inversiones adicionales para Cataluña, mientras que Más País confirmaba su apoyo a cambio de la creación de un Observatorio de Trastornos de Conductas Alimentarias. Coalición Canaria, por su parte, se decantaba por el sí tras acordar la gratuidad de sus autobuses y un plan plurianual de ayudas para La Palma.