Comisiones Obrera, UGT Canarias e Intersindical contra la retirada del tacógrafo en Canarias: solo favorece el abuso de jornadas

Los sindicatos Federación de Servicios a la Ciudadanía de Comisiones Obreras Canarias (FSC-CCOO), UGT Canarias e Intersindical Canaria han mostrado su postura unánime en rechazar una de las reivindicaciones de los empresarios del transporte que han convocado un paro patronal en Canarias. Para los sindicatos, que suman la práctica totalidad de la representación del sector, la retirada del tacógrafono es una reivindicación  profesional, sino la petición al Gobierno de Canarias de una actuación parcial a favor de la patronal y en contra de los trabajadores en un conflicto laboral muy delicado.

Por este motivo, los tres sindicatos se oponen a la retirada del tacógrafo y exigen al Gobierno de Canarias que solicite al Gobierno central la retirada del Real Decreto promulgado por el gobierno de Mariano Rajoy en el año 2014 a petición de los empresarios del transporte y con el beneplácito del Gobierno de Canarias, conformado entonces con una mayoría conservadora.

Dicho decreto contó entonces con el rechazo de las organizaciones sindicales y empeoró sustancialmente las condiciones laborales de los trabajadores del transporte en el Archipiélago. Se tradujo en reducciones del tiempo de descanso entre jornadas y extrañas formas de introducir tiempos de descanso dentro de la propia jornada, lo que favorece la realización de larguísimas jornadas de trabajo.

Un dispositivo en vigor en toda Europa

CCOO, UGT e IC recuerdan que el tacógrafo es un dispositivo asumido con normalidad en toda Europa y en todo el Estado español para el control de la jornada y los tiempos de conducción y descanso de los conductores. Mientras que en el resto de Europa se usa desde los años 80, en Canarias, incomprensiblemente, no entró en vigor hasta el 2010. Durante el tiempo que no existió esa herramienta, las jornadas laborales eran larguísimas, porque no podían ser controladas, por la falta de un dispositivo normalizado. Eso explica que su puesta en marcha se haya traducido en una importante cantidad de sanciones hacia las empresas. Pero la culpa, indican los sindicatos, no es del tacógrafo, sino de los abusos de la jornada.

Sin embargo, los empresarios alegan que las multan obedecen a que los conductores de Canarias se equivocan en la utilización del tacógrafo, lo cual es, para los tres sindicatos, “un insulto pueril e intolerable”. Lo que sucede es que se asignan cargas de trabajo que sobrepasan los tiempos de trabajo en detrimento de los descansos legalmente establecidos.

La correcta interpretación del Reglamento Europeo

Por otra parte, los representantes de los trabajadores recuerdan a la patronal del transporte que, si bien el Reglamento Europeo permite eximir del tacógrafo en las islas con un territorio inferir a  2.300 kilómetros cuadrados, no es menos cierto que ese mismo Reglamento vincula esa exención a “mejorar las condiciones de trabajo y seguridad vial, las prácticas de control y aplicación, así como las prácticas laboralesen el sector del transporte por carretera”. Sin embargo, la retirada del tacógrafo en Canarias en nada contribuiría a mejor esos principios sino, muy al contrario, a vulnerarlos y a generalizar el abuso a los trabajadores de forma impune sin mecanismo de control.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »