0 0
Tiempo de lectura:2 Minutos, 48 Segundos

No se ha demorado ni un día. El Ministerio de Trabajo ha citado a los sindicatos y la patronal el próximo 1 de septiembre para debatir la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) para el final de este año. A nivel oficial, el Gobierno no ha confirmado aún que aprobará el incremento y sigue condicionándolo a que persistan los «buenos datos» de empleo, pero en el seno del Ejecutivo ya se da por cierto y se está negociando a nivel interno. La clave residirá en la cuantía del aumento para la recta final de 2021, que se debatirá con los agentes sociales.

Fuentes del Ministerio de Trabajo explican a este medio que la reunión será de carácter «técnico». Es decir, que no estará protagonizada por la vicepresidenta Yolanda Díaz ni por los líderes sindicales (Unai Sordo y Pepe Álvarez) y patronales (Antonio Garamendi y Gerardo Cuerva), sino por cargos inferiores. El encuentro está previsto para las 10 de la mañana.

En principio Trabajo no acudirá a la mesa con una propuesta concreta de subida del Gobierno, explican desde el Ministerio, sino que van a escuchar a las demandas de los sindicatos y las patronales.

Los representantes mayoritarios de los trabajadores, CCOO y UGT, son favorables a un incremento del SMI que compense la subida de precios, muy elevada en los últimos meses, que roza el 3%. Entre los empresarios de CEOE y Cepyme, el discurso público sigue siendo el «ahora no toca» de principios de año, pese a la mejoría del empleo y el empuje de la economía previsto para el cierre de 2021.

La discusión también está en el Ejecutivo

El debate sobre cuánto subir el salario mínimo no solo está presente en la mesa de diálogo social, sino entre las vicepresidencias de Trabajo y Economía. La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha demandado desde el inicio de 2021 un incremento del salario mínimo, como ha hecho la inmensa mayoría de países europeos. En cambio, la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, y el presidente del Gobierno optaron por retrasar la decisión al segundo semestre del año por «prudencia» ante la situación de crisis por la pandemia, que consideraban que podía entorpecer la recuperación de los puestos de empleo perdidos.

Llegado el verano, Calviño volvió a retrasar la decisión hasta septiembre, pero ahora con un cambio de discurso gracias a la buena marcha de los datos de empleo. Las cifras de afiliación han recuperado prácticamente el nivel previo a la pandemia y el paro lleva varios meses encadenando bajadas históricas, un contexto más favorable del esperado a comienzos de año.

En Trabajo no han perdido ni un día y han convocado a los agentes sociales el 1 de septiembre. Los sindicatos CCOO y UGT llevan meses insistiendo en la necesidad de incrementar los salarios más bajos con urgencia. Aunque consideran que una subida en septiembre llega ya tarde, exigen al menos que el Gobierno la apruebe cuanto antes, ahora que el área reticente del Ejecutivo ha accedido a la petición de Yolanda Díaz.

Como referencia, el Gobierno cuenta con el informe de expertos que encargó para delimitar la senda de subida del SMI hasta el compromiso de situarlo en el 60% del salario medio al final de la legislatura. El comité recomendó un incremento del salario mínimo este 2021, entre el 1,3% y el 2%, según distintos escenarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »