Torres reclama un mayor apoyo económico de la UE para que la recuperación de La Palma tras el volcán

  • El presidente de Canarias se reúne con una delegación de eurodiputados tras la visita de estos a zonas destruidas por la erupción de Cumbre Vieja
  • Los 24,5 millones de euros previstos con cargo al fondo para catástrofes naturales de la UE son insuficientes ante los 1.200 millones calculados en daños materiales

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, afirmó esta tarde, tras reunirse con eurodiputados y eurodiputadas integrantes de la Comisión de Desarrollo Regional del Parlamento Europeo en el Parador Nacional de La Palma, que esta isla merece un esfuerzo mayor por parte de la Unión Europea (UE) a través de sus fondos para catástrofes naturales porque los daños del volcán son muy superiores (hasta 1.200 millones de euros) a los 24,5 millones que se contemplan como tope en la partida existente.

En la rueda de prensa posterior a esa reunión de trabajo, Torres recordó que la comisaria de Cohesión y Reformas, Elisa Ferreira, a las 48 horas de la erupción del volcán ofreció la posibilidad de acogerse a ese fondo para catástrofes, “aunque es verdad que entonces nadie sabía los daños materiales finales. Es más, se presumía que serían mucho menores de los 1.200 millones calculados”.

El presidente de Canarias sí se congratula de que no haya habido ninguna víctima directa por el volcán, “lo que evidencia la importancia de la ciencia y la responsabilidad de la sociedad palmera”, si bien cree que esos 24,5 millones de euros previstos por el momento de fondos de la UE por catástrofes naturales y para la isla de La Palma son claramente insuficientes.

Torres subraya que esa cantidad “siempre se agradece y es bienvenida”, pero considera evidente que es muy baja respecto a los daños materiales ya calculados “por el volcán más dañino de la historia de la UE”. Por eso, y como ha hecho ante el Gobierno de España, la Comisión Europea o en las Conferencias de Presidentes de las RUP, pide que se responda con altura a la tercera fase de la erupción, tras la inicial, la habitacional de emergencia usando hoteles, y la secundaria, la actual, consistente en soluciones provisionales mediante casas de madera o pisos, “que seguiremos entregando en los próximos meses”.

El presidente Torres subraya que ahora queda la fase más importante: “La de redefinir la recuperación de La Palma con criterios medioambientales, de futuro y del siglo XXI que hagan que, lejos de quererse ir de la isla, la gente opte por venir a vivir en ella. En esto, Europa tiene un papel fundamental”, subraya.

Torres considera que, como ha hecho la UE adelantando los fondos para energías limpias tras la pandemia, “es Europa, y no La Palma, la que tiene ahora la oportunidad de plasmar eso en una modélica transformación de la isla con nuevos pueblos que sean modernos, sostenibles y ejemplares dentro de la nueva Europa que queremos hacer entre todos”.

A su juicio, el apoyo público que necesita La Palma para eso es muy inferior a lo que comparativamente se está invirtiendo en esa transformación verde y, por eso, recalca que la isla “se merece” esa apuesta por “las energías limpias, por el ciclo integral del agua, por viviendas dignas, carreteras accesibles, zonas de esparcimiento público y nuevos colegios”.

Torres recordó que el Gobierno de España, el Ejecutivo canario, el Cabildo, los tres ayuntamientos afectados y el Consorcio de Seguros, entre otras entidades, más la sociedad civil han derivado ya unos 500 millones de euros a esta catástrofe natural. “Por este motivo, considero que la UE debe hacer un esfuerzo para impulsar la reconstrucción que necesita La Palma, para que sea portada de periódicos no por sufrir un volcán, sino por convertirse en una isla modélica por su reconstrucción urbana”.

Visita impulsada por la eurodiputada española Cristina Maestre

A la reunión acudió la eurodiputada alemana y socialdemócrata Constanze Krehl, presidenta de la delegación que ha estado en la Isla Bonita, así como los eurodiputados Franc Bogovič (PPE), Alessandro Panza (ID) y Tsvetelina Penkova (S&D), junto con los españoles Marcos Ros (S&D) y Cristina Maestre, quien ha impulsado esta visita. Además, asistió el presidente del Cabildo de La Palma, Mariano Hernández Zapata, y el delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana, junto con alcaldes de los municipios afectados por la erupción.

La delegación de eurodiputados comprobó los daños causados por el volcán en el Valle de Aridane acompañados por el volcanólogo Stavros Meletlidis, del Instituto Geográfico Nacional. La visita comenzó en la plaza de Tajuya, donde existe una visión completa del cono del volcán y la superficie de las coladas. Luego siguió hacia el cruce del barrio de La Laguna, donde la lava se detuvo en su avance hacia el norte.

Constanze Krehl afirmó en la rueda de prensa posterior que se sentían muy satisfechos por visitar la isla para comprobar los efectos de la erupción y las zonas afectadas por la lava, que aún deja áreas con temperaturas por encima de los 100 grados centígrados.

La eurodiputada es consciente de que lo ocurrido no requiere solo de fondos públicos, sino que abarca muchas facetas, como la pérdida de vías o de suelo agrícola. Recordó que la Comisión cuenta con abogados para defender todos los intereses. Por eso, resaltó la reunión de esta tarde y se mostró convencida de que todos están unidos en la solidaridad con la Isla.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »