0 0
Tiempo de lectura:4 Minutos, 0 Segundos

«Hay que tener más coraje para el acuerdo que para el desacuerdo». Así, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha reprochado al Partido Popular su bloqueo en la renovación de los órganos constitucionales, empezando por el Consejo General del Poder Judicial, en la misma semana en la que se ha renovado el consejo de administración de RTVE, a través de «un acuerdo sin vetos, con coraje, con audacia, con valor, a través del diálogo».

Sánchez, en una rueda de prensa tras el Consejo Europeo por videoconferencia de jueves y viernes, ha dicho que «si el acuerdo es siempre conveniente, resulta además imprescindible en un momento como el actual cuando la sociedad está exhausta. Necesitamos el acuerdo para restaurar cuanto antes las heridas de la pandemia y emprender el camino de la reconstrucción». Por eso, ha dicho Sánchez, «no se entiende el bloqueo del CGPJ y el resto. Desde el Gobierno hemos sido flexibles, hemos dado todos los pasos. No se entiende el actual bloqueo, es injustificable, sin horizonte electoral».

Sánchez ha puesto como ejemplo de acuerdo el pacto para renovar el consejo de administración de RTVE: «Hemos visto un consenso que no se alcanzaba desde hace casi 15 años. Todas las partes cedimos, renunciamos, sin vetos, y así ha ganado el servicio público de la RTVE». En cuanto a la reforma legal sobre el órgano de gobierno de los jueces, Sánchez insiste en que «sólo» va a proceder a la reforma de lo que tiene que ver «con el funcionamiento en funciones del CGPJ».

«No puede ser que los días pares el PP llegue a acuerdos y en los impares rechace el acuerdo. No es bueno para la democracia y no lo entiende la mayoría de los ciudadanos de nuestro país», ha dicho el presidente del Gobierno, renunciando así a la reforma para cambiar las mayorías: «Con respecto a los pasos a dar, los irán conociendo».

«Los nombres que se ponen encima de la mesa por parte de las distintas formaciones, no dejan de ser personas con currículum, valía, y creo que hablar de vetos no es la manera de plantear una manera de negociación y el bloqueo no puede ser la alternativa al acuerdo», ha dicho Sánchez al ser preguntado por el bloqueo del PP a la magistrada Victoria Rosell (delegada del Gobierno contra la Violencia de Género) y al magistrado de la Audiencia Nacional José Ricardo de Prada (ponente de la sentencia de Gürtel): «Espero que la oposición abandone el bloqueo, no aceptable en democracia, ante personas que han hecho su trabajo como jueces».

El PP culpa a Sánchez

Antes de la comparecencia de Sánchez, el PP había justificado esos vetos. «El PP quiere acabar con las puertas giratorias entre política y justicia. No quiere que haya ninguna persona que haya realizado actividades políticas en el CGPJ», aseguraba este viernes Enrique López, el portavoz de Justicia del partido de Pablo Casado que, paradójicamente, es protagonista de una de esas puertas giratorias ya que antes de estar en las filas populares fue juez de la Audiencia Nacional y magistrado del Tribunal Constitucional. Según él, «el PP es coherente con las condiciones que ha determinado para alcanzar este acuerdo y que persiguen dos objetivos muy claros: Por un lado, despolitizar el órgano de gobierno de los jueces y, por otro lado, reforzar la imagen y percepción de independencia del poder judicial español».

Por contra y, al igual que Sánchez, desde Unidas Podemos se responsabilizaba del nuevo bloqueo al PP, al considerar que los de Casado buscan el control de los jueces por mera «supervivencia» ante los diferentes casos de corrupción que le afectan. «El PP quiere trasladar su sede de la calle Génova a la sede del CGPJ», ha criticado en rueda de prensa en el Congreso el presidente del grupo parlamentario, Jaume Asens, para recriminar que los populares usen de «excusa» a Unidas Podemos para mantener su «secuestro» del órgano de gobierno de los jueces. En su opinión, los problemas para renovar el CGPJ no radican en un conflicto entre PP y Unidas Podemos, ni siquiera entre los populares con EH Bildu o ERC. «El PP tiene un conflicto con la democracia y con el parlamento», ha sentenciado.

«Regularización del emérito

«Ya dije una vez el sentimiento de perturbación que tenían para el Gobierno todas estas noticias. Pero también dije que aquí no se están juzgando a instituciones, se cuestiona y pone en duda el comportamiento de una persona», ha dicho Sánchez sobre la regulación fiscal de cuatro millones de euros cometida este jueves por Juan Carlos I: «Siento rechazo frente a las actitudes incívicas conocidas en los medios de comunicación. La casa real actual ha marcado un antes y un después, y el actual jefe del Estado tiene todo mi apoyo».

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »