Paremias IV de Juan de Portoplano

0 0
Tiempo de lectura:4 Minutos, 39 Segundos

En el laberinto del mundo, de hechos y datos y entes y cosas e ideas toda vida baila, baila lo mejor posible. En ese infinito mar de lo humano ahí estamos todos, unos en unas épocas, otros en otras. Solo esperemos y esperamos que el mar de verdad y de bondad y de belleza y de racionalidad y de prudencia aumente.

– ¿Están creando medidas y normas, de todo tipo, para que la clase media vaya desapareciendo y disminuyéndose y limándose? ¿Quizás, porque creen, que a menos clase media, es más fácil gobernar, más fácil quedarse con sus recursos económicos, más fácil obtener sus votos y recibir el poder que otorgan estos…?

– Hablan tanto de libertad, pero no permiten tener enfrente alguien que utilice la libertad de conciencia o la libertad de pensamiento o la libertad de expresión. Su libertad termina con su libertad, cómo ellos la definen, en el tema y temas que indican, y en la cantidad que creen conveniente…

– De verdad, lamentablemente, los librepensadores, en cualquier época estorban, lo único que en no-democracias, terminarán en la cárcel o en la muerte, en las democracias, aunque sean éstas limitadas, demasiados terminarán en el ostracismo cultural, en el existir sin ningún eco cultural, o apenas ninguno, la censura social o económica o cultural, le cerrarán todas las llaves de un cierto lugar en la selva de la creación e investigación de significantes y significados.

– Puede que usted esté en mayor trozo de verdad en ese tema o en muchos, pero permítame, acépteme que yo tengo también buena voluntad y busco la verdad-bondad, permítame que vaya evolucionando según mi velocidad…

– Existen multitud de cuestiones o realidades que denominamos filosóficas, algunas se llevan estudiando y analizando desde hace milenios, otras, quizás, de una manera u otra desde hace decenas de milenios, otras quizás desde siglos, otras todavía deben aparecer en el pensar del filosofar. Ciertamente, filosofía podría ser aquello que con la racionalidad se intenta abordar que la ciencia y la tecnología y las matemáticas todavía no lo ha hecho. Por lo cual, el mar es ingente. Aquí se plantearán algunas cuestiones, clásicas o quizás menos clásicas…

– Dar un vaso de agua, es hoy, un acto virtuoso, pero ofrecer una frase lo más correcta y bondadosa y verdadera posible también lo es. Porque con un vaso de agua calmas la sed, de unas horas, quizás incluso salvas la vida a una persona, pero una frase-enunciado-concepto-idea-proposición lo más verdadero-bondadoso-bello-racional y útil posible, puede servirle a un ser humano, durante meses o años o décadas, y no uno, sino a muchos. Cierto es que un vaso de agua a un individuo, en un momento determinado puedes estar salvando a esa persona y a una generación tras generación que podrá surgir-emerger de él o de ella.

– Amarse a si mismo de forma correcta y verdadera, amar a los demás de forma correcta y adecuada, y amar a Dios de forma correcta y adecuada, no solo es lo más difícil de la existencia humana, sino que quizás, es la esencialidad del ser humano…

– Quizás, una persona puede ofrecer grandes frutos y éxitos al Buen Dios, quizás, el resto solo podamos ofrecerle, algunos éxitos y muchos fracasos, aunque hayamos intentado el bien y la bondad y la verdad y la veracidad y la belleza…

– Quizás unos puedan ofrecer al Buen Dios, grandes obras y grandes actos, otros quizás pequeños y modestos actos y acciones, quizás otros, solo pequeñas ideas y frases y dibujos…

– El cristianismo no es solo una moral, o solo una moral muy elevada, sino es una moral incardinada en la gracia de Dios. Es decir, el cristianismo es Dios, que se ofrece y oferta al ser humano para que el ser humano se vaya divinizando, por la propia gracia-don de Dios…

– Lo que se afirma o, y lo que se niega, puede tener consecuencias positivas o, y negativas enormes. Por tanto, el creador de ideas y frases y razones y argumentos, el que las utiliza y no sea creador o productor debe ser muy prudente, porque las consecuencias pueden ser enormes y terribles, en lo bueno y en lo menos bueno. Las generaciones coetáneas y futuras a esos pensamientos e ideas y conceptos con piedad y misericordia, pero con prudencia y realidad y verdad deben analizar esas razones, modificarlas, atemperarlas, matizarlas, para que de ese modo, el ser humano avance en paz y bien. Y, al final, tener piedad del creador de las ideas y argumentos y razones, pero perfeccionarlos…

– A no ser que sea absolutamente urgente, toda reacción debe dejarse un tiempo, y debe pensarse las distintas posibilidades. No escuches a la persona que te exija darle una respuesta o contestación, de palabra o de acto, en el momento. Si no te deja pensar y sopesar, no te fíes…

– No se disfruta de lo pequeño, que es bueno y, entonces se va cayendo en una espiral de la infelicidad. No se alegra de que aquella familia acaba de recibir y comprar una lavadora, y se plantea otro problema afectivo o emocional. Es un camino erróneo y equivocado, es un camino que llevará a mucho sufrimiento y pena, sin sentido…

– Puedes estar al lado de una persona, que con sus errores, es una persona de un alto nivel moral y ético, y no ser consciente de ello. O, estar al lado de una persona de una estructura y nivel moral muy inferior o pésimo y no ser consciente de ello.

http://twitter.com/jmmcaminero            © jmm caminero (07 julio-23 diciembre 2020 cr).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »