sáb. Sep 21st, 2019

La paradoja de Fermi y otras civilizaciones, III

La paradoja de Fermi, lleva en su seno, una cuestión, que dicho autor, en su contexto del programa Manhattan, no infravaloró, es que las civilizaciones pueden extinguirse, o si se quiere, que las especies pueden extinguirse por factores internos y externos, pero llegados, a un nivel, extinguirse a si mismo. Diríamos la paradoja de la Isla de Pascua.

– ¿Cómo una civilización, la nuestra, entendiendo la humanidad como una civilización, u otras posibles, que existan o hayan existido, por qué se han podido extinguir, por factores internos o externos, naturales o sociales?

¿O en positivo, que pasos, o qué fundamentos o qué moral, tendrían que tener las civilizaciones, la nuestra y otras, para que no nos extingamos a nosotros mismos, por factores externos o internos, naturales, sociales, culturales, demográficos, tecnológicos, etc.?

¿Ciertamente, existiendo, como estamos en un mundo, con miles de misiles nucleares, habiendo vivido en una guerra fría demasiado caliente, y teniendo el poder, directo o indirecto de extinguirnos…?

¿Cómo otras civilizaciones, de existir, y mucho más evolucionadas que nosotros, han sido capaces de no extinguirse, digamos una civilización posible que lleve siendo racional, diez millones de años, nosotros llevamos dos, cómo ha sido capaz de no extinguirse, superar los dilemas de la Naturaleza, los dilemas de la sociedad-cultura en estas cuestiones…?

– Bajo la hipótesis de la Tierra especial, es decir, la relación Tierra-Luna, que sería lo exacto indicar y pensar. Dicho de otro modo, que existen cientos de variables, que se han tenido que producir, para que la vida haya surgido en el planeta, se haya desarrollado y todos los pasos sucesivos. Y por tanto, según esta hipótesis, la Tierra-Luna, y la vida que la habita, es un hecho excepcional, porque sería una ecuación con cientos de variables y constantes, además que se produzcan y mantengan durante cientos de millones de años.

Por tanto, esta hipótesis, indica, que solo puede existir vida o vida que se mantenga en el tiempo, en nuestro planeta, vida que pueda desarrollarse durante cientos de millones de años.

Pero la gran contradicción a esta hipótesis, sin negarla tajantemente, es que al menos, existen en el universo cien mil millones de galaxias, y de media cada galaxia, puede tener entre cincuenta mil y cien millones de estrellas, y cada estrella de media cinco o diez planetas. Y esto en un tiempo enorme y en un espacio enorme, y solo en el llamada la materia y la energía de universo visible, sin entrar en el invisible.

Es decir, es tal cantidad de bolas en la mesa del billar del universo, que no parece improbable, que haya surgido sistemas orgánicos, sean de un modo o de otro, una y otra vez, en un lugar o en otro, aunque también hayan desaparecido y surgido, y también en cuanto al paso de sistemas monocelulares a pluricelulares, y de éstos a sistemas con un nivel suficiente de autoconciencia, y de éste a organismos de autoconciencia organizados en sistemas, es decir, civilizaciones…

Aunque las bolas, es decir, las bolas con vida en el billar del universo, puedan ser diferentes, y los sistemas de vida diferentes, y los sistemas de civilización diferentes, incluso imposible de imaginar para nosotros…

– Estamos buscando vida, imaginemos que una sonda pasa por una estrella que contiene una serie de planetas que tiene vida.

Pero esa vida, haya empezado como haya empezado, haya llegado a civilizaciones tan avanzadas, que ya hayan pasado el umbral de lo biológico de su mundo, al nivel de sistemas de informática, pero no como nosotros los conocemos ahora, sino evolucionados estos diez millones de años. Por tanto, digamos, imaginemos, que la vida se ha convertido en ese sistema solar o en ese trozo de la galaxia, en comunicaciones, como “una enorme pasta energética, de comunicación entre sí, que no tiene materia, ni forma, sino que es pura energía inteligente”.

Además esas comunicaciones y esas energías, que nosotros no podemos imaginar. Es decir, podríamos pasar a su lado, estar incluso dentro de ella, y no ser consciente de que existe. Igual que durante milenios, hemos estado dentro de un universo, y solo creíamos que existían unos cuantos planetas y unas cuántas estrellas, e igual, que hemos estado viviendo con microorganismos que no sabíamos que existían, igual que ahora estaremos en realidades, micro o macro que desconocemos que existen, incluso en nuestra galaxia, o si es micro en nuestro planeta. Ni siquiera sabemos lo que hay en la Antártida, o lo que hay en el fondo del mar, ni en la propia galaxia. La realidad es que somos unos completos ignorantes, pero nos creemos enormemente sabios, y somos, somos posiblemente, unos inmorales, en gran medida, aunque nos creemos que somos muy morales, cuándo los mismos derechos humanos de 1948, en la mitad del mundo, la mitad no funcionan, o no son legales…

– El carbono que puede ser, repito podría ser el ladrillo esencial, es capaz, por su estructura combinarse y formar millones de substancias, basadas en el carbono. O quizás el silicio. Pero además el carbono es enormemente abundante en la Naturaleza, hasta donde conocemos. Por lo cual, este elemento ha podido ser la base, no solo de la vida en nuestro planeta, sino en otros posibles planetas de nuestra galaxia o de fuera de la galaxia. Ciertamente, en esa carrera hacia la vida, ha podido tener diferentes trayectorias, incluso algunas inimaginables para nosotros. Igual que aquí, cada año se encuentran nuevas especies, que algunas no podríamos imaginar, igual que ahora hemos descubierto que en el fondo del mar, o en aguas enormemente ácidas, o de gran temperatura, puede existir la vida.

Por tanto, podemos pensar, que la vida, es más probable que exista o haya existido en nuestra galaxia y en otras galaxias. Ciertamente, no podemos imaginar sus desarrollos o evoluciones, hasta dónde han llegado, es decir, si solo organismos monocelulares, o pluricelulares, y de estos, a un nivel suficiente de racionalidad-inteligencia-autoconciencia, y éstos a un nivel suficiente de organización-sistema-civilización, y si éste ha llegado a niveles suprasistemas o supracivilizaciones… ¡Sin entrar en que quince mil millones de años desde el comienzo del universo, o trece mil, son muchos miles de millones de años, y si contamos los últimos siete o cinco mil millones de años, son mucho tiempo y mucho espacio, solo en el universo visible, porque al final, nuestro planeta tiene unos cuatro mil millones de años, y miremos todo lo que ha surgido en él…!

Por lo cual, es más posible y probable que haya surgido más vida en el universo que la nuestra, y también vida inteligente y civilizaciones. ¿Ahora la cuestión es saber, cuánta habrá surgido en cada escala o nivel, y cuánta se habrá extinguido por unos factores u otros, y cuánta seguirá de haber surgido, continúe existiendo, y cuánta y cómo y en qué lugar del universo o de la galaxia existan? ¿Y cómo serán esas civilizaciones o supercivilizaciones y qué querrán ellas de si mismas, y qué querrían ellas de nosotros mismos…, de entrar en contacto unos con otros…?

            http://soliloquios.blogia.com              © jmm caminero (18 junio-18 agosto 2019 cr).

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »