Gatos abandonados, “la protectora de perros” y un ayuntamiento en “las nubes”

En pleno siglo XXI, donde temas como el cambio climático, protección de la naturaleza o el cuidado de nuestro planeta, forman parte de nuestro día a día y se nos insiste en que debemos cuidar este planeta porque no tenemos otro alternativo, hay una isla donde la preocupación por la situación de los animales abandonados es escasa o nula; en particular, se puede decir que, si seguimos concretando, los gatos son los animales que no disponen de ningún tipo de protección, cuidado o atención a sus necesidades básicas.

Los animales denominados domésticos dependen de los seres humanos para su supervivencia, para eso nos hemos comprometido con ellos, para atenderlos y agradecerles el amor incondicional que nos profesan aun cuando los maltratemos o abandonemos, que en estos casos no se sabe quién es más humano.

Reconozco que hasta la fecha, considerándome una persona preocupada por el entorno y los animales, no había fijado la mirada en la situación de los gatos en la isla de La Gomera, pero la vida pone a uno en situaciones muy curiosas y sorprendentes, donde realmente te das cuenta de que no tenemos el foco en lo más cercano.

Hace ya más de un mes que algún desalmado dejó en las inmediaciones de mi vivienda a tres gatos muy jóvenes, con el afán evidente de que ellos mismos sobrevivieran por sus propios medios; lo que en lengua castellana podemos llamar abandono.

Esa persona, como he dicho es un desalmado, pero más lo son aquellos que teniendo algún tipo de responsabilidad legal o moral se han desentendido de esos animales, poniendo excusas bastante peregrinas.

Por un lado, la supuesta protectora de animales de la isla se desentiende diciendo que no tienen espacio, ellos lo único que hacen es esterilizar a los gatos y volver a “dejarlos donde estaban”, o sea un doble abandono de los animales, que supone al final lo mismo que el primer desalmado que los dejó en la calle. Y esta “protectora de perros”, porque son los únicos animales que atienden y recogen, recibe subvenciones públicas y cuotas de socios que quizás no saben cuál es su funcionamiento, lo digo por experiencia propia.

Por otro lado, las Administraciones Públicas que están obligadas legal y moralmente a hacerse cargo de los animales abandonados de su municipio, hacen dejación de sus funciones, porque al fin al cabo sólo son gatos abandonados, que tampoco les molestan y evidentemente no votan en las elecciones.

En el caso que me ocupa, que claramente se puede trasladar a los numerosos gatos abandonados que podemos ver en nuestra isla, a pesar de que se ha informado reiteradamente al Ayuntamiento de Hermigua de la situación de los tres animales, se ha desentendido totalmente, alegando nuevamente que la “protectora de perros” no tiene sitio en sus instalaciones; entonces ¿para qué están ellos ahí?, si no le dan más vuelta a la situación para comprometerse en las malas circunstancias de los animales que están viviendo en la calle en su municipio ¿a qué se dedican?, quizás me pueden contestar de mil maneras: la situación económica, la guerra, los combustibles, la cesta de la compra….. que siendo temas de muchísima importancia no pueden dejar de lado la necesidad perentoria de no abandonar animales domésticos con los que nos hemos comprometido moralmente.

Las Instituciones tienen que ejercer sus obligaciones, sino hay espacio en la protectora se negocia otras salidas, se trabaja a futuro o se realizan cuantas acciones consideren oportunas para salvaguardar la vida de animales en situación de abandono; pero en ningún caso se puede hacer dejación de funciones.

Es urgente que la Administración Pública competente, en este caso Ayuntamiento de Hermigua, se ponga a trabajar inmediatamente en la situación de estos gatos para encontrar una solución alternativa, que no sea dejar en manos de los vecinos la supervivencia de los mismos, porque a ellos corresponde hacerse cargo de estas situaciones, no contribuyendo a un triple abandono de los animales: el desalmado, la protectora de perros y el Ayuntamiento.

EDR

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »