El primer avión español está ya rumbo a Kabul para evacuar al primer grupo de españoles y colaboradores en Afganistán

0 0
Tiempo de lectura:4 Minutos, 30 Segundos

elDiario.es| Este miércoles llega a Kabul el primer avión español enviado en misión de rescate de españoles que se encuentran en Afganistán tras la caída del país en manos de los talibanes. El objetivo es evacuarlos junto con colaboradores afganos, algo que complica la operación en el aeropuerto de Kabul, donde la situación sigue siendo extremadamente tensa. El primero de los aviones españoles, un A400M de las Fuerzas Armadas, salió el martes por la noche rumbo a Dubái (Emiratos Árabes) desde donde ha volado a Afganistán.

En el vuelo viaja un grupo de militares del batallón CIMIC del Ejército de Tierra y del Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (EADA) del Ejército del Aire, que se hará cargo de la operación de evacuación de los españoles y los afganos y sus familiares que durante años han colaborado con España. Según los ministerios de Defensa y de Asuntos Exteriores, la misión del personal que viaja en estos vuelos es «dar respuesta a las difíciles condiciones de la evacuación».

Los A400M tienen capacidad para unos 140 ocupantes, pero la ocupación dependerá del número de personas registradas en las listas que se encuentren en la zona de seguridad del aeropuerto de Kabul en el breve periodo de tiempo en el que los aviones tienen permiso para aterrizar, cargar y despegar.

En Dubái se encuentra también un segundo A400M para participar en la misma operación, vuelo que está previsto que llegue este viernes a Afganistán. Desde el Ministerio de Exteriores no se ha precisado la hora a la que está previsto que los aviones lleguen a su destino final, situado a dos horas y media de vuelo de Dubái.

Junto a ellos, y según ha anunciado hoy el presidente del Gobierno Pedro Sánchez, también se dirigirá a Kabul un tercer avión medicalizado de las Fuerzas Armadas, que ha partido de la base aérea de Torrejón de Ardoz, para participar en la misión de repatriación.

En páginas como Radarbox y FlightRadar24 se ha podido seguir en tiempo real el vuelo del primero de los aviones enviado por España a Kabul, un rastreo que ha estado activo hasta su paso por Pakistán.

Tensa espera en el aeropuerto

De momento, el personal de la embajada de España en Afganistán, los policías encargados de su seguridad y los otros españoles que quedan en el país asiático están en el aeropuerto de Kabul a la espera de poder ser repatriados.

El caos desatado en el aeródromo en las últimas horas ante la presencia de miles de personas que intentan huir ha complicado la salida de los aviones.

Esta situación de tensión y los controles de los talibanes en la ciudad han dificultado que los afganos y sus familiares que España va a evacuar hayan podido desplazarse al aeropuerto de Kabul.

España ha ofrecido a la UE y a la OTAN ayuda para trasladar también a España desde Kabul a personal de estas dos organizaciones .

Con este despliegue se cubre la primera fase de evacuación, que incluye al personal de la embajada y a los españoles que quedan en el país asiático.

También de todos aquellos afganos y sus familias que durante años han colaborado con España en la misión militar y en proyectos de cooperación con tareas como la de traducción.

Controles talibanes dificultan el rescate de afganos

Algunos países como Francia y Alemania ya han comenzado a recibir a personal evacuado en sus aviones militares. En el caso de Alemania, dos aviones -A400M del ejército- han sacado de Afganistán en sendos vuelos a 7 y 125 personas rumbo al país. Sin embargo, el ministro alemán de Exteriores, Heiko Maas, ha alertado en una rueda de prensa junto a la ministra de Defensa, Annegret Kramp-Karrenbauer, que solo están pudiendo acceder al aeropuerto de Kabul las personas con nacionalidad extranjera y que actualmente no están pudiendo evacuar a los afganos que colaboraron con su gobierno, ya que los talibanes han instalado controles en los accesos al aeropuerto y solo permiten el paso a los extranjeros.

Maas señaló que habrá que «encontrar una solución» a la cuestión de los colaboradores locales, que el caso alemán se trata de varios centenares de personas, y que para eso será preciso hablar tanto con Estados Unidos como con los talibanes.

Mientras, en Francia, un segundo avión militar francés evacuó en la noche del martes al miércoles a 216 personas de Kabul, de las cuales 25 son franceses, 184 afganos, cuatro neerlandeses, un irlandés y dos kenianos, que han sido conducidas inicialmente a una base en Abu Dabi. El martes por la tarde llegaron a París 41 personas -entre franceses y extranjeros- del primer vuelo militar francés de evacuación desde Kabul desde que la capital afgana cayó en manos de los talibanes.

El ministro francés de Exteriores, Jean-Yves Le Drian, destacó hoy en un comunicado que esos afganos son miembros de «la sociedad civil que necesitan protección».

La mayor parte de esos franceses y afganos estaban refugiados en la embajada francesa de Kabul, que por razones de seguridad ha trasladado sus servicios al aeropuerto de la capital afgana.

También Italia ha evacuado ya de de Kabul a 85 personas, sobre todo excolaboradores afganos y sus familias, que está previsto que lleguen este miércoles a Roma. Está previsto que otros dos aviones salgan de Kuwait para recoger a unas 150 personas más en Kabul y que sean llevadas a Italia.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »