Cospedal con Mariano Rajoy

0 0
Tiempo de lectura:4 Minutos, 18 Segundos

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón ha acordado citar como investigados a la ex secretaria general del Partido Popular María Dolores de Cospedal y a su marido, Ignacio López del Hierro, por delitos de cohecho, malversación y tráfico de influencias en la pieza que investiga el espionaje con fondos reservados al antiguo tesorero de la formación Luis Bárcenas.

La citación se produce ocho meses después de que lo solicitara la Fiscalía Anticorrupción, que pidió que la antigua dirigente del PP y su marido fueron llamados a declarar al tiempo que solicitó esa medida para el ex ministro del Interior Jorge Fernández y el número dos de éste, Francisco Martínez. Fernández y Martínez fueron citados entonces y continúan como investigados. Cospedal está citada esta misma tarde en el Congreso para comparecer ante la comisión parlamentaria sobre esta operación Kitchen.

En un auto fechado este martes 1 de junio, García Castellón también cita por los mismos delitos al exjefe de Gabinete de Cospedal, José Luis Ortiz, a Martínez y a Villarejo. La comparecencia de Cospedal será el próximo 29 de junio, a las 10 horas, López del Hierro y José Luis Ortiz declararán el 30 de junio a las 10 y 12 horas, respectivamente, mientras que Villarejo y Martínez lo harán el 1 de julio.

En relación con la citación como investigados de Cospedal y López del Hierro, el magistrado explica que procede acordarla una vez que se han realizado las declaraciones necesarias para avanzar en el esclarecimiento de los hechos —una veintena de investigados y testigos— y se ha estudiado la documentación recibida. Es en este momento, según el juez, “cuando la pieza se vislumbra con la madurez necesaria para encarrilar la fase preparatoria, estando ya en condiciones para resolver sobre las declaraciones interesadas por el fiscal en su día”.

Los últimos indicios recabados contra Cospedal fueron entregados por Asuntos Internos al juez hace unas semanas. Se trata del análisis pormenorizado de trece nuevas agendas encontradas a Villarejo el pasado mes de diciembre, dentro de la investigación por el presunto intento de venta de información del comisario desde la cárcel.

El juez explica que las agendas de Villarejo permiten ubicar temporalmente el nacimiento de la llamada Operación Kitchen, que se sitúa el 11 de julio de 2013 con una anotación junto a las siglas CHISO, en la que se lee: “Charla 45 minutos. Plan contra LB. Interv.Comunicaciones, registros y citación de mujer e hijo”.

Es en este momento cuando, según el juez, se detecta una “cadena de anotaciones” que permiten inferir la participación de Cospedal y López Hierro en la “captación” de Sergio Ríos, el chófer de los Bárcenas, imputado por ser el topo de la policía política y haber sustraído documentación a la familia para entregárselo a los policías. Según el magistrado, la “intervención” de ambos a través de Andrés Gómez Gordo —un policía que trabajaba en excedencia para Cospedal en Castilla-La Mancha y que regresa a la Policía para controlar al chófer— “al parecer pudo ser decisiva para que éste se decidiera a participar”.

En las agendas también aparecen anotaciones de Villarejo sobre sus contactos con López del Hierro. “Él se encarga de hablar con Andrés Gordo”, dice una de las notas sobre “ILH” [Ignacio López del Hierro] que Villarejo anota el 18 de julio de 2013.

En un informe de Asuntos Internos, al que ha tenido acceso elDiario.es, los policías dan credibilidad a las agendas de Villarejo porque sus anotaciones coinciden con hechos acreditados durante la investigación. “Se trata de anotaciones manuscritas que, a modo de diario personal, se incorporan en diferentes cuadernos o agendas con registro de la fecha y parecen destinadas a la lectura privada de quien las confeccionó”, escriben los agentes.

En el contexto de los hechos investigados, según García Castellón, también resulta llamativa la aparición del exjefe de Gabinete de Cospedal Jose Luis Ortiz en las agendas de Villarejo. “Esta dación de cuenta del comisario investigado al que fuera Jefe de Gabinete de la presidenta de una comunidad autónoma [en alusión a Cospedal] carece de toda lógica”, sostiene el juez, que afirma que “sería conveniente” que se recabara su declaración sobre su participación en la trama.

 El instructor también considera necesario volver a interrogar al exsecretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez para corroborar los pasajes de las agendas de Villarejo en los que llama la atención, según el juez, la fluida relación que ambos mantenían, incluso antes de que Martínez fuera nombrado secretario de Estado. De la lectura de los mensajes analizados, el juez señala la importancia que el asunto tuvo para Martínez, “quien asume de forma directa la obtención de información de forma diaria, resultando especialmente sorprendente que el secretario de Estado se involucre hasta ese nivel en un asunto de esta naturaleza”.

La pieza Kitchen se abrió en 2018 para investigar los indicios de una operación “parapolicial” en el seno del Ministerio del Interior para sabotear la causa de la caja B del PP en beneficio de dirigentes del Partido Popular que habrían gestionado aquella financiación irregular y cobrado sobresueldos procedentes del dinero negro de los empresarios.

 

Pedro Águeda / Elena Herrera|eldiario.es

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »