Fumata blanca entre el Gobierno y la banca. Tras un mes de negociaciones y una última jornada maratoniana, el Ministerio de Asuntos Económicos ha anunciado este lunes un nuevo paquete de medidas para tratar de aliviar los efectos de la subida de hipotecas para los más vulnerables. El texto, que todavía falta por perfilar los últimos detalles, incluye carencias, limitación en las subidas o ampliación de la devolución para clientes que ganen hasta 29.000 euros.

El Gobierno urgió hace unas semanas al sector bancario para alcanzar un acuerdo que permitiera un marco de protección frente a las subidas en las hipotecas que estaba provocando el cambio de la política monetaria del BCE. En concreto para los clientes con hipotecas variables. Las negociaciones se han ido prolongando desde entonces y se han intensificado en los últimos días. La vicepresidenta Nadia Calviño había fijado este martes la intención de llevar al Consejo de Ministros el nuevo texto. Éste todavía no está terminado y sigue a falta de los últimos flecos, que han lastrado el anuncio hasta altas horas de la noche.

Son tres las medidas que se incluyen en el plan que se aprobará este martes en el Consejo de Ministros. La primera supone una reforma del actual Código de Buenas Prácticas para deudores vulnerables que se aprobó en 2012, “con el fin de adaptarlo a la situación actual”. Los deudores vulnerables tendrán la posibilidad de reestructurar el préstamo hipotecario con un tipo de interés más bajo durante la carencia del principal de cinco años (euríbor – 0,1%, frente al euríbor + 0,25% actual). Además se amplía a dos años el plazo para solicitar la dación en pago de la vivienda y se contempla la posibilidad de una segunda reestructuración si fuera necesaria.

Se permite a los hogares con renta inferior a los 25.200 euros (tres veces el IPREM) que dediquen más del 50% de su renta mensual al pago de la hipoteca que puedan acogerse al código con una carencia de dos años, un tipo de interés menor durante la carencia, y un alargamiento del plazo de hasta 7 años. “Esta medida es necesaria para aquellas familias que, como consecuencia de la subida de tipos, lleguen a niveles de esfuerzo hipotecarios excesivos que obliguen a reducir gastos de primera necesidad”, señala la nota enviada por el Gobierno. En una hipótesis de una familia con una hipoteca de 120.000 euros y una cuota de 524 euros mensuales tras la revisión de los tipos, vería reducida durante un periodo de carencia de cinco años hasta los 264 euros.

La segunda de las medidas supone la creación de un nuevo código de buenas prácticas para proporcionar un alivio a los deudores de clase media que tienen riesgo de caer en vulnerabilidad por el aumento de las hipotecas. Así, el Gobierno trata de adaptar los gastos de estas familias de manera más gradual. En este caso el límite de renta por hogar se amplía hasta los 29.400 euros anuales. Se podrán adherir a este plan quienes tengan una hipoteca firmada antes del 31 de diciembre de este año y para los que la carga hipotecaria suponga el 30% de su renta y hayan tenido una subida de al menos el 20%. PAra ellos las entidades deberán ofrecer la congelación de 12 meses de la cuota, un tipo de interés menor sobre el principal aplazado y un alargamiento del préstamo de hasta 7 años.

La última de las tres medidas está enfocada en reducir los gastos y las comisiones para facilitar la conversión de hipotecas de tipo variable a tipo fijo. Además, durante todo el próximo año deberán eliminarse las comisiones por amortización anticipada y el cambio de hipoteca.

Cabe señalar que estos dos códigos serán de “adhesión voluntaria” por parte de las entidades financieras. Eso sí, una vez suscritos, son de obligado cumplimiento. El objetivo es que esté operativo a partir del 1 de enero.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »