El Gobierno expulsa a diplomáticos y personal de la embajada rusa en España

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

  • El ministro de Exteriores vincula la decisión, que han tomado ya otros países europeos, con las “insoportables imágenes de la matanza de civiles” en lugares como Bucha o Mariupol. El Gobierno espera una “respuesta simétrica” de Rusia, pero mantiene al embajador para no romper del todo las relaciones diplomáticas

El Gobierno expulsa a diplomáticos y personal de la embajada rusa en España como castigo por la “matanza de civiles” en Ucrania. Así lo ha anunciado el ministro de Exteriores, José Manuel Albares, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Se trata de la expulsión de unas 25 personas a las que se dará “unos días, pero no mucho más que unos días” para que abandonen el país. El jefe de la diplomacia no ha querido dar más detalles a la espera de una ronda de contactos que va a iniciar con los grupos parlamentarios para informales de la decisión y recabar su apoyo. No está incluido el embajador para “dar una oportunidad al diálogo”.

La decisión que adopta ahora el Gobierno de Pedro Sánchez la han tomado también otros países europeos y responde a “las insoportables imágenes de la matanza de civiles” en Bucha o la situación en Mariupol. España sigue así los pasos de otros países europeos como Alemania, Francia, Italia Dinamarca o Suecia, que han anunciado la expulsión de diplomáticos en las últimas horas por razones de “seguridad nacional”, según ha dicho Albares. No obstante, no ha querido decir si hay sospechas de espionaje por parte de ese personal, como sí han dicho otros estados, como Alemania.

“Nos indigna”, ha sentenciado Albares sobre las masacres de civiles. El ministro de Exteriores ha recordado que la exigencia de España es que “los crímenes de guerra sean investigados”. “No pueden quedar impunes”, ha aseverado. “Queremos reiterar al pueblo de Ucrania que no está solo”, ha dicho el titular de Exteriores unas horas antes de que el presidente Volodímir Zelenski intervenga ante el Congreso.

Rusia ha advertido ya de que estos movimientos tendrán la “respuesta correspondiente” por lo que en el Gobierno esperan que responda con la expulsión de diplomáticos y personal de la embajada en Moscú. Albares ha recordado que, a cada maniobra diplomática, Rusia ha respondido con una “simetría exacta”. “Los usos diplomáticos tienden a que esto sea así”, ha explico: “Lo que no es simétrico van a ser los motivos si es que se produce esta expulsión de diplomáticos españoles. Ahí sí que no hay ninguna simetría”.

“No está incluido el embajador porque queremos darle una oportunidad al diálogo como hemos hecho desde el inicio de la crisis”, ha expresado Albares. Así se mantendrá también el embajador español en ese país. “No perdemos la esperanza de que se termine la guerra de Putin se termine”, ha dicho el ministro, que considera que en ese momento se podrá retomar la diplomacia.

Respecto al endurecimiento de las sanciones contra Rusia y, especialmente que los países aliados dejen de comprar gas a ese país, Albares ha evitado dar una respuesta concreta, aunque ha deslizado que España es partidaria de romper del todo -la dependencia del gas ruso es muy inferior al de otros países europeos, como Alemania, que es reticente a esa decisión-. “No todos los países tenemos la misma relación, los mismo lazos con Rusia pero hay que destacar la unidad”, ha dicho sobre las medidas: “Están todas encima de la mesa”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »