dom. Sep 15th, 2019

El Gobierno descarta una coalición con Unidas Podemos: «No hay vía en esa dirección»

  • «Es una fórmula que Unidas Podemos ha rechazado y rechazada queda», dice Carmen Calvo sobre la negociación frustrada para la investidura de Sánchez
  • La vicepresidenta en funciones asegura que Sánchez intentará recabar el apoyo de Unidas Podemos para otras fórmulas
  • El PSOE presiona a PP y Ciudadanos para que faciliten que haya un Gobierno con plenas funciones cuando salga la sentencia del procés

El Gobierno de Pedro Sánchez cierra la puerta a negociar una coalición con Unidas Podemos después de que fracasara la negociación in extremis abierta el sábado y, con ella, la investidura de esta semana. «No hay vía en esa dirección», «es una fórmula que Unidas Podemos ha rechazado», ha zanjado la vicepresidenta, Carmen Calvo, en una rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Ministros.

Calvo ha responsabilizado por completo a los de Pablo Iglesias de haber truncado las posibilidades de que hubiera un entendimiento para una coalición: «Al Gobierno de coalición le ha cerrado las puertas Unidas Podemos». «Intentamos es serio un Gobierno de coalición y ayer le cerró el paso Unidas Podemos. No hay vía en esa dirección», ha afirmado.

Aunque ha asegurado que el presidente en funciones está abierto a seguir hablando con el grupo confederal, ha dejado claro que no será con su entrada en el Ejecutivo. «Esas fórmulas pueden estar abiertas, la coalición, no», ha respondido.

El PSOE está, por tanto, dispuesto a «explorar otros caminos», como expresó Sánchez en Informativos Telecinco, entre ellos la negociación de un «programa de máximos o de mínimos o de legislatura», pero la puerta del Consejo de Ministros está cerrada para Unidas Podemos: «Está rechazado y rechazado queda». La posibilidad que ha apuntado Calvo es la de un acuerdo de legislatura o investidura con Unidas Podemos.

El líder socialista ya había deslizado en la entrevista en la cadena de Mediaset que su objetivo era volver al «punto de arranque», que era un Gobierno en solitario del PSOE, aunque fue dando pasos en los últimos tres meses hasta aceptar la incorporación de ministros de Unidas Podemos. La coalición nunca ha entusiasmado al conjunto del partido, aunque la habían asumido tras el paso atrás de Iglesias.

Calvo, que se ha encargado de pilotar las negociaciones con Unidas Podemos, ha sido muy dura contra el líder del grupo, a quien los de Sánchez acusan de haber torpedeado las negociaciones tras su renuncia a sentarse en el Consejo de Ministros: «Nos separan mucho las formas también con Unidas Podemos». Calvo ha atizado especialmente a Iglesias por «cerrar el paso a un presidente socialista por segunda vez».

Sánchez, que según ha dicho Calvo apenas se irá de vacaciones porque reunirá al Consejo de Ministros todos los viernes de agosto excepto el del puente del 15 de agosto, volverá ahora a hablar con el resto de líderes, aunque sin un calendario ni una fórmula establecidos.

Lo que espera ahora Sánchez es que el resto de formaciones se muevan para salir del bloqueo político. «Somos quienes lo hemos intentado porque nos correspondía, lo hemos hecho con responsabilidad, seriedad y la mayor dosis de eficacia que hemos podido y ahora serán otros los que tendrán que enfrentarse a su propia realidad, a sus propia responsabilidad y a lo que los ciudadanos estén observando y concluyendo de cada uno de nosotros y a lo que estamos aportando a la gobernabilidad», ha expresado la vicepresidenta.

Calvo cree que una repetición electoral penalizará a todas las formaciones y por eso insta a los otros tres grandes partidos a permitir que haya Gobierno. «No ha podido ser –ha dicho sobre la formación de un nuevo gobierno y antes de señalar a PP y Ciudadanos– por falta de asunción de responsabilidades de los dos partidos de derechas que han estado de brazos caídos sin asumir ni una sola de las responsabilidades en las que las urnas les colocaban».

El PSOE volverá a reclamar la abstención de esas formaciones para que permitan gobernar a Sánchez al no existir una «alternativa». «Hemos asumido la carga absoluta de la responsabilidad y ahora, no habiendo candidato, le toca a todos los demás asumir sus realidades y mover las piezas que consideren», ha dicho Calvo.

El Gobierno de Sánchez aprovechará la cercanía del Brexit y de la sentencia del procés para presionar a PP y Ciudadanos para que permitan la gobernabilidad y que esos hitos no pillen a España con un Ejecutivo en funciones.

eldiario.es

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »