0 0
Tiempo de lectura:2 Minutos, 0 Segundos

Canarias Ahora


 

El buque oceanográfico Ángeles Alvariño permanecerá en la zona de búsqueda unos días más para continuar con los trabajos de búsqueda de Anna y Tomás Gimeno. Así lo ha confirmado en la tarde de este miércoles la Delegación del Gobierno de Canarias en una nota en la que señala que, tras varias prórrogas de su permanencia en la zona de Tenerife, el buque, dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación, ampliará unos días más su despliegue para seguir con las labores de rastreo en la zona marítima marcada por los investigadores de la Guardia Civil.

De forma complementaria, la Guardia Civil está realizando las gestiones pertinentes en el ámbito civil para poder disponer de soluciones tecnológicas que permitan sustituir al buque en las labores de búsqueda, afirma el escrito.

Asimismo, está previsto que el buque regrese próximamente al puerto de Santa Cruz de Tenerife, para realizar labores de mantenimiento del equipo, que tiene una operatividad limitada para trabajos continuados.

Los rastreos realizados por este buque del Instituto Español de Oceanografía permitieron encontrar el pasado jueves 10 de junio el cadáver de la niña Olivia, de 6 años, que se encontraba a 1.000 metros de profundidad en el interior de una bolsa de deporte lastrada con un ancla. Junto a esa bolsa se encontró otra vacía en la que se sospecha que pudiera haber estado el cuerpo de Anna, de un año.

Tras una parada técnica durante el fin de semana, el barco reinició la búsqueda este lunes sin que se hayan encontrado nuevos indicios sobre los desaparecidos.

Es la primera vez que este buque, que dispone de un sonar y un robot submarino, se dedica a la búsqueda de personas en el mar ya que su principal función son las campañas científicas.

En las últimas horas el barco ha apurado la búsqueda frente a la cosa de Añaza, algo más al sur, y no en la bocana del puerto de Santa Cruz, donde encontraron el cuerpo de Olivia, sin obtener más resultados.

Por su parte, «la Guardia Civil no termina ni da por cerrado ningún caso hasta que no se tienen todas las pruebas concluyentes», tal y como declaró este martes la directora general de la Guardia Civil, María Gámez. Los agentes, explicó, estarán «en manos» del juez de violencia de género que lleva el caso, que será quien determine «hasta dónde llegar» con la investigación.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »