El acuerdo sobre la prórroga de los ERTE es inminente tras la aceptación de la CEOE de la propuesta del Gobierno

0 0
Tiempo de lectura:4 Minutos, 27 Segundos

El Comité Ejecutivo de la CEOE, reunido a primera hora de este martes, acepta la propuesta del Gobierno de Pedro Sánchez para la prórroga de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) hasta el 31 de mayo, despejando el camino del diálogo social. De esta forma, la propuesta del Gobierno para prorrogar los ERTE mantiene el compromiso de mantenimiento del empleo y la prohibición a las empresas que hagan ERTE de despedir, repartir dividendos y realizar horas extraordinarias. Siguiendo esta línea, la Ejecutiva de CCOO se encuentra en estos momentos analizando la propuesta, aunque ya se ha mostrado a favor de la herramienta. UGT, por su parte, ya informó a su Comisión la semana pasada del contenido de la propuesta planteada por el Gobierno y Cepyme tiene la reunión de su Ejecutiva esta misma tarde, aunque se prevé que siga los pasos de CEOE.

La negociación entre el Gobierno y los agentes sociales sobre la extensión de los ERTE, ligados al coronavirus hasta el 31 de mayo, está cerca de obtener resultados positivos. A primera hora de la mañana, el Comité Ejecutivo de la CEOE ha aprobado de manera unánime la propuesta del Gobierno, con lo que el camino a un nuevo acuerdo social para extender este instrumento queda despejado.

“Los órganos de Gobierno de CEOE, reunidos este martes con carácter ordinario, han decidido por unanimidad aprobar el documento sobre la prórroga de los expedientes temporales de regulación de empleo (ERTEs) hasta el próximo 31 de mayo”, ha anunciado la patronal en un comunicado. Asimismo, desde CEOE han dado su apoyo a la petición de ATA de dar protección y ayuda a los autónomos que se están viendo afectados por las limitaciones de aforo y actividad por orden administrativa.

En concreto, la última propuesta del Ejecutivo plantea la prórroga de todos los ERTE, que eliminaría la necesidad de nuevas autorizaciones administrativas y por lo tanto, ahorraría costes de gestión y burocráticos. Asimismo, plantea un nuevo mecanismo automático de cambio entre los ERTE de impedimento y los de limitación, para que se pueda cambiar entre los dos tipos sin hacer uso de autorizaciones administrativas.

En general, lo que plantea el Gobierno es renovar todos los mecanismos que actualmente protegen a los trabajadores y las empresas, sin descartar que se sumen nuevos sectores ‘ultraprotegidos’ a la propuesta.

En este momento, la Ejecutiva de CCOO se encuentra analizando la última propuesta del Gobierno para prorrogar los ERTE, aunque el sindicato ya se ha mostrado a favor de dar continuidad a esta herramienta. UGT, por su parte, ya informó a su Comisión la semana pasada del contenido de la propuesta del Gobierno y Cepyme, que se prevé que siga los pasos de CEOE, ha convocado a su Ejecutiva para esta misma tarde.

De esta manera, el Gobierno y los agentes sociales volverán a llegar a un acuerdo pleno sobre una nueva prórroga de los ERTE, que mantendrá en términos muy similares la regulación actual, vigente hasta el 31 de enero.

ERTE por impedimento y por limitación

En referencia a las nuevas modalidades de ERTE, se distinguen dos tipos: los ERTE por impedimiento de actividad y los ERTE de limitación de actividad. El primero de ellos es consecuencia de restricciones adoptadas por las autoridades que afectan a las empresas en su totalidad, como es el caso, por ejemplo, de las empresas de ocio nocturno. El segundo está destinado a aquellas empresas o negocios que sufran alteraciones en su actividad porque una autoridad restrinja, por ejemplo, sus horarios o aforos.

Los ERTE de impedimento de actividad van acompañados de exenciones de entre el 90% y el 100%, mientras que los ERTE de limitación de actividad tienen cuotas de entre el 70% y el 100%.

Sectores ‘ultraprotegidos’

Hasta el momento, los ERTE de fuerza mayor se alargaban automáticamente solo para determinados sectores ‘ultraprotegidos’, mientras que ahora se contemplan las dos figuras ya comentadas, los ERTE de impedimento de actividad y los ERTE de limitación de actividad, a los que pueden acogerse todas las empresas.

Los ERTE de fuerza mayor con prórroga automática se limitan por ahora a las empresas más afectadas por la pandemia, denominadas sectores ‘ultraprotegidos’, a los que recientemente se han unido nuevas actividades, como el comercio al por mayor de bebida, los restaurantes y puestos de comidas, las actividades de los jardines botánicos, parques zoológicos y reservas naturales, los establecimientos de bebidas, y las actividades de juegos de azar y apuestas (casinos, bingos, loterías y casas de apuestas).

Todos los sectores que reciben la calificación de ‘ultraprotegidos’ cuentan con exoneraciones de cuotas de entre el 75% y el 85%.

Mantenimiento del empleo

Uno de los grandes roces que provocaron que el acuerdo no se cerrase la semana pasada fue la demanda de la patronal de modificar el compromiso de mantenimiento del empleo durante seis meses.

Sin embargo, la propuesta del Gobierno para prorrogar los ERTE mantiene el compromiso de mantenimiento del empleo, así como la prohibición a las empresas que hagan ERTE de despedir, repartir dividendos y realizar horas extraordinarias. Asimismo, los trabajadores afectados por ERTE seguirán teniendo acceso a la prestación sin periodo de carencia.

Según los últimos datos de la Seguridad Social, al terminar diciembre estaban en ERTE más de 755.610 trabajadores, aunque en el pico alto de la pandemia los trabajadores protegidos llegaron a ser más de 3,4 millones.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »