Chinea (ASG) logra el apoyo del Senado para que se firme un acuerdo para la distribución de los menores antes del 31 de diciembre

  • El senador gomero consigue el apoyo del pleno de la Cámara para que se impulse un Pacto de Estado con las fuerzas políticas para la gestión de la crisis migratoria
  • Chinea destaca que se trata de la primera iniciativa con fecha de caducidad para que el Gobierno actúe en la distribución solidaria de menores
  • El senador de ASG reclama el mismo trato a los refugiados ucranianos y a los migrantes africanos que huyen del terrorismo y los conflictos bélicos del Sahel
  • Chinea: “Kiev está a 3.600 kilómetros de Madrid, pero la capital de Malí está a 2.500. Y muchos de los migrantes que hoy tratan de saltar la valla en Melilla o llegar en patera o cayuco o Canarias proceden de uno de los puntos más calientes del Sahel”

 

El pleno del Senado aprobó hoy una moción del senador de la Agrupación Socialista Gomera (ASG), Fabián Chinea, en la que insta al Gobierno del Estado a que “firme un acuerdo, antes del 31 de diciembre,  para establecer un mecanismo de acogida de corresponsabilidad entre todas las Comunidades Autónomas coordinado por el Gobierno, para la atención de niños, niñas y adolescentes sin referentes familiares cercanos, especialmente para atender la situación de urgencia que se plantea en Canarias, Ceuta y Melilla”.

La iniciativa del senador por la isla de La Gomera también reclama al Ejecutivo que preside Pedro Sánchez que “impulse un Pacto de Estado con las fuerzas políticas con representación en las Cortes Generales para afrontar, como un asunto de máxima prioridad, la gestión de los flujos migratorios en nuestro país, garantizando la protección de los derechos fundamentales de los migrantes y la solidaridad de los distintos territorios autonómicos”.

Chinea señaló, tras la sesión plenaria, que “se trata de la primera iniciativa con fecha de caducidad que se aprueba en las Cortes Generales para que el Gobierno actúe, en colaboración con las Comunidades Autónomas en la gestión de un asunto de máxima urgencia para que los 3.000 niños, niñas y adolescentes que permanecen en Canarias puedan recibir una atención y una educación digna en diferentes territorios”.

El senador de ASG recordó, a este respecto, que el presidente de Canarias planteó en la reunión de la Conferencia de Presidentes celebrada el pasado domingo, día 13, en la isla de La Palma, la necesidad de articular un acuerdo entre la Administración General del Estado y las Comunidades Autónomas. Sin embargo, pese a los esfuerzos realizados por el Gobierno de Canarias, la propuesta de acuerdo del presidente de la Comunidad Autónoma no quedó reflejado en la Declaración Final de La Palma. El Gobierno del Estado optó por derivar este tema a una futura reunión sectorial, pero no existe, hasta el momento, ni una propuesta concreta ni un calendario sobre un asunto de extrema urgencia que afecta también a otros territorios fronterizos, especialmente Ceuta y Melilla.

Una realidad permanente

Chinea expuso, durante su intervención, que “la crisis migratoria va a ser una constante en nuestro país, al menos en las zonas fronterizas con África. Esa es una realidad que tenemos que asumir. Hoy le corresponde gestionarla al Gobierno del PSOE y de Podemos, pero en un futuro, si los ciudadanos lo deciden, tendrán que ser otros los que lo hagan. Y es importante que, al menos entre aquellos que creemos firmemente en la defensa de los derechos humanos y en el tratamiento digno de las personas migrantes, seamos capaces de impulsar un gran pacto para afrontar un asunto que debe ser tratado por el Gobierno del Estado como una cuestión prioritaria tanto en la agenda nacional como internacional y como una política transversal y coordinada”.

“Ahora, además”, añadió el senador de ASG, “tras la invasión de Ucrania por parte de Rusia, se suma una nueva crisis de refugiados que tendremos que atender junto al resto de los países europeos para ofrecer una acogida digna a los ucranianos y ucranianas que han tenido que huir de su país por la insensatez y la barbarie de un dictador sin escrúpulos. Esta es una guerra que vivimos con mucha preocupación e incertidumbre. Es una batalla cruel que se vive en nuestro continente y que seguimos minuto a minuto gracias a la cobertura de los medios de comunicación. Pero, señorías, existen otras guerras en las que están involucrados grupos yihadistas de las que apenas tenemos información y que se están librando mucho más cerca de nuestro territorio”.

Chinea detalló que “la capital de Ucrania está a 3.600 kilómetros de Madrid, pero la capital de Malí está a 2.500 kilómetros. Y muchos de los migrantes que hoy tratan de saltar la valla en Melilla o llegar en patera o cayuco o Canarias proceden de uno de los puntos más calientes del Sahel. Sin embargo, ellos y ellas no reciben ni la misma atención ni tienen los mismos derechos. Muchos son repatriados sin que, ni siquiera, se les ofrezca la posibilidad de solicitar la protección internacional”.

El senador de ASG subrayó, en este sentido, que “solo en el entorno geográfico de Canarias ha habido tres golpes de Estado muy recientes en Malí, Guinea-Conakry y Burkina Faso. El avance del yihadismo en esa zona geográfica es una realidad incontestable ante la incapacidad de los ejércitos nacionales y el fracaso de las intervenciones militares extranjeras. Por tanto, deberíamos reflexionar sobre qué está sucediendo en África para que miles de personas abandonen sus hogares y a sus familias para embarcarse en una huida que, en algunos casos, se ven truncadas por los numerosos peligros a los que se enfrentan durante el camino”.

Un gran Pacto de Estado

Chinea añadió que “la crisis migratoria que se vive en Canarias desde hace más de dos años o la presión que existe en las fronteras de Ceuta y Melilla requiere, por todo ello, un gran acuerdo de todas las fuerzas políticas para garantizar una política migratoria que esté a la altura del desafío que representa un fenómeno con el que vamos a tener que aprender a convivir. No podemos seguir instalados en el enfrentamiento permanente por estrategias partidistas, que nos impide cerrar un pacto para fijar los pilares fundamentales de una política seria y responsable que garantice la gestión de una migración segura y solidaria”.

“Necesitamos”, concluyó, “un gran pacto de Estado en materia migratoria, que englobe aquellas crisis permanentes, como las que se vive en Canarias, Ceuta y Melilla, y las coyunturales, como es hoy el caso de Ucrania, y un acuerdo específico para garantizar los derechos que corresponden a los niños, niñas y adolescentes migrantes. Un acuerdo que certifique nuestro compromiso con los derechos humanos y la solidaridad con los que migrantes que huyen de distintos conflictos bélicos, el hambre, la pobreza, las persecuciones o los efectos devastadores del cambio climático”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »