Charlas con Luna, IV

0 0
Tiempo de lectura:4 Minutos, 26 Segundos

Luna, con dos ojos lunas más grandes que la Luna, aquí esta mañana hablo contigo, microfelina que va creciendo a pasos de gigantes, cumpliendo los derechos-deberes de tu especie.

Existen días, Luna, que uno decae en el ánimo, los de al lado, sin previo aviso, levantan los huracanes-tormentas, y, la mente-conciencia-interioridad de otros sujetos, acaban cayendo en los huracanes interiores de la tristeza. Creemos que los males, son los grandes males, pero los males surgen como pequeñas nubes que se van engrandeciendo, otras estallan, sin preaviso. Pero los males surgen en las relaciones cotidianas, igual que los bienes, Luna. Quizás, los dos, nos parezcamos mucho, andamos por el mundo, tú, tú acabas de empezar tu viaje por el existir. No sé, que te deparará la existencia, pero no parece que sea negativo.

Muchos males disminuirían, Luna, muchos bienes se amplificarían, si con los métodos científicos se estudiase, los lugares-espacios dónde los humanes desarrollan sus vidas, especialmente, la familia y la escuela, también, el barrio y ciudad dónde se asista, y los amigos. Si se estudiase con la trompeta del método científico, la realidad y realidades de esos ámbitos, se percibiría los bienes y los males, y se podrían poner soluciones teóricas y prácticas, para que los bienes siguiesen creciendo, y los males disminuyendo. ¿Pero por qué no lo hacen, tú, Luna, ser vivo de cuatro patas, con dos ojos como lunas, tú Luna, lo sabes…?

Sabes, Luna, escribo palabras que forman frases, y éstas pequeños edificios, que los humanos llamaos artículos o columnas. Ésta es una de ellas. Pero ésta, está dedicada a ti, y a todos los seres vivientes, millones de especies, que existen hoy, otros millones que ya dejaron de estar en este planeta, quién sabe, si también existirán en otros planetas de esta galaxia, o en otras galaxias. Y, quién sabe cómo serán. Sobretodo que moralidad y ética de comportamiento consigo mismos tendrán, si serán individuos o formarán organismo interrelacionados como las termitas u hormigas. Sabes, Luna, soy un percibidor de preguntas. Toda la vida las he ido coleccionando, sin conocer las respuestas, a veces, sin conocer las cuestiones. He tenido hambre de preguntas, aunque más todavía de soluciones y respuestas. Ya, ya sé, que mis caminos son el silencio, como todos. Quizás, haya añadido una mota de polvo a ese saber universal.

Luna, si Luna, intento, si alguien, hipotético ser humano, lector o lectora, se acerca a degustar esta agua de palabras, espero con más miel que vinagre, espero y deseo, no hacerle perder el tiempo, que le sirva de entretenimiento, enseñanza, cuestionamiento. Que le ayude a pensar y repensar. Que se detenga un poco en el caminar de su autobús en este existir. Las personas están, estamos, en multitud de situaciones, los gatos y gatas también, dependiendo de cientos y miles de factores, variables, ponderaciones, relaciones, correlaciones. Pero los conceptos e ideas, también son importante, forman parte del mundo, la teoría de los tres mundos de Popper, por ahí, en mis palabras en negro, creo que indico que existen no tres, sino cuatro o cinco. Podrás, dirás hacia ti mismo, a qué se refiere este escribidor, al citar a Popper. Bueno, ahora es fácil, mira en el chinchorreo-Internet, y lo encontrarás, si deseas amplificar esta noticia.

Sabes, has venido a nuestra familia, a este espacio-tiempo, ahora, hace unas semanas, y hace unos meses, vino una pequeña de algodón y sonrisas, que llamamos J., es decir, dos seres vivientes, que respiran aire, que están incardinados ya en este mundo, han llegado a nuestro horizonte de espacio-tiempo, familiar. A ambos, os deseo, según vuestra naturaleza, lo mejor de este mundo. Y, también, que no olvidéis al Buen Dios, pero supongo que Luna, tú, no entenderás lo que es Dios, nosotros tampoco, pero algo intuimos, tú, tú con cumplir tu naturaleza, ya alabas al Buen Dios.

El primer artículo que rellenamos juntos, tú, Luna como sujeto de estas palabras, en definitiva, en ti, se encariñarían y enjardinarían y encardinarían algo de todos nosotros de la humanidad, recordé, las Charlas de Troylo, del gran Antonio Gala, que dicen que está entrando en la sinfonía de la eternidad, le deseo el mejor de los futuros, que se prepare para ir al Lado Bueno de la Eternidad, con el gran Director de Orquesta, eternamente. Y, que desde allí, inspire a todos los escribidores de columnas, que éstas, cada una en su estilo, sirvan a la realidad-verdad, realidad-bien-bondad, realidad-belleza… Te decía, que de alguna manera, esta saga sobre Luna, es, de algún modo continuar, con otros estilos, la de Troylo, es decir, de alguna manera, el perro Troylo habla con Luna, y Luna con Troylo, en la mente, de muchos ciudadanos de esta sociedad-país. Porque, todo se mueve, no solo la Tierra, nos recordaría el gran Galileo, sino los humanos, las sociedades, las culturas, los Estados, las teorías, y, los escritores…

Bueno, Luna, vamos a dejar este trozo de conversación o de charla, para otro día. Espero que el lector-a, tenga un buen día o una buena tarde o una buena noche. ¡Qué puedo desearle1 ¡Que los humanos de buena voluntad, puedan tener un lugar bajo el sol, no solo la sombra…!

http://twitter.com/jmmcaminero        © jmm caminero (24 mayo 2021-23 junio 2021  cr).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »