El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, ha informado hoy al presidente de la Federación de Empresarios de la Construcción de Santa Cruz de Tenerife (FEPECO), Óscar Izquierdo, que los presupuestos autonómicos del próximo año incluyen la exención del cobro de la tasa que habitualmente deben de abonar las empresas del sector por la dirección e inspección de obras contratadas por la administración autonómica. Según expuso el consejero Franquis a los representantes de FEPECO, esta es una medida más del Gobierno canario para incentivar al sector de la construcción en un momento en el que los efectos de la inflación están mermando las capacidades de las empresas canarias para hacer frente a determinados proyectos de obras por los altos precios de los materiales.

“Con esta, sumamos una medida más destinada a mitigar los efectos de la inflación generada por la crisis internacional y la guerra en Ucrania, como ya hicimos con la revisión de precios de los contratos firmados por las administraciones públicas con las constructoras para adaptar los precios al coste real de los materiales de obra”, explicó Sebastián Franquis, “esta exención a la tasa de la inspección de obras viene a sumar, a complementar a esas otras medidas con la finalidad de incentivar al sector de la construcción, uno de los motores de la economía regional y de la creación de empleo, a seguir contratando obras con las administraciones públicas para la mejora de las condiciones de vida de la ciudadanía”.

La exención de la tasa de dirección e inspección de obra está recogida en el texto del Proyecto de ley de Presupuestos de la Comunidad para 2023 y se implantará de forma coyuntural para el próximo ejercicio. Tiene como finalidad complementar otras medidas como el Real Decreto Ley de revisión excepcional en los contratos de obras, una medida que está acotada y, por tanto, no absorbe toda la inflación de los materiales de obra. El actual contexto económico de subida repentina e intensa de la inflación y de ralentización del ritmo de crecimiento está afectando de manera muy negativa. Esto aconseja la asunción desde las administraciones públicas de medidas concretas para mitigar los efectos de la inflación e incentivar la actividad económica en la región, entre ellas, las de naturaleza tributaria, pero siempre en la medida en que no suponga una merma en la prestación de los servicios públicos.

Por eso, desde la Consejería se impulsa este incentivo coyuntural de bonificar o eximir esa tasa en 2023, ya que alcanza más razones de política económica o social, que fiscal. Se considera que, con este beneficio fiscal para los contratistas de las obras de la Comunidad Autónoma se implantaría una medida más, como ya se hace con la revisión excepcional de precios, para que no se produzcan casos de abandono de licitaciones abiertas, y se pueda amortiguar el efecto de la inflación en las obras.

Tras la reunión con el consejero Franquis, el presidente de FEPECO, Óscar Izquierdo, reconoció el trabajo que desde la Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda se está haciendo para ayudar e incentivar al sector de la construcción. “Hemos mostrado al consejero Sebastián Franquis nuestro agradecimiento y respaldo a toda la labor que desde su Consejería se está haciendo para apoyar a nuestro sector, para hacer más llevaderas las consecuencias de la inflación en el mundo de las obras, algo que nos está afectando mucho”, señaló Izquierdo, “y medidas como la exención de tasas que el Gobierno de Canarias va a aprobar para el próximo año demuestran que la Consejería  nos tiene en cuenta y que se respalda a un sector que está a la cabeza de la creación de riqueza y empleo en la Comunidad Autónoma”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »