0 0
Tiempo de lectura:2 Minutos, 6 Segundos

La empresa pública TRAGSA, perteneciente a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) adjudica sin concurso público los servicios de Seguridad Privada de los centros de acogida para migrantes en Canarias.


Entre las condiciones exigidas por la empresa TRAGSA a las empresas que resultasen adjudicataria de estos servicios de seguridad privada estaba el cumplimiento del Convenio Colectivo Estatal de Empresas de Seguridad.

Lo sorprendente y así esta Federación lo ha trasladado a los responsables del contrato que en la Provincia de Las Palmas de Gran Canaria, la empresa adjudicataria del Concurso EULEN S.A cumple con el Convenio Estatal de Empresas de Seguridad Privada y en la Provincia de Santa Cruz de Tenerife, la adjudicataria de dicho concurso SEGURMAXIMO S.L no cumple con dicho convenio, abocando a los trabajadores/as a una precariedad laboral al dejar de percibir unos 200 euros mensuales.

Basilio Alberto Febles, Secretario General de la Federación de Trabajadores de Seguridad Privada de la USO, explica que si es cierto la diferencia de condiciones en el contrato se ha producido y en los centros de acogida de Tenerife, la empresa SEGURMAXIMO no tuviera la obligación del cumplimiento del Convenio Sectorial, sería una desvergüenza y un auténtico escándalo por parte de estos regidores públicos.

Que desde esta Federación abogamos por el cumplimiento del Convenio Nacional de Empresas de Seguridad Privada, no entendiendo como la empresa TRAGSA no obliga al cumplimiento de dicho Convenio Sectorial a la empresa SEGURMAXIMO, en caso de que esta cláusula sí que se haya incluido en el contrato, algo que se debe aclarar de forma inmediata por los responsables de TRAGSA en Canarias o por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

El sindicalista de la FTSP-USO, quiere denunciar también las condiciones en las que prestan servicios los Vigilantes de Seguridad en ambos centro de acogida de personas migrantes de Tenerife, ya que, no disponen de los medios adecuados para realizar las labores de vigilancia; tales como guantes o chalecos anticorte, carecer de una evaluación de riesgos laborales o incumplir criterios de igualdad a la hora de realizar las contrataciones, hechos estos denunciados ya por esta Federación en la Inspección de Trabajo y comunicados a los responsables de TRAGSA en Canarias.

Los Vigilantes de Seguridad que prestamos servicios en Canarias estamos cansados de trabajar en este tipo de empresas que no respetan las condiciones laborales y económicas de los trabajadores por lo que solicitamos a la EMPRESA TRAGSA que clarifique estas situación contractual y tome las medidas oportunas para solucionar este problema.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »