Unos presupuestos realistas para seguir avanzando con seguridad y confianza

Por Ramón Morales (*)
 

Este martes, 21 de diciembre, debatíamos en el pleno del Senado el Proyecto de Ley de Presupuestos para 2022 para su aprobación definitiva.

Como cada año, pero especialmente estos dos últimos, en los que hemos tenido que hacer frente a la pandemia, ha sido un proceso duro, con muchas negociaciones, aunque con la fortuna de que han sido lideradas por un Gobierno socialista que ha hecho todo lo posible por realizar un reparto justo y ofrecer una respuesta rápida y eficaz a las necesidades más acuciantes.

Se han elaborado unas cuentas bajo las premisas de impulsar el crecimiento económico y acelerar las reformas que nos permitirán en el futuro ser más resilientes en lo social, en lo económico y en lo medioambiental.

En este sentido, la estrategia trazada por el Gobierno de Pedro Sánchez, a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, ha sido vital para canalizar los fondos destinados por Europa a reparar los daños provocados por la crisis de la COVID-19.

Todo este esfuerzo ha sido reconocido, al menos, por la mayoría parlamentaria, que ha sabido entender que estos presupuestos son la palanca para una recuperación justa, y que, ante el bloqueo de otros partidos, han apostado por que España siga avanzando.

Estas cuentas son un símbolo de la estabilidad de un Ejecutivo que gobierna, que ofrece respuestas y que hace avanzar al país con iniciativas y reformas. En tan solo dos años ha aprobado, en tiempo y forma, dos presupuestos.

Afortunadamente, contamos con un Gobierno de España fuerte, que dialoga y es capaz de acordar con fuerzas políticas de diferentes ideologías, mientras algunos se mantienen en el no por el no.

A veces puedo sonar reiterativo, pero, una vez más, he de incidir en que no soporto la falta de responsabilidad y de altura política de algunas formaciones cuando se producen debates en las Cámaras.

En este caso, y con el único afán de retrasar la aprobación definitiva de los Presupuestos, el PP se contradice a sí mismo en el Senado, y vuelve a poner de manifiesto que el interés partidista está por encima del interés de España.

Curioso que el PP, que utiliza las lenguas cooficiales como arma arrojadiza en la escuela y considera un dispendio cualquier inversión para promocionar esas lenguas, haya votado en la Cámara Alta a favor de una enmienda para promocionarlas.

Creo firmemente que el PP no soporta no estar en el Gobierno para seguir con su política de presupuestos sectarios y recortados, alejándose de las clases medias y bajas, mientras favorecen a las más altas.

Tampoco ha sido sorprendente la postura de Coalición Canaria. Una vez más, posicionándose junto a la derecha y la extrema derecha.

Decía que no es extraño porque mientras el PP permitía los sangrantes recortes de presupuesto hacia Canarias durante su gobierno, ni el señor Clavijo ni la señora Oramas presentaron veto alguno a las cuentas,  como sí hacen ahora, a pesar de que los presupuestos del 2022 son los mejores para Canarias en mucho tiempo.

Las estadísticas evidencian que en los últimos años de gobierno de Pedro Sánchez hay un 53% más de inversión para Canarias, que en los últimos cuatro del gobierno del PP.

En estos gestos es donde se pone de manifiesto cuáles son los intereses de los partidos; quiénes se esfuerzan por sacar proyectos e iniciativas adelante, y quiénes prefieren quedarse en la confrontación y la demagogia.

Quizás, por este motivo, decidí embarcarme en el proyecto del Partido Socialista. Siempre tuve claro que no iba a ser fácil, pero que lucharía hasta la extenuación para aportar lo mejor de mí y cambiar, en la medida de mis posibilidades, esta sociedad en la que vivimos, creando más y mejores oportunidades de futuro.

Espero que en el nuevo año que ya se aproxima seamos capaces de buscar consensos, de mantener una posición de diálogo y de sumar esfuerzos para salir adelante, algo que el PSOE seguirá haciendo y defendiendo.

Tenemos proyectos importantes y una estrategia de país sólida que nos permite mirar al futuro con confianza y seguridad.

Afortunadamente, los Presupuestos cuentan con una mayoría parlamentaria que los apoya y entrarán en vigor el próximo 1 de enero.

Ramón Morales, senador del PSOE por la isla de Gran Canaria

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »