Pese a la incertidumbre económica y la crisis inflacionista, el empleo aguanta en línea con otros años de crecimiento prepandemia e, incluso, con cifras algo mejores. Septiembre dejó los habituales contrastes en el mercado de trabajo. Por un lado, la creación de mucho empleo en sectores que reinician su actividad, como la educación, y por otro la destrucción de puestos de trabajo ligados a la campaña turística de verano, principalmente en la hostelería y el comercio. La imagen global es de un aumento de casi 29.300 trabajadores afiliados de media a la Seguridad Social y también del paro registrado, en casi 17.700 personas.

El balance final tras los movimientos del mes quedan en casi 20,2 millones personas trabajando de media afiliadas a la Seguridad Social y de 2,9 millones de personas desempleadas apuntadas a las oficinas públicas de empleo SEPE.

El Ministerio de Seguridad Social, que siempre destaca los datos desestacionalizados, que aíslan los vaivenes del mercado laboral propios de la estacionalidad, informa de que el aumento del empleo fue de “51.079 personas” afiliadas, según este indicador. “El comportamiento en este mes de septiembre es mejor al de años anteriores, tanto en la serie desestacionalizada como en la serie original”, subraya el departamento dirigido por José Luis Escrivá.

No obstante, en sus previsiones de mitad de mes la Seguridad Social predijo un empuje del empleo algo mayor, de 40.000 trabajadores de media y 60.000 en términos desestacionalizados para este septiembre.

Si echamos la mirada 12 meses atrás, hay 649.176 personas más trabajando afiliadas de media a la Seguridad Social que en septiembre de 2021. Esto supone un ritmo de crecimiento del empleo del 3,3% interanual, que refleja un menor empuje que en meses anteriores. El auge del empleo está perdiendo fuerza mes tras mes (3,5% en agosto, 3,8% en julio, 4,3% en junio), en un contexto de crisis de precios y de gran incertidumbre económica a nivel internacional por la guerra en Ucrania.

Educación sube, hostelería baja

El aumento del empleo en educación fue de 61.212 personas afiliadas más de media, un aumento del 7,16% respecto a agosto en línea con otros años prepandemia (+6% en 2019 y 7,4%, en 2018).

También crece el empleo en actividades administrativas y servicios auxiliares (+20.044 trabajadores, +1,4%), así como en profesiones de “alto valor añadido”, como destaca el Ministerio de la Seguridad Social, en referencia a la informática y telecomunicaciones (+6.574 trabajadores, +1,1%) y las actividades científicas y técnicas (+9.098, +1,08%).

En cambio, como suele ocurrir por el fin de la temporada turística de verano, la hostelería puso fin el pasado mes a muchos empleo. La afiliación media perdió 33.443 trabajadores afiliados de media (-2,23%), datos de nuevo similares -y algo inferiores- al periodo prepandemia (-2,74% en 2018 y -2,99% en 2019).

También desciende el empleo en el comercio, con 36.279 afiliados de media menos (-1,44%), con registros similares a 2019 (-1,38%) y 2018 (-1,3%).

Sigue el auge del empleo indefinido

Los datos de empleo de septiembre siguen una línea similar a años anteriores, pero ahora con la diferencia de un empleo indefinido que sigue en auge tras la aprobación de la reforma laboral. Del total de contratos firmados, casi la mitad (un 46,7%) fueron indefinidos, 775.856 contratos. “Supone un incremento de 559.168 (258,05%) sobre igual mes del año anterior”, informa el Ministerio de Trabajo.

La Seguridad Social también destaca este punto, según los contratos de los trabajadores afiliadas. “En septiembre, sigue acelerándose el aumento de afiliados con contratos indefinidos, que superan ya los dos millones de personas respecto al final de 2021”, apunta.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »