El Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas han lanzado una alerta sanitaria tras detectar ocho casos sospechosos de la viruela de los monos, según ha informado El País. Los casos, detectados en Madrid, están pendientes de confirmación a través de pruebas genéticas realizadas por el Centro Nacional de Microbiología.

La alerta se ha producido dos días después de que Reino Unido informara un brote de esta enfermedad que ha afectado a siete personas en ese país. Además, Portugal también ha confirmado tres casos a través de pruebas PCR y tiene dos pendientes de confirmación y 15 que se investigan.

Las autoridades no han logrado identificar un vínculo epidemiológico entre la mayoría de los afectados por lo que se deduce que existen varias cadenas de transmisión del virus no identificadas.

La viruela de los monos es una enfermedad que tiene síntomas similares a la viruela, aunque más leves: fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, escalofríos, fatiga e inflamación de los ganglios linfáticos. Además, produce una erupción en la piel.

Las autoridades sanitarias españolas han requerido a las comunidades autónomas que notifiquen de forma urgente los pacientes con síntomas compatibles con la definición compartida por Reino Unido: pacientes con un exantema vesicular sin causa explicable en cualquier parte del cuerpo y que tengan al menos uno de los síntomas.

También deberán cumplir uno de lo siguientes criterios: contacto con un caso diagnosticado en los últimos 21 adías, que sea un hombre que tenga sexo con hombres o haya viajado a África occidental o central en los 21 días anteriores al inicio de los síntomas.

Se trata de una enfermedad causada por un virus endémico de zonas de selva del continente africano, donde varios mamíferos como los simios pueden transmitirla al ser humano. La letalidad de lo brotes registrados en ese continente se sitúa entre un 1% y un 10%, según la OMS.

El contagio requiere contacto estrecho con el individuo portador y se produce mayoritariamente con el contacto con fluidos corporales.