0 0
Tiempo de lectura:3 Minutos, 53 Segundos

Eldiario.es| El aval de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) a la tercera dosis de la vacuna contra la COVID-19 ha dado a España el último empujón que necesitaba para aprobar su administración, aunque limitada solo a mayores de 70 años. Lo ha decidido la Comisión de Salud Pública en su reunión de este martes. Se trata del tercer grupo receptor de una nueva inyección después de la población inmunodeprimida y de los mayores de las residencias. La inoculación, con vacunas de ARN-m (Pfizer y Moderna), comenzará a finales de octubre y siempre que hayan pasado seis meses de la segunda dosis.

La demanda lleva semanas sobrevolando las conversaciones entre el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas después de alcanzar una amplia cobertura vacunal en la población general. El 87% de los ciudadanos mayores de 12 años tienen una pauta completa. Algunos territorios, como Castilla-La Mancha –liderado por el presidente socialista Emiliano García-Page–, ya daban por hecho la semana pasada que se empezará a suministrar a mediados de octubre. Los técnicos de todas las comunidades han coincidido con Sanidad en la conveniencia de aprobar una tercera dosis para la población de edad. Sin embargo ha habido discrepancias sobre si administrarla o no junto a la vacuna de la gripe. Galicia y Euskadi no tienen claro que sea lo más adecuado, por eso su voto ha sido en contra. Fuentes de la Xunta lo explican así: «Se ha decidido que voten sí los que están completamente seguros y no los que tenemos dudas con juntar tercera dosis y vacuna gripe».

Fuentes próximas a estas decisiones aseguran que era «razonable que con esta coartada –en referencia a la EMA– se diera un paso adelante» para vacunar a esta franja de población, que suma 6.794.069 personas en España, según los últimos datos del INE, correspondientes a 2020.

La decisión la ha tomado la Comisión de Salud Pública, formada por técnicos del Ministerio y de las comunidades autónomas. El procedimiento dice que después debe pasar por el Consejo Interterritorial de Salud, que sin embargo no tiene convocatoria ordinaria prevista para este miércoles.

A favor también empujaba la abundancia de vacunas en las neveras debido a la ralentización del ritmo de vacunación una vez que el 87% de la población diana tiene pauta completa. Sanidad ha vuelto a frenar esta semana la entrega semanal de viales de Pfizer ante el riesgo de que la acumulación eche a perder vacunas, como pasó en Catalunya.

El Consejo de Ministros acaba de aprobar que sea el Ministerio de Sanidad quien guarde las vacunas recibidas, en lugar de descentralizar la entrega como hasta ahora en las comunidades autónomas. «En estas nuevas fases, las necesidades de vacunas no serán iguales de constantes en el tiempo que los suministros, ni se pueden prever con la misma exactitud […] Ante esta situación, el Ministerio debe disponer de instalaciones de ultracongelación», dice el comunicado enviado por Sanidad.

¿Universalizar la tercera dosis?

El vacunólogo Amós García Rojas, recién nombrado representante español del Comité Permanente de la OMS para Europa, recuerda que la EMA «es un órgano regulador, no recomendador» que ha indicado la «viabilidad de la posología de la tercera dosis». «Es decir, ha dicho que es posible pero depende de las autoridades», matiza en conversación con elDiario.es. El experto considera que la evidencia científica para universalizar la tercera dosis no es «suficientemente sólida».

La Agencia Europea de Medicamentos ha aclarado en una rueda de prensa este martes que la tercera dosis de Pfizer es «segura y eficaz» aunque no es una «recomendación estricta» sino «realmente preliminar» porque faltan datos de lo que dura la protección de la segunda dosis y de cuándo y quién necesita refuerzo. El balance beneficio-riesgo de una tercera inyección, por tanto, es «positivo».

El pronunciamiento de la EMA se suma a la posición marcada por la FDA a mediados de septiembre. La autoridad sanitaria estadounidense dio el visto bueno a la tercera dosis para que mayores de 65 años y quienes tengan más riesgo de enfermedad grave reciban una dosis de refuerzo, pero no para la población general. La Agencia Europea asegura que un tercer pinchazo de Pfizer en población entre 18 y 60 años seis meses después del segundo aumenta los anticuerpos.

Universalizar la tercera dosis para toda la población española es algo que se descarta en España. Exigiría un nuevo esfuerzo organizativo para vacunar masivamente y, además contribuiría a profundizar en la desigualdad del acceso a las vacunas, sostienen algunos expertos que asesoran al Gobierno. 51 países del mundo no han alcanzado siquiera la cobertura del 10% de su población.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »