El portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Agrupación Socialista Gomera (ASG), Jesús Ramos, ha señalado esta mañana, durante la comisión parlamentaria sobre el reto demográfico en Canarias, que “las políticas de concentración económica han creado un efecto llamada en lo demográfico a las metrópolis y zonas turísticas, a costa de que se abandonen las islas no capitalinas y las zonas rurales”.

“Está claro que para fijar población al territorio se debe hacer desde la generación de nuevas oportunidades económicas que, a su vez, contribuirán a generar nuevas oportunidades laborales; a esto se le suma la necesidad de tener un acceso asequible a la vivienda y a infraestructuras básicas que permitan a la ciudadanía recibir unos servicios públicos esenciales adecuados”, afirmó. Asimismo, indicó que desde un punto de vista estrictamente para favorecer la inversión empresarial, “Canarias es un territorio muy heterogéneo, con 88 municipios y 7 islas, con una situación de planeamiento territorial dispar y en muchos casos deficitaria y esto condiciona materializar proyectos en las islas”.

Ramos ahondó en que “hay islas con una buenísima conexión nacional e internacional y otras con menos, por no decir algunas en que directamente no tenemos esas conexiones aparte de las interinsulares, lo que lastra nuestra competitividad y encarece los costes económicos y productivos de cualquier actividad que queramos desarrollar en las mismas, al tener que alargar la cadena logística para conseguir los insumos necesarios”.

“Lo cierto es que, los déficits y limitaciones estructurales no solo no parece que se busquen corregir, es que el lobby económico es muy importante, y cuando hay una estrategia o plan económico desde el Gobierno o se plantean las inversiones y ayudas empresariales públicas, la realidad es que se siguen concentrando en las islas donde se centra el tejido empresarial y esto contribuye a ampliar su potencialidad de generar más economía y empleo”, remarcó. “La continuación de estas políticas de concentración económica ha creado un efecto llamada en lo demográfico a las metrópolis y zonas turísticas, a costa de que se abandonen las islas no capitalinas y las zonas rurales de Canarias”, dijo. “Es un asunto complejo y por mucho que tratemos de diversificar nuestra economía, si no resulta rentable invertir en actividades económicas en algunos municipios e islas, difícilmente podremos conseguir resolver el reto demográfico”.

A juicio del diputado por la isla de La Gomera, “o removemos impedimentos normativos y cambiamos el paradigma de la territorialización de la inversión pública apoyando económicamente las zonas donde se debe revivir la actividad económica, o el estatus quo económico y político al final nos condicionará a la hora de afrontar esta tarea”.

Por otro lado, defendió que “el crecimiento poblacional de Canarias se ha disparado en los últimos cuatro años, con 400 mil nuevos residentes, no por una cuestión de natalidad, más bien por un efecto llamada con la llegada cada vez más intensa de europeos de distintos países”.

“El fenómeno no es baladí y tenemos que estudiar cómo se podrían tomar medidas porque lo cierto es que Canarias en cuatro años ha crecido hasta los 2,2 millones de personas y las previsiones son de mantener este aumento; el problema es que tenemos un territorio limitado con problemas importantes en materia de accesibilidad a la vivienda y debemos buscar la manera de poner un poco de sostenibilidad a esto”, afirmó.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »