Palabras y hechos

Toda interpretación del mundo está basada en las percepciones de y sobre la realidad, las concepciones-simbologías-explicaciones, los argumentos-razones-demostraciones y hechos-datos en sí.

Parece que todo es lo mismo, pero no lo es. Si, de verdad queremos aceptar los hechos-datos o lo real-realidad, en el mayor grado posible, tenemos que intentar que la visión-perspectiva de ello sea lo más cierta posible, en todos los parámetros.

Que el hecho-dato-información sea lo más cierta posible en sí, si decimos que existe un mamífero con cinco patas, sea verídico y verdadero en el terreno del hecho o dato o percepción. En segundo lugar, que se pueda demostrar-razonar que es cierto y verdadero, que no es un engendro de taxonomista o un juego malabar de partes de otros animales. Tercero, encontrar la argumentación-razonamiento dentro o fuera de las teorías biológicas en uso, que cómo ha podido suceder esta realidad. Cuarto, aceptar al final en sí, que esa percepción, es real, y por tanto, te guste o disguste hay que admitirla.

Dirán con razón, el ejemplo es estrafalario-radical-irreconocible-imprevisible, etc. Pero en la historia de la sociedad humana, nos enfrentamos-confrontamos, con presuntas realidades perceptivas que nos superan nuestros cauces mentales-conceptuales. Y, que quizás, poco a poco vamos asimilando (la tierra no es el centro del universo). Indicar la teoría de la Evolución de Darwin, ya que estamos en el ejemplo de la biología, parece pertinente. La teoría de la Relatividad de Einstein lo mismo, la teoría cuántica de Planck.

Pero siempre han existido “entes-realidades”, que nos superan, siempre “explicaciones-argumentos” que nos superan”, siempre por tanto demostraciones que tenemos que aceptar sin gustarnos…

Esta es la cuestión-problema, ¿de verdad queremos aceptar la realidad, lo más objetiva posible, no solo en los terrenos de la Física o de la Biología, sino de las realidades sociales, de todos esos aspectos que se entroncan-interrelacionan con todas las explicaciones humanas, ciencias sociales, humanidades, filosofía, explicaciones, que algunos denominan de sentido…?

¿Tenemos el valor de enfrentarnos, a multitud de hechos-datos, que quizás, no armonicen con nuestras concepciones de sistemas del mundo o de ideas, precedente, estamos abiertos, a entender-comprender, hechos-datos lo más objetivamente posible, encontrar argumentos-razones lo más objetivamente posible, y por tanto, aceptar realidades-entes reales humanos o sociohumanos lo más objetivamente posible, encajen con toda “tus explicaciones macrosociales precedentes”, que denominaríamos ideológica o de sistema de ideas?

Ni siquiera todos los que tienen como oficio-profesión-vocación buscar la realidad, en datos y argumentos-razones, en demostraciones son siempre capaces de hacerlo. Este es el grave problema de todos los criadores de cultura, sean investigadores o sean creadores-autores y autoras. Este es el mundo en que nos movemos.

Nos encontramos con mares de sistemas de ideas, cada uno con su color, a veces, enormemente complejos de interrelacionarse. Cada individuo con su barca, su posición dentro de ese mar, en diferencia con el resto de los demás. Es decir, el mundo, desde el aspecto de explicación, que no sea el método científico, estamos en una complejidad, algunos denominarían riqueza, que es imposible, demasiadas veces, ponerse de acuerdo.

En ciencias naturales, se sabe que si sobre un fenómeno existen cinco explicaciones, no todas son verdaderas, y con el tiempo, se irán encontrando nuevos datos y nuevas observaciones y nuevos argumentos y razonamientos y demostraciones, que al final, terminarán averiguando cual será la más verdadera. La explicación que casi totalmente, explicará todo ese conjunto de fenómenos o datos.

Pero en multitud de campos-áreas que explican realidades que la metodología científica, no explica de momento, nacen como árboles explicaciones de todo tipo, y todas luchan para que los cerebros humanos las acepten. Unas, con sus argumentos, otras con los suyos, generalmente devienen de siglos o milenios esos datos y esos argumentos-razonamientos.

El drama human es éste, y ésta es la razón que nos puede llevarnos a límites-puertas-túneles sin salida. Porque nos encontramos ante multitud de temas-cuestiones, con una enorme riqueza de explicaciones-demostraciones. Por tanto, de enunciar lo que es y lo que debe ser. Y, por tanto, obligando al resto de humanos, que tienen que aceptar ese enunciado-concepto-idea-representación de un trozo de la realidad.

En definitiva, el choque de explicaciones, de microrealidades o de macrorealidades. Y, hasta ahora, no han creado en todas las cuestiones, riqueza cultural, sino enfrentamientos culturales. No es lo mismo, indicar que el arroz se puede degustar de cien o mil formas. Y, y todos aceptemos esas posibilidades. Que indicar que en tal tema o en cientos, lo mejor y lo más bueno y lo más eficiente y lo más verdadero y lo más… es tal respuesta teórica y práctica. Por lo cual, sobran todas las demás, pero por otro lado no se terminan de explicar totalmente, esa realidad, esa demostración de la realidad.

Este es el grave  problema cultural que el mundo tiene, siempre lo ha tenido, bajo mi modesto entender-comprender. Pero durante siglos, la mayoría de hombres y mujeres vivían en sus continentes culturales, el poder del hombre sobre la Naturaleza era limitado, el poder demográfico también, pero ahora todos los parámetros se han elevado exponencialmente. Ahora, las diversas interpretaciones culturales, que se confrontan entre sí, que no son armoniosas, pueden llevar al mundo, a cualquier situación límite. Esta es la cuestión.

O, encontramos que cientos o miles de cuestiones de sentido, es decir, culturales, las metodologías científicas apliquen sus métodos y, nos digan cuales son los hechos y las argumentaciones más verídicas y verdaderas, o quizás, nos estemos enfrentando a mundos imposibles de ser y estar. Es decir, el ser humano puede ir encaminándose hacia situaciones límites. Y, y éstas siempre traen enormes problemas de no-paz, de conflictos graves. La historia lo ha demostrado muchas veces, pero ahora con poder tecnológico enorme, con poder demográfico enorme, con nuevos parámetros en casi todas las realidades.

Solo la paz mundial, solo la paz cultural nos puede permitir ver-estar en el horizonte presente-futuro con esperanza… ¡Porque el verdadero juego es la propia supervivencia humana, realidad que pienso-siento-percibo que olvidamos, este es el gran reto-premio-hito-realidad…!

https://museovirtualcuadernosdelamancha.wordpress.com © jmm caminero (26 oct.-17 nov. 2021 cr).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »