El Consejo de Ministros ha aprobado este martes la subida adicional del 1,5% para los empleados públicos este año, como se comprometió el Gobierno hace unas semanas en el acuerdo con CCOO y UGT en la Mesa General de Negociación de la Función Pública.

Este incremento se suma al alza del 2% de las retribuciones públicas que entró en vigor el 1 de enero de este año, como ha recordado el Ministerio de Hacienda y Función Pública en un comunicado.

Hacienda destaca que esta subida adicional del 1,5% generalizado «tiene un carácter excepcional», ya que es la primera vez que se produce. El incremento se aplicará en las nóminas de los trabajadores públicos de todas las administraciones, incluidas las comunidades autónomas y las entidades locales.

La consolidación de la subida en 2022 supone que se aplique sobre las retribuciones vigentes el 31 de diciembre de 2021 y, por tanto, se aplicará con carácter retroactivo. En total, el salario de los empleados públicos se habrá incrementado un 3,5% 2022.

La subida quedará reflejada en las nóminas a partir de noviembre, y el incremento correspondiente de enero a octubre se abonará como atrasos. El carácter retroactivo de la medida obliga a que se efectúe de esta manera, ya que la subida inicial del 2% recogida en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) 2022 lleva en vigor desde el 1 de enero.

La norma establece reglas específicas para que las comunidades autónomas y las entidades locales puedan materializar el pago. En el caso de las entidades locales, se contemplan las actuaciones presupuestarias necesarias para poder aplicar el incremento retributivo, como la incorporación del alza salarial a los créditos de los presupuestos de gastos del próximo ejercicio.

El acuerdo alcanzado hace unas semanas entre Hacienda, CCOO y UGT contempla una mejora salarial fija del 8% entre 2022 y 2024, con la posibilidad de llegar al 9,5%, en función de distintas variables.

Las partes también pactaron que en 2023 las retribuciones públicas se elevarán un 2,5% y se podrán incrementar hasta en un punto adicional en función de variables vinculadas al IPC y al PIB nominal. Los funcionarios recibirán un 0,5% más si la suma del IPC Armonizado de 2022 y del IPC Armonizado adelantado de septiembre de 2023 supera el 6%.

La otra variable, también del 0,5%, se aplicará si el PIB nominal iguala o supera el estimado en el cuadro macroeconómico que acompaña a los PGE de 2023.

En 2024, los sueldos públicos subirán otro 2%, con un 0,5% adicional en función de la variación del IPC armonizado.

El Gobierno precisa que la revalorización puede ser del 9,8% si se hacen cálculos en términos reales. El motivo es que el incremento salarial de cada ejercicio se consolida, por lo que el aumento de cada año se realiza sobre el sueldo incrementado del ejercicio anterior, explica Hacienda en su comunicado.

La mejora salarial beneficiará a 2.717.570 empleados al servicio de las Administraciones Publicas, según los datos del Boletín Estadístico del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »