65ymas| Ya es oficial: en enero de 2023, todas las pensiones contributivas de la Seguridad Social aumentarán el 8,5%, según preveía el Gobierno y ha confirmado el dato de la inflación interanual correspondiente a noviembre, publicado este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Por su parte, las pensiones no contributivas se incrementarán un 15%, es decir, el mismo alza que ya se está aplicando durante la segunda mitad de este 2022.

La fórmula de revalorización recogida en la ley de reforma de las pensiones es la que toma como referencia para determinar la subida de estas prestaciones el IPC interanual promedio de doce meses (de diciembre del año anterior a noviembre del ejercicio en vigor). El INE ha publicado el dato definitivo del IPC de noviembre, con lo que la media de diciembre 2021 a noviembre de 2022 arroja una inflación en este periodo del 8,46%, si bien el Gobierno tiene intención de redondearlo al 8,5%. Mientras, las pensiones no contributivas mantendrán para el próximo ejercicio la subida del 15% que se les aplicó el pasado mes de julio en virtud de una enmienda pactada por el Gobierno con Bildu en el marco de la negociación presupuestaria.

La Seguridad Social calcula que cada décima de subida de las pensiones tiene un coste de unos 150 millones de euros, por lo que elevarlas un 8,5% implicará un gasto de aproximadamente 12.750 millones de euros.El Banco de España, por su parte, estima que cada décima de incremento implica un coste de 180 millones de euros. Usando esas estimaciones, el coste de la subida de las pensiones en un 8,5% rondaría los 15.300 millones de euros.

Esta subida de las pensiones no afectará a todos por igual y habrá quienes noten más el incremento. La pensión media del sistema (jubilación, incapacidad permanente, viudedad, orfandad y en favor de familiares) ascendió en octubre de 2022 a 1.093,13 euros mensuales, cantidad que en 2023 subirá unos 93 euros mensuales, esto es, hasta los 1.186 euros mensuales en 14 pagas.

Pensión media de jubilación: 107 euros más

Respecto a la pensión media de jubilación en España se situó este año en 1.257 euros mensuales, por lo que con un incremento del 8,5% la cuantía promedio en 2023 ascendería a 1.364 euros. Es una subida de unos 107 euros al mes.

Pensión máxima: 240 euros más

463.657 pensionistas en España cobran la pensión máxima, fijada en 2022 en 2.819,2 euros al mes. Con la revaloración, pasarán a cobrar a partir de enero 3.059,2 euros el mes en 14 pagas, para un total anual de 42.829 euros, todo un récord en el sistema de la Seguridad Social. El incremento es de 240 euros.

Pension mínima: entre 61 y 76 euros más

Ls pensiones mínimas de jubilación, que dependen de la situación del beneficiario, quedarán de la siguiente forma:

  • Para las personas jubiladas con 65 años o más, en los 10.405,1 euros anuales (743,2 euros al mes) si tiene cónyuge no a cargo; en 10.962,6 euros al año (783 euros al mes) si no tienen cónyuge; y en 13.526,7 euros anuales (966,2 euros al mes) en los casos con cónyuge a cargo.
  • Para las personas jubiladas con menos de 65 años, en los 9.694,3 euros anuales (692,5 euros al mes) si tiene cónyuge no a cargo; en 10.256,3 euros al año (732,6 euros al mes) si no tienen cónyuge; y 12.682 euros al año (905,9 euros al mes) con cónyuge a cargo.

Pensión de viudedad: 66 euros más

Aquellas personas que reciben una pensión por viudedad, pasarán de los 780,6 euros mensuales de media a los 846 euros, poco más de 66 euros adicionales al mes.

Pensión de orfandad: 41 euros más

En 2023, las pensiones de orfandad subirán 41 euros para situar la media en los 462 euros mensuales.

Pensión en favor de familiares: 54 euros más

Quienes reciban una pensión en favor de familiares (para proteger la situación de necesidad económica ocasionada por el fallecimiento de la persona que origina la prestación) cobrarán 54 euros más al mes en 2023, incrementando el cobro mensual hasta los 694 euros.

Pensiones no contributivas: entre 40 y 45 euros más

Las pensiones no contributivas mantendrán para el próximo ejercicio la subida del 15% que se les aplicó el pasado mes de julio. Esta revalorización se aplicará para aquellos que hayan cotizado menos de 15 años, así como las de Clases Pasivas y el Ingreso Mínimo Vital (IMV), incremento del que ya gozan actualmente.

En España existen casi 447.000 pensiones no contributivas, cuya cuantía media ronda los 497 euros. Contando con que en 2023 se les aplique esta subida, la cuantía básica de la pensión no contributiva de jubilación se situaría en 520 euros mensuales, es decir, un incremento de 40 euros sobre el importe que tienen en la actualidad. Y la no contributiva de invalidez alcanzaría los 570 euros tras un alza mensual de 44,6 euros.

Sobre el autor:

Raúl Arias

Raúl Arias es periodista especializado en Política, Economía y Sociedad. Licenciado en la Universidad Complutense de Madrid, ha trabajado en diferentes medios de tirada nacional, siempre pegado a la actualidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »