La UE se reunirá de urgencia para abordar la intervención del mercado eléctrico

“Debemos arreglar el mercado de la energía”. Es el mensaje del Gobierno checo, que ocupa la presidencia rotatoria de la UE en el segundo semestre de este año. Y lo lanza con la convocatoria de una reunión extraordinaria de los ministros de Energía de los 27 para el próximo 9 de septiembre en Bruselas, con la intención de abordar la crisis energética y el aumento de los precios.

Varios países, entre ellos España o Italia, llevan meses pidiendo esa reforma del mercado, prácticamente un año, pero no ha sido hasta hace escasas semanas cuando la Comisión Europea se ha mostrado receptiva. Este mismo lunes, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha dicho en el Bled Strategic Forum: “Los precios de la electricidad disparados están exponiendo las limitaciones de nuestro diseño actual del mercado de la electricidad. Fue concebido para otras circunstancias. Por eso, estamos trabajando en una intervención de emergencia y una reforma estructural del mercado eléctrico”.

“La era de los combustibles fósiles rusos en Europa está llegando a su fin”, ha dicho Von der Leyen: “Y, liberados del chantaje ruso, habrá un mayor poder para defender las reglas globales. Poner fin a nuestra dependencia de los combustibles fósiles rusos es solo el primer paso”.

El ministro de Industria checo, Jozef Síkela, ha tuiteado: “Después de un fin de semana de negociaciones, puedo anunciar que convocamos una reunión extraordinaria del Consejo de Energía. Nos reuniremos en Bruselas el 9 de septiembre. Debemos arreglar el mercado de la energía. La solución a nivel de la UE es, con mucho, la mejor que tenemos”.

“Los ministros de energía se reunirán en Bruselas para discutir y decidir cómo controlar el aumento de los precios de la energía”, afirmaba la presidencia checa del Consejo de la UE.

Si España lleva meses pidiendo una reforma del mercado eléctrico, en las últimas semanas han sido los gobiernos de Austria y Bélgica los que también están pidiendo un tope al gas para bajar la luz. Tope que consiguieron Madrid y Lisboa con el argumento de la isla energética ibérica.

El canciller austriaco, Karl Nehammer, miembro del PP europeo, ha dicho este domingo: “Debemos parar de una vez la locura que se está produciendo en los mercados energéticos. Y eso sólo puede ser a través de una solución europea. Este mercado no se regulará por sí mismo en su forma actual. Hago un llamamiento a los 27 para detener inmediatamente esta explosión de precios”.

Por su parte, el primer ministro belga, el liberal Alexander De Croo, ha afirmado este domingo que trabaja para que la UE pacte “lo más rápidamente posible” un límite al precio del gas para responder al aumento de los precios energéticos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »