Intervenidos 200 kilogramos de cocaína en un buque que realizaba una parada técnica para repostar combustible en el puerto de Santa  Cruz de Tenerife

La droga se encontraba adosada en el interior de una de  las toberas de refrigeración del buque Nord Mamore, que  realizaba una parada técnica de fondeo para  aprovisionarse de combustible en su ruta desde Brasil  hasta el puerto de Lisboa 

  

El Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia  Tributaria en Santa Cruz de Tenerife y la Guardia Civil han intervenido  200 kilogramos de cocaína que se encontraba adosada en el interior de  una de las toberas de refrigeración del buque Nord Mamore. La  operación tuvo lugar mientras el barco efectuaba una parada técnica  para aprovisionarse de combustible en su ruta desde Brasil hasta el  puerto de Lisboa.

La intervención ha sido fruto de una de las visitas de fondeo que viene  realizando la Sección del Resguardo Fiscal y Fronteras de la Guardia  Civil del puerto de Santa Cruz de Tenerife de forma conjunta con la  Unidad Combinada de Vigilancia Aduanera de Santa Cruz de Tenerife.

Este tipo de visitas se efectúan con objeto de fiscalizar la carga de los  barcos. En este caso, en la madrugada del 5 de agosto se procedió a la  realización de una visita al buque de carga denominado Nord Mamore,  que estaba fondeado en la zona de fondeo número 2 del puerto de Santa  Cruz de Tenerife para repostar combustible. La carga declarada era de  maíz y su destino era el puerto de Lisboa.

Durante el transcurso de la inspección de la carga y del resto de zonas  comunes de la embarcación, fueron detectados hasta un total de ocho  fardos. El hallazgo se produjo durante la revisión de una tobera de toma  de agua de refrigeración de la maquinaria del buque, efectuada desde el  exterior del casco por personal del equipo de actividades subacuáticas  de la Guardia Civil (GEAS).

Dichos fardos se encontraban atados en el interior de la tobera y entre sí  cuando fueron localizados por los buceadores. Tras el análisis de los  mismos resultó que en su interior se detectó la presencia de sustancias  estupefacientes, concretamente cocaína, arrojando un peso de 200  kilogramos una vez pesado el contenido de los paquetes que contenían  los fardos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »