Endesa contabiliza un centenar de incidencias eléctricas en la vía pública por las fuertes rachas de viento de la borrasca Celia

  • En apenas 36 horas el teléfono de atención ha recibido numerosas llamadas de ciudadanos alertando sobre caídas de cables, postes y torres metálicas en varios puntos de Canarias.
  • Las Palmas de Gran Canaria, Santa Cruz de Tenerife y Arafo han sido los municipios más afectados a nivel eléctrico por este fenómeno meteorológico.

 

 

Endesa recibe en apenas 36 horas un centenar de llamadas telefónicas gestionadas a través del centro de atención telefónica de averías (CAT) y del registro de la propia web, solicitando la intervención urgente de los operarios de la compañía por incidencias eléctricas provocadas por las fuertes rachas de viento asociadas a la borrasca Celia, un fenómeno meteorológico que ha azotado a Canarias.

La mayoría de las llamadas procedían de ciudadanos y de los alcaldes y concejales de los distintos ayuntamientos de Canarias alertando sobre el desprendimiento de cables sobre la vía pública y de postes eléctricos que se precipitaron peligrosamente al suelo afectando en determinados casos al tráfico rodado. Además, se contabiliza la caída puntual de varias torres metálicas, las más aparatosas se localizaron en los municipios de Moya y Candelaria. Las estructuras eléctricas elevadas fueron literalmente dobladas por la fuerza del viento hasta precipitarse al suelo. Recordemos que el viento alcanzó en algunos momentos rachas de hasta 150 kilómetros por hora.

En otros casos se vieron dañados aisladores, contactos entre los conductores de electricidad, así como fusibles fundidos, a causa de objetos que elevan el vuelo movidos por el viento como plásticos, lonas, entoldados, etcétera. Normalmente, estos materiales tocan las líneas y provocan la incidencia.

Las zonas más afectadas han sido Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife, así como Arafo, Tuineje, El Rosario, Haría, el sur de Gran Canaria y varias actuaciones en Fuerteventura y en La Palma. De hecho, durante la mañana de hoy martes, 15 de marzo, aún seguían produciéndose desprendimientos de cables y otros incidentes que requerían de la intervención del equipo de operarios de Endesa, a través de su filial e-Distribución. Mientras la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ampliaba una jornada más el nivel de alerta amarillo y naranja, dependiendo de las islas.

En este sentido, el director del área de Distribución en Canarias, Carlos Lafoz, insistía en el intenso trabajo al que ha estado sometido el departamento en las últimas horas, como consecuencia de las múltiples caídas de elementos eléctricos a la vía pública, algunos de ellos poniendo incluso en peligro la integridad de las personas.

“Afortunadamente no ha habido que lamentar daños personales, pero sí es cierto que la tormenta ha ocasionado muchos desperfectos eléctricos como la caída de cables y de varios puntos de apoyo que quedaron completamente doblados. Aclarar que en algunos casos hemos actuado de inmediato, pero en otros iremos atendiendo las reparaciones a medida que mejoren las condiciones climatológicas, puesto que también tenemos que garantizar la seguridad de nuestros operarios”, puntualiza el director del área de Distribución en Canarias, Carlos Lafoz.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »