Curbelo apela al “debate serio” sobre las relaciones con Marruecos y pide garantías ante las prospecciones

  • El portavoz de Agrupación Socialista Gomera insiste en que Canarias forme parte de la comisión bilateral hispano-marroquí para avanzar en la delimitación de las aguas territoriales 
El portavoz del Grupo Parlamentario Agrupación Socialista Gomera (ASG), Casimiro Curbelo, ha apelado al “debate serio para buscar soluciones ante la realidad abierta después del cambio de postura de España sobre la soberanía del Sáhara”. Así lo ha expuesto durante su intervención en la Cámara autonómica, en la que ha insistido en el interés social, político y económico que genera este asunto, “en el que Canarias debe tener una posición preferente”.
Curbelo reconoció que si bien Canarias no puede fijar la posición del Estado, “no se puede tomar ninguna decisión sobre Marruecos y el Sáhara sin contar, sin informar, y sin hablar con las islas y calcular sus posibles consecuencias, porque esas relaciones sin el Archipiélago son un error”, de ahí que insistiera en la participación directa de las islas en la comisión bilateral hispano-marroquí.
Esta postura, según argumentó el diputado autonómico, parte de la importancia que tiene la delimitación de las aguas entre Canarias y Marruecos, y que el Estatuto de Autonomía aprobado en 2018 establece las denominadas como aguas canarias en las primeras doce millas. “Es un acierto recuperar el grupo de trabajo sobre este asunto. Ahora bien, ni un milímetro de retroceso en las aguas canarias, la Zona Económica Exclusiva y la Plataforma Continental”, aseveró.
En este sentido, Curbelo lamentó que durante décadas las políticas de España y la Unión Europea con África “no hayan contado con Canarias. Al contrario, nuestras islas han padecido las consecuencias de medidas que se han adoptado”, en referencia a las inversiones para el desarrollo de enclaves logísticos y portuarios como los situados en Tánger o el impacto en productos de exportación como el tomate, “que tiene condiciones preferenciales para su  comercialización en el mercado europeo”.
Yacimientos de hidrocarburos
 
Curbelo aclaró que “nadie, ni nada puede impedir a Marruecos gestionar y explotar sus riquezas marinas”, pero insistió en que España exija medidas de seguridad ambiental, dada la cercanía a las costas canarias y su impacto sobre el territorio archipielágico. Sobre este asunto, precisó que en el caso de Canarias, la Ley de Cambio Climático y Transición Energética prohíbe la explotación de energías fósiles.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »