Cómo compartir tu conexión móvil y evitar las redes públicas

0 0
Tiempo de lectura:5 Minutos, 47 Segundos
Gracias a nuestros smartphones, siempre tendremos una conexión a Internet a través de nuestros datos móviles en cualquier momento y lugar evitando los riesgos de conectarnos a redes wifi públicas. En este artículo repasaremos el paso a paso para compartir nuestra conexión móvil con otros dispositivos de manera segura.

Pasamos muchas horas de nuestro día a día conectados a Internet, ya sea dentro o fuera de casa nuestros dispositivos tienen una gran variedad de opciones con las que mantenernos en línea, desde los datos móviles a las redes wifi gratuitas que hay en lugares públicos como centros comerciales, hoteles o algunos bares o restaurantes. En ocasiones, nos quedamos sin datos y no nos queda más remedio que recurrir a estas últimas para seguir conectados a pesar de la amenaza que suponen para nuestra seguridad.

Este tipo de conexionen suponen una gran amenaza contra nuestra privacidad debido a las vulnerabilidades que presentan y a la facilidad que tienen los ciberdelincuentes de utilizarlas para conseguir monitorizar y tomar control de nuestra actividad online.

Por esta razón, es mucho más efectivo y seguro que, si necesitamos conectarnos a Internet y no tenemos una conexión fiable, utilicemos la conexión móvil de nuestro smartphone para crear puntos de acceso seguros a los que conectar otros dispositivos, como nuestro ordenador portátil.

¿Cómo podemos compartir wifi con nuestro smartphone?

Hoy en día cualquier teléfono inteligente dispone de una conexión a Internet contratada con nuestro proveedor de datos. Esta conexión es posible gracias a las redes móviles (4G, 5G), que ofrecen una velocidad suficiente como para navegar desde otros dispositivos como tablets u ordenadores.

La función de compartir wifi está disponible en cualquier dispositivo móvil, ya sean Android o iOS y tanto crear un punto de acceso como conectarnos a ellos es muy sencillo. A continuación, vamos a ver paso a paso como hacerlo desde cualquier sistema:

Compartir wifi con Android

Existen diferentes versiones de Android y diferentes personalizaciones dependiendo del distribuidor o fabricante, sin embargo el proceso suele ser similar:

Lo primero será acceder a los Ajustes del teléfono y dirigirnos al apartado correspondiente. Dependiendo de la versión puede variar:

  1. Redes e Internet > Zona Wifi / Compartir conexión > Punto de acceso Wifi.
  2. Punto de acceso portátil> Configurar punto de acceso portátil.
  3. Redes móviles > Anclaje y zona Wi-Fi > Zona Wi-Fi portátil.

Imagen AjustesImagen Redes Moviles

Imagen Anclaje y zona Wi-FiImagen Ajustes

Lo siguiente que habrá que hacer será configurar nuestro punto de acceso. Por norma general, nuestro dispositivo móvil ya dispondrá de una configuración por defecto que deberemos modificar por seguridad.

Imagen Punto de acceso portatil Imagen Configurar punto de acceso portátil

Imagen Zona Wi-Fi portátil

  1. Nombre del punto de acceso / SSID: donde podremos cambiar el nombre de esta red y será el que vean otros dispositivos cuando la busquen.

  2. Contraseña del punto de acceso: clave de seguridad para conectarse a la red. Recuerda utilizar una contraseña lo suficientemente robusta para que no se conecten terceros no deseados. Te facilitamos una infografía que te ayudará a crear una contraseña segura paso a paso.

  3. Seguridad y cifrado: algunas versiones nos permitirán modificar el ancho de banda o el tipo de cifrado que tendrá nuestra conexión. Recuerda utilizar siempre la más segura (WPA2 o superior).

En algunas versiones de Android podremos administrar los dispositivos para limitar el ancho de banda o la cantidad de datos a compartir, así como crear un límite máximo de dispositivos conectados o incluso crear una lista negra de dispositivos.

Imagen Punto de acceso portátil Imagen Dispositivos conectados

Tras esto, solo deberemos Activar el punto de acceso para que otros dispositivos puedan conectarse a Internet gracias a nuestra conexión móvil.

Finalmente, para conectarnos desde otro dispositivo, será tan sencillo como acceder a Ajustes > Wifi y buscar la red que acabamos de crear, introducir nuestras credenciales y conectarnos a Internet.

Compartir wifi con iOS

En dispositivos de Apple el proceso es más sencillo aunque dispone de menos opciones de configuración:

  1. Para crear nuestro punto de acceso deberemos acceder a Ajustes > Punto de acceso personal > Permitir a otros conectarse.

    Imagen Ajustes iOSImagen Punto de acceso personal iOS

  2. Ahora solo deberemos modificar la contraseña y utilizar una lo suficientemente robusta. El nombre de la red será el que le hayamos dado al dispositivo y podremos modificarlo desde Ajustes > General > Información > Nombre.
  3. El resto de los dispositivos podrán ver la red en la lista de conexiones wifi disponibles. Para conectarse, solo deberán seleccionar dicha red e ingresar la contraseña.

En dispositivos iOS es posible habilitar una función para que nuestra familia pueda conectarse a nuestro punto de acceso de forma automática, sin necesidad de introducir una contraseña. Para ello, primero deberemos tener habilitado un grupo familiar desde Ajustes > ID de Apple > En Familia > Configura tu familia, donde tendrás que seguir las instrucciones para invitar a tus familiares. Luego, para invitarlos al punto de acceso:

  1. Iremos a Ajustes > Punto de acceso personal > En familia.
  2. Luego, activaremos En Familia y seleccionaremos el nombre de cada uno de los miembros que queremos habilitar estableciendo si necesitan solicitar aprobación o pueden conectarse de forma automática.

¿Qué precauciones debemos tomar?

Aunque es una medida muy útil para conectar otros dispositivos o prestar nuestra conexión a nuestros amigos/familiares, no debemos ignorar una serie de precauciones/consejos:

  • Vigilar el consumo de batería y de nuestros datos, pues al compartir la red este consumo aumenta considerablemente.
  • Utilizar una contraseña robusta para proteger el acceso a nuestra conexión.
  • Compartir la red solo con conocidos, asegurándonos de que no se va a realizar un uso fraudulento que pueda poner en peligro nuestra seguridad y privacidad.
  • Limitar la conexión a un periodo de tiempo concreta o mediante las opciones de límite del ancho de banda.
  • Comprobar eventualmente los dispositivos conectados a nuestra red para asegurarnos de que no tenemos invitados no deseados utilizando nuestra conexión, y que puedan tratar de tomar el control o robar información.
  • En caso de no disponer de esta función y necesitar conectarnos a Internet, aún podemos recurrir al uso de una VPN para conectarnos de forma segura a Internet mediante redes wifi públicas. Y no olvidemos desactivar la opción cuando no vayamos a hacer más uso de ella.

Desde la OSI recomendamos utilizar esta función siempre y cuando tengamos en cuenta dichos consejos y tengamos claro que solo debemos hacerlo de forma puntual y con dispositivos y personas de confianza. Los riesgos vinculados a un mal uso de esta función son muy graves y pueden ir desde la infección de nuestro dispositivo hasta la monitorización de toda nuestra actividad online, vulnerando la seguridad de nuestras cuentas, datos bancarios y otros datos personales. Ante cualquier duda, debemos recordar que tenemos a disposición de los usuarios la Línea de Ayuda en Ciberseguridad de INCIBE, 017, de forma totalmente gratuita y confidencial.

¿Alguna vez habías necesitado conectarte a Internet sin una red fiable cercana? ¿Has probado alguna vez a compartir tu conexión móvil? Comparte con el resto de los usuarios tu opinión y experiencias y mantente al día con las publicaciones de la OSI en materia de ciberseguridad para poder disfrutar de las ventajas de la tecnología.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »