CC exige que los 1.144 millones “lleguen a todos los sectores y a todas las islas”

0 0
Tiempo de lectura:5 Minutos, 41 Segundos

Fernando Clavijo reclama “velocidad” para que las ayudas lleguen cuanto antes y salvar así el mayor número de empleos posibles 

Pablo Rodríguez reclama al Gobierno que “no cometa los mismos errores que con las ayudas de la Comunidad Autónoma de los que solo se han llegado a las empresas 8 de los 80 millones de euros prometidos”


El secretario general nacional de Coalición Canaria-PNC, Fernando Clavijo, propuso este lunes que el Gobierno de Canarias incorpore cambios en el decreto del Estado que fija la distribución de los 1.144 millones de euros con el fin de que “lleguen a todos los sectores económicos y a todas las islas”.

El líder nacionalista mostró su preocupación porque los fondos “a pesar de haber sido anunciados hace semanas siguen sin llegar a la espera de la firma del convenio que los permita materializar” y aseguró que “aunque el texto de ese convenio no  se ha compartido con la oposición ni con los firmantes del pacto de reactivación, desde Coalición Canaria consideramos que nuestra obligación es seguir  aportando para intentar que esas ayudas sean  lo más eficientes posible para salvar el mayor número de empleos posible”.

Fernando Clavijo insistió en que “una vez más los nacionalistas canarios arrimamos el hombro y ponemos sobre la mesa nuestras propuestas a pesar de la negativa del Gobierno canario de escuchar o aceptar ayuda, porque nuestro principal objetivo sigue siendo que Canarias salga lo antes posible de la crisis económica en la que está inmersa”.

Por este motivo, manifestó “nuestras propuestas van orientadas a generar velocidad para que las ayudas lleguen cuanto antes” y reiteró la necesidad de que “incorporen a todas las actividades económicas puesto que, como hemos defendido desde el inicio de esta pandemia y no solo en el caso de las ayudas directas sino también para los Erte, en Canarias toda la actividades económicas están relacionadas con la actividad turística y, por lo tanto, deben estar incluidas en el convenio para el reparto de ayudas y para que los requisitos que han frenado el acceso de miles de empresas a las ayudas directas del Gobierno de Canarias -caídas en la facturación o estar al día en la totalidad de las obligaciones con la seguridad social- se adapten a la realidad de las empresas”.

El líder de los nacionalistas canarios apeló a la responsabilidad para que “ese reparto de los fondos sea de forma equilibrada entre los proyectos e islas” y aseguró que “solo así se evitará caer en una Canarias de dos velocidades y se impedirá que se queden islas atrás”. En este sentido, señaló que “Canarias no avanza si se deja atrás a alguna de sus islas; si no hay una cohesión económica si no se atiende a la diferente realidad de cada Isla se estará cometiendo un error que puede lastrar el futuro de esta Comunidad Autónoma”.

Las propuestas defendidas por los nacionalistas para mejorar el decreto del Estado están dirigidas a agilizar los plazos y tramitación de las ayudas para movilizar los fondos y hacerlas efectivas lo antes posible; que sea la caída de la facturación el único requisito, independientemente del sector; que se excluya de las ayudas a las empresas que hubieran presentado pérdidas en 2019, ya que esto implica que las empresas de nueva creación o establecimientos hoteleros que acometieron procesos de reforma o rehabilitación durante 2019 podrían quedar excluídas de esas ayudas; y que se estudie una vía para que la gran cantidad de autónomos y pymes que no han podido hacer frente al pago de sus obligaciones fiscales o con la seguridad social por la caída de la facturación desde el inicio de la pandemia puedan acceder a los fondos.

Por su parte, el secretario general de Coalición Canaria- PNC, Pablo Rodríguez, demandó al Gobierno de Ángel Víctor Torres que “no cometa los mismos errores que con las ayudas de la Comunidad Autónoma de los que solo se han llegado a las empresas 8 de los 80 millones de euros prometidos”.

En este contexto, señaló Rodríguez que “el escenario que nos encontramos es preocupante. El día 9 decae el Estado de Alarma sin que se haya previsto una herramienta para que desde la Comunidad Autónoma se puedan tomar decisiones de control de la pandemia en función de la situación de cada isla. La decisión, que parece responder a un interés electoral del partido socialista, se toma de forma unilateral por parte de Pedro Sánchez sin que haya un plan B o herramientas que garanticen que se pueden tomar medidas de control por parte de cada comunidad autónoma. A esta incertidumbre se suma un lentísimo calendario de vacunaciones (y un evidente y preocupante retraso en las ayudas directas”.

Pablo Rodríguez sostuvo que los nacionalistas “no discutiremos las medidas sanitarias. Si los expertos señalan que una isla está en una fase determinada será por algo, pero lo que no apoyamos es que  se estén tomando esas decisiones desde hace seis meses y todavía no se acompañen de ayudas directas”.

Rodríguez expuso que “el 22 de enero (hace ya más de tres meses), Ángel Víctor Torres y Román Rodríguez, anunciaron 169 millones en ayudas directas. De ese anuncio en rueda de prensa y en multitud de notas de prensa y declaraciones después , lo cierto es que, a los bolsillos de quien necesita la ayuda para no cerrar, han llegado algo más de 8 millones. Y de esos 169 millones hay más de 80 de los que no se sabe nada. Se anunció que iría a compensar el IBI y tres meses después, no han dicho nada”.

El secretario de CC de Gran Canaria apeló a un cambio de “actitud” del Gobierno de Canarias ante “una realidad de incertidumbre permanente que nos preocupa porque de esta situación no se sale anunciando millones y millones de euros, sino gestionándolos”. Asimismo, agregó que  “si el dinero, como se empeñan en decir, no es un problema. Entonces el problema es de gestión. Y nos preocupa que esos 1.144 millones de euros que deben ser la tabla de salvación para miles de empresas se queden en nada por falta de gestión, porque no hay maquinaria; no hay músculo”.

En este contexto, Rodríguez puso como ejemplo el dato que se daba a conocer este fin de semana y que indicaba que “en el primer trimestre del año ha caído la licitación de obra pública en un 91%, y después nos extrañaremos de que les sobre dinero y haya superávit. Mientras otras comunidades disparan su licitación de obra pública, en Canarias se paraliza. En una autonomía que ha perdido en un año 130.000 puestos de trabajo, la obra pública se queda casi a cero. Es alarmante. Y esa alarma es la que nos lleva a seguir planteando, una vez más como decía Fernando, propuestas para ayudar a agilizar la gestión de las ayudas”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »