0 0
Tiempo de lectura:7 Minutos, 47 Segundos

Natalia G. Vargas / Toni Ferrera / Canariasahora/eldiario.es


 

 

El nombre de Casimiro Curbelo se escucha cada vez más en todos los mentideros políticos de las Islas. La intención del presidente del Cabildo de La Gomera y líder de la Agrupación Socialista Gomera (ASG) no es otra que estirar su red de influencia y representación por todo el Archipiélago para ganar protagonismo en las elecciones autonómicas de 2023, apuntan varias fuentes consultadas de distinto signo político. Curbelo, cuyo partido fue determinante para la formación del actual pacto de gobierno en Canarias entre PSOE, Sí Podemos Canarias, Nueva Canarias y ASG, está estudiando y sondeando una unión de partidos independientes para cumplir un deseo “no de ahora, sino de hace tiempo”.

Una de las puertas tocadas ha sido la de Unidos por Gran Canaria (UxGC), cuyos líderes, los Bravo de Laguna, José Miguel y Lucas, han confirmado a Canarias Ahora haber mantenido una reunión con el líder gomero para analizar esta posibilidad y abrir el abanico de opciones de cara a los próximos comicios. También ha habido contactos en La Palma, El Hierro y Tenerife, con vistas al escenario más que volátil de las elecciones de 2023, con Ciudadanos en clara descomposición y el incierto futuro de Vox sin terminar de cuajar en la idiosincrasia isleña.

Saúl Ramírez, exdiputado de Ciudadanos (Cs), se presenta como una de las personas que está actuando en nombre de Curbelo. Ramírez abandonó Ciudadanos en 2019 tras cuatro años en la formación que por aquel entonces lideraba Albert Rivera. En ese momento aseveró que abandonaría la primera línea política e insistió en que no iba a presentarse como candidato a ocupar ningún cargo. Pero poco después se alió a UxGC para desarrollar “programas con medidas de empleo o de fiscalidad”.

Fuentes consultadas por esta redacción que han preferido hablar de forma anónima insisten en que Saúl Ramírez “está llamando a mucha gente” para engordar la lista de aliados de Casimiro Curbelo en Gran Canaria. Este periódico ha podido confirmar, a través de un mensaje de WhatsApp, que lo hace anunciando la apertura de una sede ubicada en la capital de la isla y sin el concurso de la familia Bravo de La Laguna. Ramírez, preguntado por esta redacción, lo niega todo. Y Curbelo dice que no sabe nada de “esas barbaridades”. Mutis por el foro.

En Ciudadanos, Ramírez hizo buenas migas con Teresa Berástegui, actual viceconsejera de Turismo nombrada precisamente por Casimiro Curbelo tras su marcha del partido liberal en 2019. Es esa buena sintonía entre ambos la que ha hecho que personas vinculadas a la política canaria hablen de ellos como los “embajadores” de la nueva confederación de partidos o coalición de agrupaciones políticas que pretende encabezar Curbelo.

Los tentáculos de Curbelo en Tenerife

El nombre del líder de ASG también ha resonado en Tenerife. Fuentes socialistas del municipio tinerfeño Icod de Los Vinos aseguraron haber visto al exalcalde Juan José Dorta, condenado a un año de prisión y doce de inhabilitación por prevaricación continuada, reunirse con Teresa Berástegui y el exconcejal socialista de La Laguna Javier Abreu para hablar sobre el proyecto de Curbelo. Estas mismas fuentes, poco más tarde, recularon y matizaron que el encuentro se había producido entre Abreu, Dorta y “una mujer rubia” que, supuestamente, sería la viceconsejera de Turismo fichada por el líder de ASG tras su salida de Ciudadanos.

Los protagonistas de esta cita niegan todo rotundamente. “Que quede bien claro que yo no tengo nada que ver con eso’’, subrayó Abreu en declaraciones a esta redacción. También Berástegui aseguró que no conocía personalmente al exalcalde de Icod de los Vinos. Respecto al supuesto proyecto de Curbelo, la viceconsejera insiste en que es “independiente” y que no forma parte de ASG: “Lo que pretenda o no pretenda el partido será la formación la que tenga que decirlo”. Asimismo, ha desmentido que ella esté trabajando con Saúl Ramírez en la formación de un nuevo partido.

Cheo Dorta ha tramitado este mes la petición de indulto que le permitiría volver a la política. Sin embargo, el exalcalde defiende que su decisión es “una especie de reivindicación”. “Yo ya estoy fuera de la política y no tengo interés en incorporarme a la vida pública”, señala. Preguntado por Curbelo, Dorta reconoce que ha habido ofertas de diferentes agrupaciones independientes y opciones políticas. “Tengo bastante amistad y una admiración personal por el presidente del Cabildo de La Gomera. Siempre lo he apoyado y lo seguiré apoyando. Para mí es un gran referente. Los gomeros deben estar encantadísimos. Yo puedo ayudar a quien me lo pida o apoyar una candidatura, pero todavía no he tomado ninguna decisión al respecto”. Respecto a la supuesta reunión con Abreu y Berástegui, el exalcalde de Icod lo niega.

Fuentes socialistas también apuntaban al alcalde de Arona, José Julián Mena, como otro de los fichajes de Curbelo en Tenerife. Mena está actualmente envuelto en un procedimiento judicial para recuperar sus derechos en el PSOE después de que el partido lo expulsara por cometer “faltas de carácter muy grave” de manera sucesiva, tras una agria polémica interna con su concejal de Urbanismo, Luis García. En la actualidad, la Justicia ha estimado las medidas cautelares solicitadas por el alcalde del municipio sureño. Respecto a las pretensiones del líder de ASG, Mena no ha desmentido ninguna oferta y se ha limitado a responder que “no tendría sentido irse a otro partido si está luchando por recuperar su situación en el PSOE”.

Otras personas históricamente vinculadas a la política en el Archipiélago apuntaban al bando opuesto de Mena y hablaban del exconcejal de Urbanismo Luis García -destituido por el alcalde- como la persona a la que tocaría la puerta ASG. “No es verdad, por supuesto que no. Ni Casimiro Curbelo, ni nadie”, aseguró García.

El interés de Casimiro Curbelo por explorar esta vía

Curbelo fue designado por muchos como el principal vencedor del pacto que aupó a la presidencia de Canarias a Ángel Víctor Torres. Su partido obtuvo poco más de 6.000 papeletas, concentradas en La Gomera, y tres escaños, suficiente para ser clave en la negociación con PSOE, Podemos y Nueva Canarias para la conformación del Ejecutivo regional. Podía haberse decantado por un pacto de derechas con Coalición Canaria, PP y Ciudadanos, como así estuvo a punto de suceder, pero aquellas intrincadas negociaciones multilaterales acabaron cediendo a favor del pacto de izquierdas.

La circunscripción insular en las elecciones autonómicas le otorga esa capacidad de decisión. En el Archipiélago rige lo que se conoce como “regla de la triple paridad”, ahora ligeramente modificada con una circunscripción regional de 10 diputados más. Funcionó durante 36 años para equilibrar la balanza de escaños entre las dos provincias (30 para Las Palmas y 30 para Santa Cruz de Tenerife), entre las islas capitalinas (15 para Gran Canaria y 15 para Tenerife) y entre el resto de islas (15 para La Gomera, El Hierro y La Palma y 15 para Fuerteventura y Lanzarote) y las capitalinas (30 a 30).

Este siguió siendo el eje vertebral en la reforma electoral canaria de 2018 (a la que aún le falta tomar forma de ley) que entró en escena en los comicios de 2019. Como grandes modificaciones figuran la adición de un escaño adicional a Fuerteventura, la rebaja de la barrera electoral al 4% y la asignación de nueve escaños extras a la circunscripción autonómica, creada para atenuar la descompensación del valor relativo del voto que resulta del prorrateo de escaños entre las circunscripciones insulares, lo que ha aumentado el número de asientos en el Parlamento autonómico de 60 a 70.

La creación de esta nueva circunscripción, que podría ganar aún más peso ya que apenas se aplica, por ahora, para nueve de los 70 diputados que reparte la Cámara, es lo que estaría animando a Curbelo a explorar sus opciones en todas las islas. Hasta ahora al líder gomero le ha servido para levantar su propio feudo en La Gomera, donde sabe que los votos para las elecciones regionales valen mucho más que en Tenerife o Gran Canaria (por eso de la circunscripción insular y la sobrerrepresentación de las islas no capitalinas) para ganarse un hueco en la primera línea de la política canaria. Pero eso podría cambiar.

Víctor Cuesta López, doctor de Derecho Constitucional por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, propone en su texto Reforma electoral en Canarias: génesis, alcance, implementación e incidencia práctica una reforma más ambiciosa para reducir la desigualdad del valor relativo del voto entre circunscripciones insulares. Considera que la opción más sensata sería la asignación inicial de un número concreto de escaños a cada circunscripción insular y el prorrateo del resto atendiendo a criterios demográficos. Es decir, que tengan más peso Gran Canaria y Tenerife por su alta densidad poblacional. La asociación Demócratas para el Cambio también ha pedido que se profundice en esta disparidad.

Curbelo, en su intento por aunar a varios partidos regionalistas, invocaría los recuerdos de la Federación Nacionalista Canaria, una coalición electoral dirigida por Juan Manuel García Ramos y formada por varias organizaciones del Archipiélago para las elecciones al Parlamento autonómico de 1999. Ese año no obtuvo representación, pero sí se hizo con tres diputados por Lanzarote en 2003. En los comicios de 2007, la coalición se rompió, puesto que el Partido Nacionalista Canario (PNC) se presentó con Coalición Canaria (CC).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »