El Parlamento de Canarias aprobó hoy la primera ley específica para sociedades cooperativas del archipiélago, que impulsó el Gobierno autonómico a través de la Consejería de Economía, Conocimiento y Empleo. La nueva norma facilita tanto la constitución, como la gestión de este tipo de sociedades: reduce el número de personas socias necesarias para constituir una sociedad cooperativa a tan solo dos y simplifica numerosos trámites de la gestión diaria y algunos menos frecuentes, como los requisitos para la escisión o la fusión de las cooperativas.

La consejera del área, Elena Máñez, agradeció en su intervención final “el interés y el esfuerzo de los diputados y diputadas que formaron parte de la ponencia de la ley para alcanzar acuerdos, transaccionar y, finalmente, incluir mejoras en el texto inicial”. Un texto que ya venía respaldado por el “diálogo exhaustivo que se mantuvo con toda la representación del sector, presente hoy en el Parlamento y a quienes agradezco especialmente su capacidad para aportar siempre en los debates”.

Máñez explicó cómo es la tercera Legislatura en la que se intenta sacar adelante la regulación de las cooperativas en Canarias y destacó el esfuerzo de todo el equipo de la Subdirección de Economía Social del Servicio Canario de Empleo, que fue capaz de refundir las anteriores propuestas en un texto consensuado, para solventar los reparos puestos a los anteriores anteproyectos de ley de sociedades cooperativas, tanto por el Consejo Económico y Social de Canarias, como por el Consejo Consultivo.

La nueva Ley propicia que se puedan constituir cooperativas de vivienda colaborativa, las llamadas ‘cohousing’, y genera un importante impulso en el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación en el ámbito de este tipo de sociedades. Las TIC están presentes en esta Ley con la regulación de su uso para las relaciones externas, bien sea la presentación de cuentas u otras gestiones administrativas, y para las relaciones internas, donde se autoriza, por ejemplo, el voto telemático en las asambleas.

“De este modo” -enfatizó la consejera-, “pretendemos que esta Ley logre, sin perder la perspectiva social que caracteriza a las cooperativas, dotarlas de estructuras modernas y ágiles, que les permitan ser competitivas y, a través de las nuevas tecnologías, puedan localizarse mejor en zonas rurales y alejadas, con lo que pueden convertirse en una fórmula mucho más efectiva que la actual para todo el sector primario”.

Para el departamento de Empleo del Gobierno de Canarias, esta ley, conjuntamente con la ley de economía social, aprobada el pasado mes de junio, dará un salto en la estrategia para el desarrollo de la economía social, con una clara apuesta por empleo estable y de calidad que suele acompañar al modelo de gestión cooperativo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »