Un turista español que llegó a Australia con carne de cerdo y queso en su equipaje se ha convertido en el primer extranjero expulsado del país oceánico en relación a la nueva normativa de bioseguridad que, tras entrar en vigor el pasado 1 de enero, que busca evitar el ingreso de enfermedades y plagas al país, publicaron medios locales este lunes 16 de enero.

En los controles del aeropuerto de Perth vieron que el joven de 20 años, que acababa de aterrizar, llevaba en su equipaje 275 gramos de panceta, 665 gramos de carne porcina y 300 gramos de queso de cabra que no había declarado. A continuación le retiraron la visa de turista y tuvo que regresar a su país. Además, le impusieron una multa de 3.300 dólares australianos (2.124 euros).

«Un viajero internacional ya está pagando el precio», advirtió el Ministerio de Agricultura, Pesca y Silvicultura de Australia en referencia a la nueva ley. Asimismo, agregó que las personas que lleguen al país con productos alimenticios que están prohibidos «se verán afectados por las infracciones de bioseguridad más duras del país hasta la fecha».

El responsable de esa cartera, Murray Walt, aclaró que si el turista «hubiera declarado esos productos, se habrían tomado otras acciones, pero el problema fue que no los declaró». «Espero que este hombre se arrepienta de sus acciones: su visita a Australia terminó antes de comenzar y lo enviaron de vuelta con una multa considerable», añadió.

«Nos tomamos en serio mantener la fiebre aftosa y otras enfermedades fuera del país y los viajeros deben recordarlo cuando intentan entrar en Australia», concluyó el funcionario.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »