El líder de Vox, Santiago Abascal, y el portavoz de la formación, Iván Espinosa de los Monteros, habrían cobrado salarios del exilio iraní durante ocho meses, según informa el diario ‘El País‘.

En total, ambos dirigentes habrían percibido unos 65.000 euros, entre febrero y octubre de 2014, procedentes de donaciones del Consejo Nacional de Resistencia de Irán. Así, Abascal habría cobrado unos 5.000 euros mensuales brutos y Espinosa unos 3.000.

Además, según la citada publicación, entre 2013 y 2014 también recaudaron un millón de euros de estos mismos fondos que habrían dedicado al financiar la campaña de las elecciones europeas y al alquiler de su primera sede.

«No cobré el salario durante ocho meses»

El portavoz parlamentario de la formación de extrema derecha, Iván Espinosa de los Monteros, ha negado la información de ‘El País’ ante los medios en el Congreso. Reconoce que cobró por trabajar en la campaña muy brevemente, pero insiste: «No cobré el salario durante ocho meses».

Espinosa de los Monteros considera que su formación ha explicado «hasta la saciedad» que la campaña de las europeas de 2014 fue apoyada por «gente muy diversa»: un 20% de los fondos, dijo, procedieron de afiliados, mientras que el 80% restante provino del «exilio persa de manera legal, cumpliendo plazos y normativas, de personas perfectamente identificadas, como profesionales liberales que se oponen a un régimen totalitario y terrorista».

Así, ha añadido, visiblemente enfadado con la información, que «ese mismo grupo (del que proceden sus donaciones) fue recibido y saludado, con total naturalidad, por el señor Zapatero y el señor Aznar. No creo que sea un grupo de personas sospechosas. Yo no les conocía, pero comprobamos que no estaban en ninguna lista de terroristas«.