0 0
Tiempo de lectura:3 Minutos, 21 Segundos

El portavoz del Pentágono, John Kirby, ha informado este jueves de que se ha producido una explosión a la entrada del aeropuerto de Kabul, en cuyos alrededores se han agolpado miles de personas desesperadas desde la victoria talibán para intentar salir del país en los vuelos de evacuación internacionales. En las últimos días, varios países habían alertado de la posibilidad de que pudiera producirse un atentado terrorista.

En un tuit, Kirby ha confirmado que la explosión cerca de uno de los accesos del aeropuerto, Abbey Gate, ha sido resultado de un «atentado complejo» que ha causado «varias víctimas estadounidenses y civiles».

También ha informado de «al menos otra explosión en o cerca» del Hotel Baron, a poca distancia de Abbey Gate, y ha dicho que continuará proporcionando más detalles.

El número de víctimas aún se desconoce. Un portavoz talibán ha dicho que la explosión ha matado al menos a 13 personas, incluidos niños, una cifra que también maneja el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia en su primer recuento oficial de víctimas.

La organización humanitaria italiana Emergency, que tiene un hospital en Kabul, ha indicado en Twitter que alrededor de 60 pacientes heridos en el atentado han llegado a su centro quirúrgico.

Fuentes del Gobierno estadounidense han informado a la agencia de noticias Reuters que al menos una de las explosiones parece tratarse de un atentado suicida. En una alerta de seguridad, la embajada de Estados Unidos en Kabul ha dicho que hay informaciones sobre disparos.

Según recoge la BBC, la entrada de la puerta Abbey es donde las tropas británicas han estado ubicadas en los últimos días y era una de las tres puertas que habían sido cerradas tras las advertencias de amenaza terrorista. El Hotel Baron se utiliza como un punto de paso por las naciones occidentales para las evacuaciones, informa la cadena británica.

El Secretario de Defensa de Reino Unido ha dicho que ningún miembro del personal militar o gubernamental británico en Kabul se encuentra entre las víctimas de las explosiones.

Tampoco se han producido daños personales ni materiales entre el contingente que España tiene desplegado en el aeropuerto para la evacuación de los colaboradores afganos y sus familias, según ha confirmado el Ministerio de Defensa en un comunicado.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha condenado el «horrible ataque terrorista» perpetrado en las inmediaciones del aeródromo. «Nuestra prioridad sigue siendo evacuar a tantas personas y tan rápido como sea posible», ha escrito en Twitter.

Los países occidentales habían advertido de un posible ataque al aeropuerto de Kabul en los últimos días de las tareas de evacuación y habían pedido a sus ciudadanos que no se acercaran al aeródromo para evitar una catástrofe.

Jake Sullivan, el asesor de seguridad nacional del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, digo el domingo que la amenaza de un ataque terrorista era «real y persistente». En las últimas horas, Reino Unido, Alemania, Australia o Francia han advertido de que esta situación es factible y han acelerado las evacuaciones de sus ciudadanos y colaboradores del país.

Algunas naciones, entre ellas Dinamarca, Polonia, Canadá o Bélgica, han puesto fin a sus operaciones desde el aeropuerto, y otras han anunciado prevén concluirlas en las próximas horas ante la retirada inminente de las tropas estadounidenses –que tiene como fecha límite el 31 de agosto– y, en muchas ocasiones, alegando un grave empeoramiento de la situación de seguridad en el aeropuerto.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »