07/04/2020

Unai Sordo califica de “indecente” la persecución sindical de Naviera Armas en Canarias

  • La compañía vuelve a los tribunales por el reiterado despido del presidente del comité de empresa
  • Los tribunales han dado la razón al empleado, pero la empresa se niega a readmitirlo

 

El secretario general de Comisiones Obreras, Unai Sordo, calificó este martes de “indecente” la actitud autoritarita de Naviera Armas contra los trabajadores de la compañía, vulnerando sus derechos sindicales, muy particularmente por la persecución al presidente del comité de empresa del personal de tierra de la provincia de Las Palmas, José Juan Santana. En un video distribuido a través de las redes sociales (https://www.youtube.com/watch?v=WM5ARv8npPM), Sordo afirma que “no es tolerable que una empresa, para tratar de condicionar la negociación de un convenio colectivo, tome actitudes antisindicales vulnere los derechos fundamentales, proceda a despedir de forma injusta a representantes de los trabajadores y tenga una utilización temeraria de nuestro sistema judicial”.

Unai Sordo avisa de que el sindicato, con el respaldo de sus más de un millón de afiliados no va a cejar en el empeño de la defensa de Santana hasta que sea readmitido en la empresa y que pueda ejercer la representación de sus compañeros. Este empeño, afirma el secretario nacional de CCOO, no excluye llevar este caso ante las instancias políticas ante lo que considera intolerables “actitudes antisindicales de una empresa de estas características”.

Sordo realizó estas declaraciones ante el inminente juicio que el próximo día 2 de marzo vuelve a llevar a los tribunales a la compañía Naviera Armas para responder por el segundo despido de José Juan Santana, el cual ya había sido despedido en una ocasión anterior y obligado a readmitir por los tribunales. Se trata de un caso de reiterada persecución sindical “impresentable e impropia de una de las navieras más importantes de Europa, que actúa de una forma autoritaria propia del régimen anterior”, según señala el secretario general de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de Comisiones Obreras Canarias (FSC-CCOO), Pedro Costeras.

La persecución del representante sindical se remonta al año 2016, cuando Naviera Armas bloquea la negociación del convenio colectivo del personal de tierra. En el marco del conflicto de esta negociación, la empresa despidió en marzo de 2017 por primera vez a José Juan Santana, presidente de un comité de empresa compuesto, en todos sus miembros, por FSC-CCOO. Se trató, señala Costeras, de un “obvio intento de amedrentar a la plantilla, enviando el mensaje de que si eran capaces de descabezar a su máxima representación, protegido por todas las garantías sindicales, qué no serían capaces de hacer con el resto de la plantilla”.

Un segundo despido

El sindicato presentó una demanda de tutela de derecho fundamental contra el despido, pero cuando se retomó la negociación del convenio colectivo, la empresa convocó en junio de 2017 a José Juan Santana, que siguió ejerciendo legítimamente como presidente del comité de empresa, y le entregó una segunda carta de despido, ejerciendo lo que en el derecho laboral se conoce como un despido “ad cautelam”, previendo que perderían el juicio por el primer despido.

Ese mismo mes, y en el curso del proceso electoral sindical del personal de flota, Naviera Armas ejerce todo tipo de presiones, incluyendo una campaña de despidos, para dificultar que FSC-CCOO pudiera presentar candidatura. Después de una dura contienda judicial se consigue una sentencia en firme, que la empresa no recurre, en la que queda demostrado que uno de los despidos estuvo motivado por la única razón de pertenecer a la candidatura de FSC-CCOO.

Mientras tanto, la justicia declara como improcedente el despido de José Juan Santana, permitiéndole que se reincorpore a la empresa. Sin embargo, Naviera Armas recurre al Tribunal Supremo para impedirlo. El 21 de noviembre de 2019 el Supremo emite un auto en el que no admite a trámite el recurso de la empresa, por lo que el trabajador vuelve a pedir su readmisión y la empresa lo vuelve a negar.

Dilatación del proceso para amedrentar

En septiembre de 2019, y en el marco de un nuevo proceso electoral sindical en el comité de empresa de Naviera Armas-ARTRA en Las Palmas, la empresa procede al despido de 17 trabajadores, 7 de los cuales eran candidatos de FSC-CCOO. En ese contexto, Juan José Santana Araya fue expulsado por la dirección de la empresa de una asamblea electoral de trabajadores que se celebraba en la sede de Naviera Armas en Las Palmas de Gran Canaria. Por este atropello se presentó otra nueva demanda de vulneración de las libertades sindicales cuyo juicio se celebró el pasado día 12 de febrero y se está a la espera de sentencia.

Se da la circunstancia de que en dichas elecciones, FSC-CCOO volvió a alzarse con la mayoría en el comité de empresa y Juan José Santana volvió a ser reelegido presidente del mismo. Pedro Costeras resalta el esfuerzo meritorio de este trabajador que, a pesar de pasar por un “calvario en el que ha agotado ya el subsidio de desempleo y las ayudas, sigue en primera línea del trabajo sindical en defensa de sus compañeros ante los atropellos de la empresa”.

FSC-CCOO teme que tras el juicio del próximo 2 de marzo vuelva a dilatarse todo el proceso, pues es previsible que Naviera Armas lo pierda y recurra al Tribunal Superior de Justicia de Canarias y al Tribunal Supremo para que pasen otros tres años sin que Santana pueda reincorporarse a su puesto de trabajo. Para Costeras, se trata de una meditada estrategia de “utilizar la justicia de forma temeraria para demostrar a la plantilla que por muchas garantías sindicales que tenga su presidente del comité de empresa, ellos pueden descabezarles y ponerlo en la calle”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »