mié. Oct 23rd, 2019

Una veintena de propietarios del edificio Fortaleza (antiguo Las Afortunadas) lleva seis años esperando la sentencia de la Justicia sobre una presunta estafa inmobiliaria

Todo el mundo en La Gomera lo conoce como el edificio de Las Afortunadas, pero en realidad se llama Fortaleza, la misma que tienen sus propietarios para luchar contra una injusticia que les tiene aprisionados desde hace más de seis años. No es extraño que se oigan expresiones como “en La Gomera no puede ser gratis delinquir”, en referencia a la tardanza de la Justicia en dictar sentencia sobre una presunta estafa cercana a los tres millones de euros efectuada por el promotor de una veintena de viviendas en San Sebastián de La Gomera.

Seis años han pasado y tres jueces han pasado por el Juzgado de la Villa sin que se termine de dictar sentencia sobre unos hechos que ocurrieron en 2008, cuando se paró la obra por falta de financiación y fueron denunciados un año más tarde, tras las quejas continuas de los propietarios de unas viviendas y trasteros que hoy tienen luz gracias a motores individuales o agua de obra, al carecer al día de hoy de cédula de habitabilidad. Además, sin ella, las viviendas no pueden ser ni vendidas ni alquiladas.

La comunidad de propietarios tiene denunciado en el Juzgado al promotor Pablo Bencomo, que fue quien empezó la construcción, aunque posteriormente se la vendió a una empresa catalana, Atlanta S.L. Bencomo acusa al banco (BBVA) de desviar dinero de Invescan a Geprocan, empresas vinculadas de sus socios en la construcción del edificio de viviendas.

Cuando se paró la obra, por falta de dinero, los propietarios tuvieron que hacer una derrama de 22.000 a 36.000 euros, tras ampliar las hipotecas con el BBVA, entidad financiera del antiguo edificio Las Afortunadas, luego llamado Goretti y posteriormente, Fortaleza, para continuar la obra y pagar a los proveedores solo el 55% del total de la deuda. La desviación de casi la mitad del dinero invertido en la construcción de la urbanización hizo que se montaran en San Sebastián de La Gomera tres grandes manifestaciones y sentadas frente al banco y a la empresa del promotor, y pese a los continuos intentos en la búsqueda de una solución, los propietarios no tuvieron más remedio que acudir a la Justicia en 2009, sin que hasta hoy haya un pronunciamiento de la misma sobre lo que a priori parece una estafa en toda regla, que los políticos -Ayuntamiento de San Sebastián de La Gomera, sobre todo- tampoco han podido solucionar.

La construcción del edificio comenzó en 2006 y se paró en agosto de 2008, quedando pendientes 11 adosados, de los cuales dos ya estaban vendidos. En 2009 se reactiva la construcción y este se entrega, por el banco, el 22 de junio de 2011, todavía caminando la denuncia por presunta estafa con el promotor inicial.

Tres jueces
Desde el 2009 hasta hoy, por el Juzgado de San Sebastián de La Gomera han pasado tres jueces y ninguno de ellos ha podido acabar la fase de instrucción y, por lo tanto, se sigue sin fecha del juicio, siendo la última notificación recibida por los afectados del 18 de agosto de 2014, con el perjuicio que se haya podido cometer a los propietarios, siendo alguno de ellos discapacitados.

Al día de hoy, casi seis años después de estar terminado el edificio, la veintena de propietarios sigue clamando en el desierto la celebración de un juicio que termine por devolverle casi tres millones de euros y sobre todo la posibilidad de que sus viviendas puedan disponer de luz y agua y de una cédula de habitabilidad que les permita poder venderlas o alquilarlas. Fortaleza no les falta, pese al muro que para ellos está suponiendo la tardanza en la resolución de la Justicia.

NORBERTO CHIJEB | Santa Cruz de Tenerife

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »