12/12/2014

Una isla con salud (I)

Victor Chinea, Diputado de CC por La Gomera

Victor Chinea, Diputado de CC por La Gomera

La sanidad tal y como la conocemos hoy comenzó a caminar en el año 1986 cuando, gracias a una ley aprobada por las Cortes, se ampliaba la cobertura y se mejoraba la calidad asistencial. Desde entonces, todos tenemos atención sanitaria independientemente de nuestro poder adquisitivo o el lugar en el que vivamos. Una vez establecido el sistema, ocho años más tarde, se producen las transferencias, una delegación de competencias que ha hecho mejor la sanidad canaria para toda la ciudadanía, incluido los gomeros y gomeras. La diferencia con el sistema único anterior: las decisiones ya no se tomarían desde el Gobierno de España, un ejecutivo que, en muchas ocasiones, desconocía las peculiaridades de Canarias.

Pues bien, ya desde el momento mismo del establecimiento del Sistema Nacional de Salud, éramos muchos, ciudadanos y organizaciones, los que abogábamos por un nuevo hospital en lugar de hacer ampliaciones y reformas sobre el ya existente, que eran lo que hacían y solicitaban todas las instituciones de La Gomera, al respecto. El nuevo hospital de La Gomera comienza a funcionar en 2010. Es la inversión más importante realizada por el Gobierno de Canarias en la isla, un desembolso presupuestario que ha hecho que los gomeros y gomeras podamos contar con un hospital del siglo XXI, con los servicios informatizados y una atención sanitaria más amplia para la ciudadanía.

Gracias a este hospital, los gomeros y las gomeras hemos experimentado un gran avance en la incorporación de prestaciones que han hecho posible que existan en La Gomera más especialidades tanto médicas como quirúrgicas, que se puedan realizar pruebas funcionales cardiológicas, diagnóstico por imagen, además de contar con laboratorio y prestaciones clínicas en farmacia, sin olvidar el incremento de camas de hospital de día con alta resolución, la unidad de hemodiálisis, la del dolor, la de salud mental y la unidad del paciente frágil.

Sin embargo, no todo son infraestructuras, si resaltar la mejora sanitaria que ha supuesto el nuevo hospital de La Gomera es importante, más importante aún es destacar el trato personalizado que los profesionales sanitarios y no sanitarios de la isla ofrecen a sus pacientes, que intentan facilitar la atención a la salud pese a los recortes derivados de la grave crisis económica que estamos sufriendo o los problemas poblacionales registrados en el último año.

De esta forma, gracias al esfuerzo del Gobierno y de los profesionales, ha habido un aumento en la actividad tanto médica como quirúrgica, lo que ha permitido mejorar el estado de salud y bienestar de los gomeros y las gomeras en menos tiempo, lo que, sin duda, redunda en una mejor calidad de vida. La Gomera ha incrementado sus camas hospitalarias, de despertar, paritorios, hospital de día, consultas externas, procedimientos de especialidades clínicas, sala de diagnóstico por imagen y puestos de atención en urgencias. Desde que el Gobierno de Canarias recibió las Transferencias Sanitarias en 1994 hasta el 2005 se ha incrementado la plantilla un 185%, la más alta del hospital en toda su historia; entre los años 2006 y 2010 se aumentó en 9,15% hasta llegar a un total 167 trabajadores; y, en estos momentos, a pesar de la crisis económica que ha supuesto la reducción de 500 millones de euros en el departamento de Sanidad en esta legislatura, prestan servicio en el hospital unos 275 trabajadores, es decir, la Consejería de Sanidad no ha reducido personal sino que ha seguido incrementándolo, tal y como decía en el discurso de investidura el presidente del Gobierno: “Un gobierno para y por las personas, con la apuesta por el mantenimiento de los servicios públicos esenciales: siendo la “sanidad”. En la isla una realidad.

Al igual que el personal, como es lógico, ha aumentado la cartera de servicios. Ya en el 2007, el hospital Nuestra Señora de Guadalupe tenía unas 25 especialidades médico-quirúrgicas, incluida la especialidad de urgencias. En estos momentos hay un total de 29 especialidades en total, de las que 19 son fijas y 10 lo son a través de especialistas desplazados, casi todas del hospital de referencia. No quiero olvidarme de destacar la incorporación de la especialidad de oncología, la prueba de revisión del marcapasos y la apuesta decidida por la unidad del dolor y la unidad de cuidados paliativos, que intenta lograr un estado de salud y bienestar en menor tiempo. Además de lo anterior, habría que añadir más de 70 profesionales entre médicos de familia, enfermeros, trabajadores sociales, matronas, auxiliares y celadores que prestan servicios en los centros de de salud de Atención Primaria y consultorios locales de la isla. A ello podemos añadir un Servicio de Urgencias Canario (SUC) suficientemente estructurado y dotado tanto de personal cualificado como de ambulancias que asistió a unas 3.347 personas en 2013, de las que 717 se encontraban en situación de emergencia, lo que supone el 1,3% del total del Archipiélago.

En La Gomera, en estos momentos, se prestan más y mejores servicios que cuando se produjo la inauguración del hospital, a pesar de la crisis económica y de los recortes que ha llevado a cabo el Estado en estos años, unos recortes a los que se suma la eterna deuda sanitaria que el Gobierno de España, ocupado por el PSOE y por el PP, tiene con Canarias y que ya alcanza los 1.423 millones de euros.

*secretario insular de CC en La Gomera y diputado por la isla

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »