01/11/2020

“España: Un lobo con piel de cordero”. Así es como se llama el capítulo específico para el Estado español del informe Talking trash. El manual de las empresas sobre las falsas soluciones a la crisis del plástico, elaborado por Changing Markets, organización con la misión de exponer las prácticas empresariales irresponsables e impulsar el cambio hacia una economía más sostenible. Changing Markets integra a otras de más de 15 países y cinco continentes que han coordinado esta investigación que demuestran cómo las grandes empresas de bebidas, alimentación, supermercados, petroleras o petroquímicas maniobran para atajar las legislaciones enfocadas hacia una reducción de residuos, eludiendo su responsabilidad directa en la contaminación que producen.

La investigación pone al descubierto las estrategias de los diez mayores contaminadores de plásticos del mundo: Coca-Cola, Colgate-Palmolive, Danone, Mars Incorporated, Mondelēz International, Nestlé, PepsiCo, Perfetti Van Melle, Procter & Gamble y Unilever. Estas empresas, que tienen una huella conjunta de plástico de casi 10 millones de toneladas al año, no solo no promueven soluciones que contengan esta crisis, sino que usan promesas vacías y soluciones falsas para distraer a personas consumidoras y gobiernos. “Este informe expone la hipocresía de las grandes compañías, que por un lado dicen estar comprometidas con las soluciones, pero por el otro utilizan trucos sucios para seguir usando plástico barato y desechable que contamina el planeta a un ritmo devastador”, ha declarado Nusa Urbancic, Directora de Campaña de Changing Markets Foundation.

La investigación pone al descubierto las estrategias de los diez mayores contaminadores de plásticos del mundo y su capítulo dedicado a España señala directamente a Ecoembes y su estrategia de lobby

El capítulo dedicado a España señala directamente a Ecoembes y su estrategia de lobby junto a los grandes productores y distribuidores de plástico y otros envases como responsable de que los distintos intentos fallidos por parte de las administraciones públicas de volver a instaurar el uso de envases retornables (SDDR), una herramienta que consigue reutilizar y/o reciclar más del 90% de latas y botellas, salgan adelante.

Ecoembes es la responsable de gestionar los fondos recaudados de las tasas que las empresas de envasado pagan para reciclar el plástico. Está controlado por la empresa Ecoembalajes España SA, una poderosa red de empresas que comprende más de 12.000 compañías vinculadas a los plásticos. Las marcas de consumo más destacadas de Ecoembes son Bimbo, Pascual, Campofrío, Coca-Cola, Colgate, Danone, Henkel, L’Oreal, Nestlé y PepsiCo.  Entre sus miembros de envases de plástico están Tetra Pak Hispania, Ciclopast y Ecoacero.  Por último, sus miembros incluye a las grandes cadenas de supermercados, como Alcampo, Carrefour, DIA, El Corte Inglés, Mercadona y SPAR.

La Alianza Residuo Cero, de la que forman parte Ecologistas en Acción, Amigos de la Tierra y Retorna, ha sido la encargada de la investigación en el Estado español. Durante años, estas organizaciones vienen denunciando dicha presión de lobby que ejerce Ecoembes en defensa de sus accionistas, así como denunciando los falsos datos aportados por la empresa o las falsas soluciones al problema del reciclaje. “Uno de los últimos intentos de torpedear la implantación del SDDR en el Estado español es el proyecto Reciclos de Ecoembes, un llamado Sistema de Recompensa (SDR), que premiaría a los que depositen los residuos en el contenedor amarillo o en máquinas que se instalarían en lugares públicos. Es un fraude y una falsa solución más, que no ataja el problema y es un obstáculo en la necesaria e inevitable implantación del sistema de depósito y retorno”, lamenta Carlos Arribas, coordinador del área de Residuos de Ecologistas en Acción.

El informe señala directamente a las técnicas utilizadas por Ecoembes para retrasar o torpedear legislaciones medioambientales en Navarra, la Comunidad Valenciana o Cataluña

En el informe señala directamente a las técnicas utilizadas por Ecoembes para retrasar o torpedear legislaciones medioambientales en Navarra, la Comunidad Valenciana o Cataluña, mediante la presión de patronales de empresas, la realización de informes contrarios a las intenciones de las administraciones o presiones directas a los políticos, como el caso de Mercadona al Gobierno valenciano.

“Invierten muchos recursos en crear un estado de opinión contrario a las alternativas a los plásticos de usar y tirar”, explica a El Salto Alberto Vizcaino, experto asesor de gestión ambiental y bloguero en Productor de Sostenibilidad. Para ello, defiende Vizcaino “han financiado estudios que manipulan los datos, publican estadísticas que no se corresponden con la gestión de residuos basada en contenedores de colores y financia tanto a asociaciones ecologistas y de conservación de la naturaleza como campañas de educación ambiental para conseguir frenar la crítica y dominar el discurso ambiental ante la sociedad y en los medios de comunicación”.

Greenwashing y lobby al mismo tiempo

Según el informe, en los 40 países y regiones de todo el mundo donde el Sistema de Depósito está implantado, se consiguen reutilizar y/o reciclar el 90 % de todos los envases de bebidas, evitando así que acaben abandonados, enterrados o incinerados. Sin embargo, en España, uno de los principales países contaminadores de plástico del mundo, la industria del plástico oculta el alcance real de la crisis del reciclaje de plástico y ejerce presión para impedir la introducción de medidas que aborden eficazmente el problema.

El informe también señala directamente a las técnicas de greenwashing (marketing que intenta mostrar un falso compromiso ecológico) que realizan varias de esas empresas contaminantes, al mismo tiempo que forman parte de organizaciones que, como en el caso de Ecoembes, presionan para debilitar o retrasar las legislaciones que intentan atajar dicho problema con soluciones que no son beneficiosas para la industria. Por ejemplo, la investigación muestra que Coca Cola está comprometida de alguna manera con diez iniciativas voluntarias para resolver el problema de los residuos plásticos. Pero al mismo tiempo forma parte de, por lo menos, siete asociaciones comerciales que han ejercido presión en contra de la implantación de Sistemas de Depósito u otra legislación para regular el uso de plástico de un solo uso.

Soluciones con urgencia

Las organizaciones que han elaborado la investigación denuncian que el modelo en dichos países no puede seguir así, sobre todo en un escenario futuro en el que se espera que la producción de envases plásticos se duplique de nuevo en los próximos 10-15 años. Por lo que también proponen tres soluciones a llevar a cabo lo antes posible.

La primera sería impulsar una legislación que obligue a recoger al menos el 90 % de los desechos plásticos por separado, y reconocer que los Sistemas de Depósito obligatorios son la única forma comprobada y eficaz de lograr altos niveles de reutilización y reciclaje de envases de bebidas. Además, proponen introducir objetivos de reutilización y otros mecanismos que fomenten el uso infinito de  los recursos. Por último, aplicar objetivos de contenido mínimo de material reciclado, ya que esto crea un mercado para el reciclaje de plásticos eficaz.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »