lun. May 20th, 2019

Sí se puede en Valle Gran Rey critica la inseguridad que provoca el alumbrado en Arure

Aunque la sustitución de luminarias se hizo en 2017 y las críticas de la ciudadanía han llegado al grupo de gobierno municipal, no se ha corregido en este tiempo el déficit de luminosidad en la mayor parte del barrio de Arure.

La asamblea local de Sí se puede en Valle Gran Rey critica la inseguridad que provoca el alumbrado en Arure, ya que las luminarias alumbran poco y solo debajo de la farola, y muchos tramos de calles y caminos del barrio tienen una visibilidad escasa, máxime en situaciones con neblina. “Aunque la sustitución de luminarias se hizo en 2017 y las críticas de la ciudadanía han llegado al grupo de gobierno municipal, tanto directamente como por parte de Sí se puede en algunos plenos, en este tiempo no se ha corregido el déficit de luminosidad en la mayor parte de Arure”, explica Carlos Hernández, portavoz de la formación.

“Entendemos las buenas intenciones que tuvo el gobierno en su momento para sustituir el anterior alumbrado por uno más moderno y de bajo consumo, pero ciertamente, las luminarias colocadas tienen una intensidad escasa y solo iluminan debajo de las farolas. Estamos hablando de un barrio con población dispersa y frecuentemente de edad avanzada, con problemas de movilidad y visión, lo que hace más grave esta situación”, argumenta el portavoz.

La asamblea local de la formación ecosocialista considera que se debe estudiar convenientemente soluciones técnicas que aúnen requisitos ambientales y de consumo con las necesidades de los vecinos en cuanto al alumbrado público.
“Nadie conoce mejor un barrio que quienes habitan en él y cuando hay quejas y sugerencias al respecto de un tema, lo más aconsejable es atender esas peticiones porque suelen llevar razón. El proyecto de cambios de luminarias podrá estar firmado por técnicos y cumplir con los requisitos legales, pero es una obviedad que en Arure se hace difícil caminar de noche por falta de iluminación”, abunda Hernández.

Desde Sí se puede se lamenta igualmente que no se haya hecho caso a la petición de que aprovechando las obras de mejora en la GM-1 se trabajara para solventar los claros problemas de accesibilidad, movilidad y seguridad que sufre el barrio respecto al tráfico rodado. La formación recuerda que en diciembre de 2018 se planteó la necesidad de realizar trabajos en la travesía de Arure, puesto que, ante el comienzo de las obras de asfaltado de la carretera GM-1 a su paso por este barrio, no se proyectaron trabajos de acerado, desagües de pluviales y otros aspectos necesarios para asegurar la movilidad y la seguridad de los vecinos y las edificaciones que dan a esta vía, que soporta una densidad de tráfico considerable.

“Entendíamos en su momento que tendría que aprovecharse que se van a hacer las obras de mejora en el asfaltado de esta vía para ir cerrando las actuaciones necesarias para que la seguridad y la movilidad de los viandantes se resuelva de manera definitiva en Arure que soporta la mayor parte del tráfico rodado que entra a Valle Gran Rey, sin que en la mayor parte de la travesía haya acerado ni estén bien planificados los desagües de pluviales de la calzada”, explica el portavoz de la formación de izquierdas.

“Lo propusimos en su momento y lo seguimos reclamando. En Arure se está provocando una situación constante de inseguridad porque las administraciones públicas son incapaces de hacer proyectos con perspectivas integrales que den soluciones a los problemas del barrio. Desgraciadamente para Arure todo son parches e improvisaciones”, finaliza su intervención Hernández.

 

 

Puedes dejar tu comentario con Facebook

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »