02/06/2020

Sí Podemos defiende “medidas recaudatorias excepcionales” para “reducir las desigualdades”

  • El portavoz parlamentario, Manuel Marrero, muestra su oposición a que “las ingentes cantidades de dinero de la RIC se usen para comprar deuda pública u otros fines espúreos”.
  •  “Hay que hacer una revisión progresiva de la fiscalidad en Canarias, combatiendo además el fraude fiscal”.

 

El Grupo Parlamentario Sí Podemos Canarias considera que la crisis social y económica que va a producir la pandemia obliga a “establecer medidas recaudatorias excepcionales”, porque “es un imperativo ético y legal reducir las desigualdades”.

Así lo ha asegurado el portavoz parlamentario, Manuel Marrero, tras la comparecencia de la consejera Economía, Conocimiento y Empleo, Elena Mañez, el pasado martes en el Parlamento de Canarias.

“Las grandes fortunas, que hoy se manifiestan por el madrileño barrio de Salamanca, envueltos en la bandera de España, subidos a un Mercedes descapotable, megáfono en mano, y conducidos por un chofer, seguramente en precario, se opondrán con uñas, dientes y caceroladas a que se les modifique su statu quo”, asegura Manuel Marrero.

Por ese motivo, recomienda a esas personas, tanto en Canarias como en las ciudades del resto del país en las que se están concentrando que “demuestren su patriotismo de pulsera siendo solidarios con la población más vulnerable”.

Desde el Grupo de Sí Podemos Canarias se insiste, por tanto, en que la Reserva de Inversiones de Canarias (RIC) “tiene que ponerse a disposición de la creación de empleo estable y de calidad lo más pronto posible”.

“Al empresariado de nuestras islas, que se ha beneficiado durante años de la RIC, le corresponde ahora arrimar también el hombro. Manifestamos nuestra oposición frontal a que esas ingentes cantidades de dinero puedan ser utilizadas para comprar deuda pública o para otros fines espúreos”, insiste Marrero.

Por otra parte, considera necesario “seguir planteando al Estado el uso del superávit, al que al parecer la ministra Montero ha accedido; plantear el uso de los excedentes de Tesorería de las administraciones locales; negociar la máxima capacidad posible de endeudamiento”.

“Y a la par, hacer una revisión progresiva de nuestra fiscalidad, combatiendo además el fraude fiscal, pues la economía se tiene que poner al servicio de los intereses mayoritarios de la ciudadanía”, asegura.

Por ello, defiende que los fondos públicos “se tienen que destinar a proteger nuestros derechos: a la salud, a la educación y la cultura, a la dependencia, a la lucha contra la pobreza y la exclusión social, a disponer de una vivienda digna, al trabajo digno y estable, a los cuidados de las personas y a los cuidados del territorio”.

“No sólo se trata de acudir con la manguera de bomberos a sofocar el incendio que está provocando esta pandemia, sino también de mirar más allá del final de esta legislatura y comenzar a poner las bases para orientar un cambio de modelo económico, un cambio del modelo productivo, que a medio y largo plazo nos permitan arrojar lastre”, defiende.

Un modelo que, concluye, “favorezca un turismo sostenible y de calidad, de salud, cultura y naturaleza, impulsando un sector primario y una industria que reequilibren nuestro anormal sistema productivo, caminando hacia mayores cotas de soberanía alimentaria y propiciando una industria del conocimiento, de la innovación y del talento”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »