Falta por decidir cuándo y cómo empezará la campaña

Falta por decidir cuándo y cómo empezará la campaña y si intentará hacer un gran acto o buscará un gesto simbólico el primer día. Lo que asegura su equipo es que Pedro Sánchez no tardará en echarse a la carretera cuando tenga una mínima planificación de actos. Sánchez, de momento, ha dicho que se presentará a las Primarias en función de la respuesta que vea entre la militancia, que es su gran baza a jugar. Pero ya dirigentes de varias federaciones le han dado su respaldo esta semana, como Madrid, Castilla y León, País Vasco, Baleares y, por supuesto, Catalunya.

Lo que es seguro, según los más cercanos al ex líder del PSOE, es que no va a tirar la toalla. “Pedro cumple lo que dice, y siempre dijo que a él le puso la militancia y sólo le echaría la militancia”, afirmó un afín al dirigente socialista.

Además, dicho dirigente recuerda que las fuerzas en el Comité Federal siguen 40 a 60, y que Sánchez ha tejido estos dos años una red de complicidades en importantes agrupaciones del PSOE de las federaciones que le echaron como secretario general, fundamentalmente en Andalucía y Valencia. Lo que parece seguro a día de hoy es que “alfombra roja” no va a tener la presidenta andaluza, Susana Díaz, si da el paso para dirigir el PSOE. Eso sí, serían unas primarias a cara de perros.

Su agenda, este lunes, no pasa por Madrid. El exlíder socialista anunció el pasado sábado en Twitter que estará siguiendo hasta el miércoles las elecciones presidenciales estadounidenses desde Washington. «¡Todos/as con Hillary!», escribió Sánchez.