Sánchez presenta la candidatura de Gabilondo para “Gobernar en Serio” frente a la gestión “errática y caprichosa” de Ayuso

0 0
Tiempo de lectura:4 Minutos, 53 Segundos

El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha acompañado este sábado a Ángel Gabilondo, candidato para las elecciones del próximo 4 de mayo en la Comunidad de Madrid, en la presentación de los 50 primeros nombres de la candidatura socialista. En los primeros puestos se han incorporado perfiles técnicos y con mucha experiencia parlamentaria y de gestión de personas como Hana Jalloul, Pilar Llop, Juan Lobato, Irene Lozano, Mónica Carazo o Manuela Villa. Sánchez ha alertado sobre la posibilidad real de que después de los comicios Madrid se convierta en la primera región en Europa donde la ultraderecha consiga entrar en un Ejecutivo y propone un Gobierno “en serio” liderado por Gabilondo frente a otro, ya conocido estos dos últimos años, de gestión “errática y caprichosa” de la actual presidenta Isabel Díaz Ayuso.


 

Este sábado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha presentado junto a Ángel Gabilondo a los primeros 50 nombres de la candidatura que el PSOE presenta a las elecciones de la Comunidad de Madrid después de que la actual presidenta, Isabel Díaz Ayuso, rompiera su Ejecutivo de coalición con Ciudadanos por el miedo infundado a que pudiera prosperar una moción de censura.

Sánchez ha dicho que la irresponsabilidad de los dirigentes del PP de convocar las elecciones en plena lucha contra la pandemia del coronavirus radica en la intención de los populares de “completar el giro extremista mediante una coalición con la ultraderecha”. Este mensaje es uno de los que utilizarán los socialistas en esta campaña para movilizar el voto de la izquierda y que permita, de una vez por todas, desalojar del poder a los conservadores después de más de dos décadas. Para el presidente, ahora los de Pablo Casado no es que quieran la «foto de Colón» ahora buscan «el Gobierno de la foto de Colón«.

Sánchez ha propuesto un “Gobierno en serio” para la Comunidad que acabe con la gestión “errática y caprichosa” de Isabel Díaz Ayuso que en el año largo de lucha contra el coronavirus ha ido oponiéndose sistemáticamente a todas las decisiones que ha tomado el Gobierno de España. Cabe recordar que fueron los primeros en pedir el final del confinamiento duro de los primeros meses de la pandemia, cuando en España fallecían diariamente miles de personas. En la desescalada llevaron al Ejecutivo de Sánchez ante los tribunales por lo que consideraban un castigo para Madrid en la lentitud de levantar las restricciones. Decidieron gastar más de 100 millones de euros en la construcción de un complejo como el Hospital Isabel Zendal en vez de reforzar con personal sanitario un sistema esquilmado por años de recortes en la Sanidad Pública. Y ahora, llaman a la apertura de bares y restaurantes, y se oponen a los cierres perimetrales a pesar de que la región cuenta con los peores datos de España en incidencia de contagios, ingresos hospitalarios y fallecimientos por culpa de la pandemia del Covid-19.

A pesar de todo esto, las primeras encuestas vaticinan un triunfo de Ayuso y del PP gracias al descalabro absoluto de los que hasta hace unos días eran sus socios de Gobierno, Ciudadanos, que corre el riesgo de desaparecer de la Asamblea de Madrid si no consigue el 5% de los votos en los próximos comicios.

Ante esta situación, los socialistas pretenden aprovechar la nueva oportunidad que tienen de conseguir llegar al poder para poner fin a tanto despropósito y a una política de la confrontación de la que los únicos perjudicados son los ciudadanos y las ciudadanas de la Comunidad de Madrid.

Pedro Sánchez ha advertido que hay que evitar que la Comunidad salte a las noticias de los medios internacionales como la “primera región de Europa gobernada por los ultras”. Esto es porque Ayuso no tendrá ningún inconveniente de incorporar a su gobierno, en caso de necesitarlo, a los candidatos de la ultraderecha de Vox, un partido con propuestas ultraconservadoras y con tintes racistas e incluso fascistas.

La alternativa es, para Sánchez, un Ejecutivo liderado por Gabilondo al que se sumen otras formaciones como más Madrid o incluso Podemos, pero renunciando al extremismo.

El líder de los socialistas ha aprovechado su intervención para recordar la gestión de su Gobierno que prepara ayudas directas a la hostelería frente a lapalabrería y el humo” de Ayuso que dice defender al sector pero es el único gobierno autonómico que no ha puesto ni un céntimo para ayudar. Ha recordado igualmente que “no hay economía si no hay salud” y ha incidido en que ahora los principales objetivos son “la vacunación, la recuperación y la protección social” para reflotar cuanto antes la región.

Por este motivo, ha dicho que Gabilondo propone un Gobierno de dos años para luchar contra una situación excepcional que con “estabilidad fiscal” y centrado en lo que es realmente importante en estos momentos. Lejos de la confrontación y del “no a todo” que es lo que pregonan el Partido Popular y su candidata Isabel Díaz Ayuso.

En el acto, también han tomado la palabra el propio Ángel Gabilondo y la número dos de la lista, Hana Jalloul, así como Pilar Llop, presidenta del Senado y el secretario general de los socialistas en Madrid, José Manuel Franco.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »